Posts Tagged 'agua'

CNI Y EZLN POR LA LIBERTAD DE MARIO LUNA, VOCERO DE LA TRIBU YAQUI.

PRONUNCIAMIENTO DEL CNI Y EL EZLN POR LA LIBERTAD DE MARIO LUNA, VOCERO DE LA TRIBU YAQUI.

Septiembre del 2014.

A LA TRIBU YAQUI:

AL PUEBLO DE MEXICO:

A LA SEXTA NACIONAL E INTERNACIONAL:

A LOS GOBIERNOS DE MEXICO Y DEL MUNDO:

“Exigimos la cancelación inmediata de las órdenes de aprehensión y de la fabricación de delitos en contra de integrantes de la tribu yaqui y condenamos la criminalización de su lucha, diciendo a los malos gobiernos emanados de los partidos políticos, que el río yaqui ha sido históricamente el portador de la continuidad ancestral de la cultura y territorio de la tribu yaqui y los que conformamos el Congreso Nacional Indígena, reiteramos que si nos tocan a unos, nos tocan a todos, por lo que responderemos en consecuencia ante cualquier intento de reprimir esta digna lucha o cualquier otra lucha. (Caracol de Oventic, 7 de julio 2013, comunicado conjunto CNI-EZLN).

No han podido matar a nuestros pueblos. Porque como semillas siguen creciendo. Nos quisieron matar con armas de fuego, como no pudieron, intentaron matarnos con enfermedades, otra vez fallaron. Muchos caminos han usado los poderosos para acabarnos a los indígenas.

Hoy nos quieren matar con eólicas, con autopistas, con minas, con presas, con aeropuertos, con narcotráfico; hoy, sobretodo, nos duele que nos quieran matar en Sonora, con acueductos.

El pasado jueves 11 de septiembre, integrantes, al parecer de la Procuraduría General de Justicia del estado de Sonora, detuvieron a nuestro hermano Mario Luna, vocero de la tribu yaqui, acusándolo falsamente de crímenes que le fueron sembrados; con ello pretenden encarcelar la lucha misma de la tribu yaqui por defender las aguas que en l940, tras una larga guerra, les reconoció como suyas Lázaro Cárdenas y que desde 2010 los dueños del dinero quieren llevarse, a través del acueducto Independencia, pasando por encima de una resolución dada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación y pasando por encima de todos los derechos que los Convenios Internacionales consignan a nuestro favor.

El acueducto Independencia ni en broma es para que los pobres tengan agua y progreso, como lo nombran los de arriba, es para que los ricos se lleven el agua que por siglos le ha pertenecido a los yaquis. En vez de alimentar campos y sembradíos, quieren llevarse el agua para los grandes industriales de Sonora.

Este despojo ha sido la bandera del progreso de los malos gobiernos, con Guillermo Padrés Elías, Gobernador del Estado y Enrique Peña Nieto, supremo jefe de los paramilitares a la cabeza del megaproyecto. Pero así como el dictador Porfirio Díaz proclamó el exterminio de nuestros pueblos, y, particularmente el de la tribu yaqui, en nombre de ese progreso, nosotros sabemos que las palabrerías de Padrés y Peña Nieto son mentiras, pues, que para que estos megaproyectos existan, los pueblos originarios debemos desaparecer, pero de una vez les decimos a los de arriba, que no está dentro de nuestros planes hacerlo. Si detuvieron a nuestro hermano Mario Luna, es porque se negó a venderse, a rendirse, porque ha sido hermano de lucha de todos los que queremos que este mundo cambie abajo y a la izquierda.

Nosotros no les pedimos nada a los malos gobiernos, pues en este momento si les queremos decir en claro una cosa, que la libertad de nuestro compañero Mario Luna no les pertenece y que no se la pueden quitar así nada más. Les decimos que esa libertad es suya y de su pueblo y que tienen que devolver lo que tomaron a la fuerza.

A nuestro compañero Mario le decimos que nosotros caminamos juntos desde hace más de 500 años,  que su tribu camina en la lucha, sin importar si los cobardes gobernantes los llevan como esclavos al otro lado del país, los yaquis vuelven a Vícam, Pótam, Tórim, Bácum, Cocorit, Huiriris, Belem y Rahum, porque ahí es donde su sangre fluye; que nosotros somos yaquis, aunque también seamos zoques o mames o tojolabales o amuzgos o nahuas o zapotecos o ñahto o cualquier otra lengua y como yaquis que somos no vamos a dejar que nos roben nuestra agua y tampoco nuestra libertad.

Exigimos la inmediata libertad de Mario Luna, exigimos la cancelación de las órdenes de aprehensión y la fabricación de delitos en contra de integrantes de la tribu yaqui y, junto con ello, exigimos la libertad de tod@s nuestr@s pres@s y en particular la de nuestros hermanos nahuas Juan Carlos Flores Solís y Enedina Rosas Vélez, presos por el mal gobierno desde abril de este año, acusados igualmente de falsos delitos, con el fin de frenar la lucha del Frente de Pueblos en Defensa del Agua y de la Tierra de Morelos, Puebla y Tlaxcala en contra del proyecto integral de Morelos.

México, septiembre de 2014.

NUNCA MÁS UN MEXICO SIN NOSOTROS.

POR LA RECONSTITUCION INTEGRAL DE NUESTROS PUEBLOS.

CONGRESO NACIONAL INDIGENA.

COMITE CLANDESTINO REVOLUCIONARIO INDIGENA-COMANDANCIA GENERAL DEL EZLN.

La disponibilidad de agua: Una cuestión de poder, patriarcado y capitalismo.

0-girls-playing-with-water-1024_screen

El 22 de marzo de cada año se celebra el día internacional del agua, sin embargo, hay poco que celebrar. Hay muchas cifras y estadísticas que nos secarán la boca. De acuerdo a lo referido por la UNESCO, el 85% de la población vive en las regiones más áridas del planeta. 783 millones de personas no tienen acceso a agua potable, mientras que 2500 millones (aproximadamente un tercio de la población mundial) no cuentan con servicios sanitarios adecuados.

La UNESCO publica que cada día mueren aproximadamente dos mil niños y niñas por enfermedades diarreicas relacionadas con problemas de acceso al agua limpia, la mitad de esas muertes se producen en países de África y de Asia (India, Nigeria, República Democrática del Congo (RDC), Pakistán y China).

En el mundo se utilizan 3542 billones de litros de agua anualmente y como probablemente era de esperarse, Estados Unidos es el país que más agua utiliza per cápita por año: 1730 metros cúbicos (1 metro cúbico=1000 litros). México se encuentra en el 8º lugar entre los países que más agua consumen con 730 metros cúbicos per cápita/año. En la República Democrática del Congo se utilizan 11.5 metros cúbicos per cápita por año, dato que explica directamente el elevado número de muertes infantiles por falta de acceso al agua. Estas cifras encubren un problema con trasfondo político y cultural. En los países capitalistas industrializados, los números sobre la utilización del agua ofrecen una visión del bienestar totalmente diferente, como ejemplo: en el proceso de producción de una hamburguesa se utilizan 2400 litros de agua, si la hamburguesa tiene queso, el consumo de agua aumenta a casi 5000 litros.

Vamos de nuevo a la cruda y seca realidad. En muchos países, principalmente africanos, la tarea de la recolección de agua es realizada principalmente por mujeres y niñas. Ellas invierten más tiempo en la recolección y el transporte del agua que en cualquier otra actividad durante el día, y son ellas y sus hijos quienes frecuentemente pueden hacer menor uso del recurso, pero que son expuestas a la violencia derivada de daños físicos por la ardua tarea, y a agresiones sexuales durante las largas distancias recorridas para colectar agua. El tiempo invertido anualmente en esta labor es mayor al tiempo laboral de toda la población en Francia, en flagrante violación a los derechos a sus derechos laborales e incluso al derecho a la salud maternal.

Volviendo al mundo occidental, está claro que las corporaciones de la industria agro alimentaria no conciben la idea de que el acceso al agua es un problema que involucra y afecta a las mujeres y a las sociedades menos favorecidas. Tal es el caso de la multinacional Nestlé. La corporación lidera la venta de agua embotellada a nivel mundial, y en varias ocasiones directivos de esta empresa han declarado que el agua es un bien que puede ser privatizado y que el acceso al recurso debe tener un costo. En el concepto capitalista de que el agua es un insumo para la producción de alimentos, ésta puede ser producto mercantil. Rematan el discurso llamando a la ‘conciencia’ de que si el agua tuviera un costo monetario, no se desperdiciaría tanto del vital líquido, pero no comentan que el agua embotellada encarece el precio del recurso entre 300 y 1000 veces en comparación con el agua de grifo. Es evidente que la creación de la necesidad artificial y la mercantilización de un bien público puede ser cubierta por las sociedades pudientes del planeta, pero inaccesible a la población de los países del sur.

Otro problema concerniente a la privatización del agua como recurso es la afectación ecológica. En varias regiones del mundo, por ejemplo Brasil y Estados Unidos, Nestlé ha obtenido concesiones para explotar manantiales a precio de regalo. México no es la excepción. Una nota del periódico La Jornada denunció la apropiación por parte de Nestlé-Waters de manantiales que se encuentran en el eje neovolcánico transversal. Estas regiones actúan como ‘fábricas de agua’ para los ecosistemas cercanos y las comunidades que ahí habitan, sin embargo, Nestlé extrae el agua de los manantiales que se encuentran en los volcanes Iztaccíhuatl y Popocatépetl para embotellarla y venderla. Un agravio a un bien de todas y todos los mexicanos.

En 2010, la resolución 64/292 de la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció el derecho humano al agua y señaló que el acceso al agua potable y servicios sanitarios adecuados son esenciales para la realización del resto de derechos humanos.  Es importante recordar esta resolución de la ONU en los contextos del aumento de los conflictos sociales derivados por la escasez de agua,  el calentamiento global que produce la desertificación de grandes áreas en el mundo y  en la voracidad de las empresas transnacionales por obtener ganancias aún a costa de la vida de las personas en todo el mundo.

Más información:

Nota de ‘La Jornada’ sobre la apropiación del agua del Iztaccíhuatl por parte de Nestlé.

http://www.jornada.unam.mx/2011/01/15/agricultura.html

photo

http://pagina3.mx/al-grano/8497-la-disponibilidad-de-agua-una-cuestion-de-poder-patriarcado-y-capitalismo.html

Nestlé: apropiación privada de agua del volcán Iztaccíhuatl, México.

En el volcán la Iztaccíhuatl, el consorcio trasnacional Nestlé –Nestlé Waters– se apropió de manantiales propiedad de la nación para el rentable negocio de la venta de agua embotellada, al tiempo que en el mismo espacio campesinos de las comunidades y ejidos del municipio poblano de Tlahuapan tienen restringido el aprovechamiento de agua para consumo humano y es vedado su uso para la producción agrícola.

Lo más sobresaliente es que la multinacional comercializa el “agua natural de manantial”extraída de mantos acuíferos en una zona en veda, para un negocio del que se desconoce el volumen real del líquido aprovechado, la apertura de pozos y el monto que pagan al país por la apropiación de un bien vital de dominio público, de valor social, económico y ambiental, como se establece en la Ley de Aguas Nacionales.

Vale mencionar que el líquido se extrae de los acuíferos más importantes del país localizados en el Eje Neovolcánico Transversal; 40 de éstos se identifican en la región del Balsas, de los cuales 16 se encuentran en el Alto Balsas donde se localizan los manantiales apropiados por Nestlé, y que son para el estado de Puebla fundamentales, ya que las fuentes superficiales son escasas y de reducido volumen o se encuentran totalmente aprovechadas. Este dato es significativo, toda vez que los crecientes conflictos y la disputa por el líquido se centran en el espacio geográfico del área del Izta-Popo.

La relevancia del espacio socio-natural que habitan las comunidades rurales y sus ejidos de Tlahuapan está asociada a los recursos hidrológicos estratégicos que posee la Sierra Nevada, lo que le confiere un papel destacado para la región más densamente poblada de la República. Estos excepcionales recursos hídricos nacen en la Iztaccíhuatl y el Popocatépetl, principalmente por el deshielo de los glaciares y la precipitación pluvial abundante, por arriba de los mil milímetros promedio anuales. Las corrientes superficiales son abundantes durante la época lluviosa y producen una gran filtración de agua que alimenta las corrientes subterráneas; así, los ecosistemas efectúan los procesos que permiten la recarga de acuíferos que abastecen buena parte de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, del Valle de Chalco, del Valle de Puebla-Tlaxcala y del Valle Cuautla- Cuernavaca (Parque Izta-Popo, 2008).

En este lugar de enorme relevancia hídrica están emplazados los territorios campesinos de los ejidos forestales de Tlahuapan que, mediante el manejo de sus bosques, en un sitio cabecera de cuenca, son considerados “(…) lugares clave como ‘fábricas’ de agua para el resto de los ecosistemas y para la sociedad (…), en los que la captación de agua no depende sólo de la simple precipitación sino del manejo (…) campesino de bosques y suelos, del que depende que en estas regiones se favorezca la evaporación, infiltración y el escurrimiento (Eckart Boege, 2008). No obstante, sus comunidades enfrentan una insuficiente disponibilidad de agua por la decretada veda permanente, pero se privilegia el suministro del agua sobre todo para las ciudades, en particular de Puebla y San Martín Texmelucan, para las embotelladoras de la región y para empresas como la automotriz Volkswagen.

Nestlé posee manantiales que pertenecieron a la empresa mexicana Agua Santa María y probablemente ha perforado pozos en la misma zona. En 2007, el consorcio obtuvo del gobierno federal una nueva concesión en la comunidad de Santa Cruz Otlatla del municipio de Tlahuapan, donde radica la planta de Nestlé, para incrementar la extracción de agua del acuífero. Con la nueva concesión, de acuerdo con una interpretación micro hidrológica del especialista César Solís Gómez, basado en los datos oficiales del Registro Público de Derechos de Agua (Repda), se infiere que sólo con este último manantial de un volumen de 500 mil metros cúbicos al año, se pudieran regar alrededor de diez mil hectáreas o abastecer de agua potable a diez mil habitantes, una cuarta parte de la población total del municipio de Tlahuapan.

Más allá del derecho humano al agua, estos escenarios, tensiones y conflictos se producen por las políticas de acceso, de abasto y de control y por acciones de privatización del agua que condicionan a las sociedades rurales que ven reducidas sus posibilidades de servirse del agua para el desarrollo comunitario y consumo familiar, dada la lógica que concibe el agua como un bien económico para las empresas privadas y multinacionales y genera una desigual distribución de privilegio para las ciudades y descobijo al campo.

De esta manera, se ha propiciado un contexto tirante y de resistencias por la accesibilidad, distribución, control, explotación y privatización del agua, que produce diversas manifestaciones y estrategias locales, así como reacciones como la que expresó con disgusto don Vicente García Guzmán, ex tesorero del comisariado ejidal de Santa Cruz Moxolahuac: “Si producimos agua, las comunidades de abajo nos deben de pagar. ¿Por qué a ellos sí les dan permisos para abrir pozos y a nosotros, que producimos el agua, no? El agua nace en la comunidad y ahora ¡ya no se tienen derechos! ¡Necesitamos agua (…) urge para nuestra población! Los beneficiados son los de abajo. Aquí trabajamos y allá ¿que hacen? Aquí no quieren que perforemos un pozo. ¿Quién hizo la veda del agua?”

Estos hechos también han propiciado en la región de Puebla y Tlaxcala diversas movilizaciones, por lo que se constituyó el frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y Agua Puebla–Tlaxcala.

Así, en este territorio sociohistórico descubrimos por un lado, conflictos y fisuras comunitarias e intercomunitarias por obtener el agua de los manantiales locales, y por el otro, “(…) hasta la lucha por el control del agua, que se debate entre las tendencias privatizadoras del manejo desde la cuenca, manantiales, infraestructura y venta del líquido” (Boege, 2008).

Los considerables fenómenos hídricos en el planeta vislumbran un momento histórico de crisis del agua enlazado con las maneras como el ser humano se ha relacionado con el entorno natural, en particular con el proceso económico de degradación de la naturaleza. Así, el mundo enfrenta problemas críticos de escasez por contaminación no sólo de agua sino de aire, por sobreexplotación, así como pérdida de suelos, efecto invernadero, alteraciones climáticas, entre otros. Todos estos son indicios de los límites a los que ha conducido el modelo de apropiación depredadora de la naturaleza. Es un sistema, el capitalista, que omite la determinación mutua entre el ser humano y la naturaleza, y se expande sin límites en busca de mayores utilidades y acumulación de capital por encima de los ciclos y ritmos de los recursos naturales como son los bosques o el agua.

Alejandra Meza Velarde

http://www.jornada.unam.mx/2011/01/15/agricultura.html


@twewwter

Error: Twitter did not respond. Please wait a few minutes and refresh this page.

January 2020
S M T W T F S
« Sep    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Join 727 other followers

Archivo