¿Trago amargo en la producción de miel orgánica mexicana?

Quisiera presentar al lector algunos datos relevantes:

-Entre 60 y 90% de todas las especies vegetales requieren de los insectos para su polinización.

-El rendimiento de 87 de los 115 cultivos más importantes para la alimentación mundial aumenta cuando hay polinización por parte de insectos.

-En México hay por lo menos, 1800 especies de abejas nativas.

-México es el sexto productor y tercer exportador a nivel mundial de miel de abeja.

Son éstos datos abrumadores desde todos los puntos de vista: a nivel de diversidad biológica en nuestro país, a nivel agroalimentario, y a nivel de economía nacional.

Sin embargo, hay otros datos que aunque son igual de sorprendentes, resultan deprimentes por la información que arrojan: Desde 2006 se ha venido reportando a nivel científico la disminución drástica en poblaciones de abejas en varias regiones del planeta: En Estados Unidos, varios países de Europa, y Sudamérica. Se manejan varias teorías responsables de la caída en la población: el cambio climático, radiaciones electromagnéticas de aparatos electrónicos de comunicación, plantas transgénicas y pesticidas químicos, enfermedades debidas a virus, entre otras posibles causas.

Diversos trabajos científicos han mostrado que no se conocen los efectos de los transgénicos en animales ‘no-blanco’, mientras que otros indican que hay afectaciones en el desarrollo y tiempo de vida de las abejas.

En el caso de México, ésta información es especialmente alarmante, ya que el país es un importante productor de miel de abeja: el 85% de la producción se exporta a la Unión Europea.

Recientemente se publicó la noticia de que un lote de miel enviado a Europa fue rechazado en Alemania, después de realizar un muestreo se encontraron trazas de polen proveniente de plantas transgénicas en la miel. En 2012, el Tribunal europeo de Justicia decidió prohibir la venta de miel que contenga polen de plantas transgénicas, y en el caso de que el contenido de polen transgénico fuera más del 0.9% exigía que la etiqueta del producto lo indicara.

Desde el año pasado, en la península de Yucatán, específicamente en Campeche, se está librando una batalla entre productores de miel orgánica y la multinacional agroalimentaria Monsanto. Ésta región del país se ha convertido en lugar de cultivo (con el permiso del gobierno mexicano) de variedades de soya y maíz transgénico que ha terminado por contaminar la miel de los apicultores.

Según datos de SAGARPA, Yucatán, Campeche y Chiapas son los estados con mayor número de apicultores, aproximadamente 40 mil trabajadores y sus familias dependen de ésta actividad; el 98% de la miel que se produce en la Península de Yucatán se exporta a la Unión Europea y generan un ingreso económico superior a los 300 millones de pesos por año, un dato importantísimo desde el enfoque del desarrollo sustentable de las comunidades, muchas de éstas indígenas, pero que corre peligro de desaparecer debido a la contaminación transgénica y a las prohibiciones aduaneras europeas.

¿Quién hizo una consulta para saber si estamos de acuerdo en la siembra de soya y maíz transgénicos? ¿Qué haremos cuando no nos permitan vender la miel en Europa? Son preguntas que hacen los apicultores los pobladores de la región de la Península sin encontrar respuesta de las autoridades de gobierno.

Como comparación, Argentina es el segundo exportador mundial de miel, la cual proviene de la región de la Pampa, zona histórica de producción apícola, pero que compite con el cultivo de soya transgénica (más del 20% de la producción mundial). Como es evidente, la contaminación de la miel por el polen transgénico es imposible de evitar. La venta de miel de éste país ha caído estrepitosamente.

Guilles Ratia, presidente de la Federación Internacional de Asociaciones Apícolas, una organización que existe desde hace 115 años, agrupa a 7 millones de apicultores de 111 países, ha alertado de los elevados riesgos que implica la miel contaminada: caída de las economías de los productores, alta mortalidad de las especies de abejas y otros organismos por la contaminación transgénica.

La población mexicana se encuentra ante el riesgo de que el gobierno mexicano apruebe la siembra comercial de maíz transgénico en grandes regiones del norte del país, por lo tanto, además de los peligros ya mencionados a la salud humana, a la biodiversidad, ahora enfrentamos a la sentencia de muerte de la  economía, y de la vida campesina de los productores de miel y sus familias en el sur de México.

*Actualización de último momento: Durante el Debate Público: ‘Maíz Transgénico en México’, realizado en la Facultad de Ciencias de la UNAM el pasado 7 de febrero, Álvaro Mena, un apicultor proveniente de Campeche denunció que el día 6 de febrero, la fumigación de plantaciones de maíz transgénico, produjo la muerte de aproximadamente 1500 colmenas de abejas, provocando la pérdida de la cosecha anual, valuada en 10 millones de pesos, lo cual afecta a 50 apicultores de la región.

Más información:

http://www.uccs.mx/downloads/index.php?id=file_508fdaf2659fb

http://pagina3.mx/al-grano/7810-itrago-amargo-en-la-produccion-de-miel-organica-mexicana.html 

Advertisements

0 Responses to “¿Trago amargo en la producción de miel orgánica mexicana?”



  1. Leave a Comment

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s




@twewwter

February 2013
S M T W T F S
« Jan   Mar »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728  

Join 725 other followers

Archivo


%d bloggers like this: