La Guelaguetza: fiesta recuperada por el pueblo de Oaxaca.

Oaxaca, México. La Guelaguetza – palabra de origen zapoteco que significa “tiempo de dar y compartir” – es la máxima fiesta de los pueblos oaxaqueños. Durante décadas estuvo “secuestrada” por los gobiernos estatales y las instituciones oficiales, hasta que hace cinco años, en medio de la revuelta popular protagonizada por la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), recuperó su carácter tradicional y festivo desde abajo.

El pasado 19 de julio se celebró en el estadio del Instituto Tecnológico de la ciudad de Oaxaca la Guelaguetza Magisterial y Popular 2010. Ésta es la quinta ocasión consecutiva en que la Asamblea Popular de Pueblos de Oaxaca (APPO) y la Sección XXII del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y organizan – con gran éxito – la tradicional fiesta, como una alternativa a la “Guelaguetza oficial” que encabeza el gobierno de Ulises Ruiz, y cuyo costo de acceso por persona es de 400 pesos.

En esta colorida celebración popular participan diversos grupos folklóricos de las siete regiones del estado (Los Valles Centrales, La Sierra Juárez, La Cañada, Tuxtepec, La Mixteca, La Costa y el Istmo de Tehuantepec), quienes portan orgullosos los trajes típicos de sus pueblos y, además de ofrecer al público su música y sus bailes, comparten con éste los productos más representativos de la zona donde habitan: desde pepinos, panes, plátanos y cebollas, hasta piñas y botellas de mezcal.

Fue en el 2006 cuando en medio de un gran conflicto sociopolítico donde cientos de miles de personas exigían la destitución del mandatario estatal Ulises Ruiz, nació la Guelaguetza Magisterial y Popular, organizada por la sección XXII del SNTE y la APPO – asamblea que se conformó precisamente por aquellos días .

A partir de entonces, año con año, el movimiento popular oaxaqueño ha organizado el tradicional evento con el objeto de ofrecer una fiesta gratuita, a donde pueda asistir cualquiera que así lo desee y no sólo quienes tienen la posibilidad de pagar los 400 pesos que cuesta la entrada a la “Guelaguetza oficial”.

De esta manera, se busca conservar el espíritu de participación colectiva que representa la Guelaguetza: “un don gratuito, cuya única obligación es la de la reciprocidad”.

“Realizamos esta Guelaguetza número 5 en un escenario peculiar, importante y de trascendencia política para nuestros pueblos del estado de Oaxaca. Dimos un golpe al tirano Ulises Ruiz con esta Guelaguetza que es el reflejo de la participación de los pueblos. Hoy nuestra Guelaguetza es de los pueblos, para el pueblo y para toda la gente que hoy nos acompaña”, dijeron los organizadores durante la inauguración.

El escenario peculiar e importante de esta Guelaguetza fue la derrota del candidato de la derecha, Eviel Pérez, quien perdió las elecciones para gobernador del estado el pasado 4 de julio. Dicho acontecimiento fue celebrado por las diferentes delegaciones que participaron en la V Guelaguetza Magisterial durante todo el evento; por ejemplo, uno de los versos cantados por la delegación de la región de Miahuatlán (Sierra sur) decía así: “Vamos a hacer un jolgorio, celebremos todos juntos que el PRI ya está en su velorio.”

El estadio del Instituto Tecnológico de Oaxaca, totalmente lleno, albergó – durante las más de seis horas que duró el evento – alrededor de 20 mil personas que pudieron disfrutar gratuitamente los bailes presentados por diversos pueblos oaxaqueños como Putla de Jiménez, Juchitán de Zaragoza y Santos Reyes Nopala.

Además, el sábado y domingo anteriores al “Lunes del Cerro” (nombre que se le da a los lunes de Guelaguetza), la APPO y la sección XXII del SNTE ofrecieron también, de manera gratuita, el convite y la calenda, fiestas populares donde se recorrieron – con acompañamiento de música de banda – diferentes barrios de la ciudad, para finalizar arribando al zócalo, donde se hizo la tradicional quema de toritos y castillos (fuegos artificiales).

Por otro lado, la “Guelaguetza oficial” no fue llevada a cabo este año – como tradicionalmente se había hecho – en el Auditorio Guelaguetza de Cerro del Fortín, sino en el estadio de fútbol Benito Juárez, pues, según informaron varios medios locales, los trabajos de remodelación (en los que se planeaba poner un techo al auditorio), fueron literalmente abandonados por la empresa que la Secretaría de Obras Públicas del estado había contratado para dicho fin.

“Es una tontería querer poner un techo al Auditorio Guelaguetza; la gente va por que le gusta asolearse; además, ya no se venderían los sombreros”, plantea don Sixto, taxista de la ciudad de Oaxaca, y continúa: “(…) pero más tontería es que se pretenda cobrar por entrar a una fiesta que tradicionalmente ha sido del pueblo.”

Doña Socorro Santiago, quien es originaria de Tlacolula y vendió barbacoa durante la Guelaguetza Popular, comparte la opinión de don Sixto: “Esta es una fiesta para el pueblo, no para millonarios.” Socorro dijo también estar “muy contenta con la organización del la sección XXII del SNTE y de la APPO durante la planeación de la máxima celebración de los pueblo oaxaqueños.”

La APPO es una de las más representativas experiencias organizativas del movimiento social mexicano. Nació en junio del 2006, en el marco de una revuelta popular conformada por múltiples organizaciones sociales, ayuntamientos populares y sindicatos que demandaban la renuncia del gobernador del estado, Ulises Ruiz.

El descontento por el fraude electoral que puso en el poder a Ulises Ruiz, la intolerancia del gobierno local a los alcaldes nombrados por usos y costumbres, la nula atención del estado a las demandas sociales, el alto grado de represión contra los movimientos sociales y, sobre todo, la auto organización de los barrios y pueblos indígenas, dio origen a la APPO que, a pesar de la intensa represión padecida, no ha hecho otra cosa que consolidar su fuerza en Oaxaca, donde, después de las protestas del 2006 – una de las expresiones de descontento social más radicales en México en los últimos años –, las relaciones entre la sociedad y gobierno, no volverán a ser las mismas.

http://desinformemonos.org

Advertisements

0 Responses to “La Guelaguetza: fiesta recuperada por el pueblo de Oaxaca.”



  1. Leave a Comment

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s




@twewwter

August 2010
S M T W T F S
« Jul   Sep »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Join 727 other followers

Archivo

Advertisements

%d bloggers like this: