Además de calor, el cambio climático nos trae… ¡epidemias!

Los efectos del aumento en la temperatura del planeta son ahora inocultables. A través de los medios de comunicación hemos sido testigos de los daños causados por huracanes (por ejemplo, el huracán Katrina), lluvias torrenciales en el sur asiático y en Oceanía, devastación de zonas boscosas por incendios durante la temporada veraniega en zonas de Europa y de Norteamérica, frío y nevadas históricas en regiones de China y Rusia, etc.

En el norte del país desde hace años se sufre una sequía de la cual no se ha previsto fecha de término, mientras que en regiones del sureste y Golfo de México cada año hay inundaciones que afectan a comunidades de estas zonas y en donde solo hay medidas paliativas que no resuelven problemas estructurales.

 La actividad industrial de los últimos 100 años en los países del llamado primer mundo ha hecho que el comportamiento atmosférico del planeta cambie, y lo continuará haciendo. Paradójicamente, los países con menores índices de desarrollo y en los que la población vive en condiciones más precarias están siendo los más afectados por los cambios en el clima a nivel regional, pero también a nivel global.

Para nuestra desgracia, las cumbres que se organizan a nivel internacional para discutir la situación climática planetaria y a la que asisten los ‘líderes’ de muchos países no terminan con propuestas o soluciones reales. En el fondo, dichas cumbres no están concebidas para resolver el problema. Aunque por otro lado, muchos científicos comprometidos han enfocado sus esfuerzos a estudiar y encontrar soluciones reales a los problemas emergentes que trae consigo el cambio climático.

Un ejemplo es la reciente publicación de un estudio por parte de un grupo internacional de científicos procedentes de la India, de Cataluña en el Estado Español, del Reino Unido y de Estados Unidos. Se ha diseñado un modelo que permite predecir las epidemias de malaria, hasta con cuatro meses de anticipación.

En la India, los brotes estacionales de malaria, enfermedad también conocida como paludismo, son provocados por un aumento en las lluvias: la humedad y el agua estancada permiten la propagación de los mosquitos que transmiten la enfermedad originada por un parásito llamado Plasmodium. Anualmente muere más de un millón de personas por esta enfermedad principalmente en África. En México, cada año se presentan casos de malaria en los estados de Chiapas, Oaxaca y en algunas zonas de Nayarit y Sinaloa.

distrib

¿Cómo se relaciona el cambio climático con los brotes de malaria?

Este equipo de investigadores analizó los patrones de cambio en la temperatura de la superficie del mar en el sur del Océano Atlántico y el aumento en el número de casos de malaria en el noroeste de la India entre los años 1985 y 2010. Encontraron que cuando había una temperatura menor a la normal en la superficie del mar al sur del Atlántico en los meses de junio y julio, los casos de malaria encontrados en la India aumentaban hacia los meses de octubre y noviembre ¡Descubrieron la capacidad de predecir epidemias de malaria y esto podría ayudar a las autoridades gubernamentales de la India a tomar medidas para evitar que la enfermedad se propague!

Pero ¿cuál es la explicación detrás del descubrimiento?

La razón del aumento de la malaria en relación a la temperatura de la superficie del mar es que el océano Atlántico sur y la cuenca del océano índico en el noroeste de la India están conectados por corrientes de viento, cuando hay un cambio en la temperatura del mar, es decir, cuando la temperatura baja, hay una alteración de la corriente de aire hacia el noroeste de la India, lo cual produce las lluvias y como dijimos antes, son las condiciones idóneas para el crecimiento del mosquito que transmite la malaria.

Este descubrimiento se suma a una lista creciente de iniciativas que buscan reducir los efectos del cambio climático, pero debemos ser conscientes que mientras no cambie el modelo de desarrollo actual, estamos cada vez más cerca de una catástrofe ambiental de grandes magnitudes, a nivel planetario, y también a nivel nacional. En México hay casos de contaminación que parecerían de película de ciencia ficción, además, cada vez resulta menos extraño enterarnos de brotes de epidemias porcinas, aviares.

Surgen algunas preguntas para la reflexión: ¿Porqué los brotes de gripe aviar-porcina surgen en perdiodos de cambio de estación anual, principalmente invierno-primavera? ¿Estos brotes epidémicos tienen relación con sistemas actuales de producción agropecuaria masiva? ¿Cuál será la siguiente epidemia a la que nos enfrentaremos?

Más información sobre epidemias y su manejo político por parte de los gobiernos:

http://crisisinfluenzaporcina.wordpress.com/

 —

http://pagina3.mx/al-grano/8205-ademas-de-calor-el-cambio-climatico-nos-trae-iepidemias.html

Advertisements

0 Responses to “Además de calor, el cambio climático nos trae… ¡epidemias!”



  1. Leave a Comment

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s




@twewwter

March 2013
S M T W T F S
« Feb   Apr »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Join 726 other followers

Archivo


%d bloggers like this: