Posts Tagged 'CAMPAÑA INTERNACIONAL LIBERTAD Y JUSTICIA PARA ATENCO'

Imágenes. Llegada de América del Valle a Atenco. 18 de Julio de 2010.

Atenco y los pendientes.

El 1 de julio, al liberar a los 12 presos de Atenco, la Suprema Corte de Justicia de la Nación hizo lo que hace mucho no practicaba: impartir justicia. Hay que felicitarse por ello. Pero este acto que satisface a la nación no está exento de pesar. Desde hace cuatro años, muchas mujeres y hombres que no necesitamos haber pasado por las facultades de Derecho para saber lo que significa la justicia pusimos en evidencia no sólo la inocencia de esas personas, cuyo único delito fue defender su tierra y sus modos de vida frente a los intereses del poder, sino que señalamos también la impunidad en la que vive ese mismo poder que las reprimió, encarceló y condenó, y que, durante su detención, violó mujeres.

Después de cuatro años de dolor, de sacrificios, de luchas para resarcir esa injusticia, los verdaderos culpables, que tienen nombre y apellido, no sólo permanecen impunes, sino que, protegidos por el poder, continúan en las corporaciones policiacas o se encumbran en las esferas políticas. El caso más claro es el de Enrique Peña Nieto. Ese gobernador, que fue fundamental para que dicha injusticia se mantuviera durante cuatro años, no sólo permanece en su puesto, sino que, arropado por un PRI tan corrupto como su historia, se encumbra como virtual candidato a la Presidencia de la República.

En este sentido, el resarcimiento de la justicia que acaba de hacer la Suprema Corte no sólo es parcial, sino insuficiente. No basta con haber liberado a unos seres humanos que simplemente nunca debieron haber estado en prisión. Hay, además, que resarcirles esos cuatro años de sufrimiento, castigar a los culpables que cometieron ese delito y cumplir con un sinnúmero de pendientes que antes y después de esa inmensa injusticia han acumulado el Estado, los gobiernos y los partidos.

Desde hace 15 años no he dejado de firmar mis artículos con parte de esos pendientes. A lo largo de esos años, otros tantos agravios que han permanecido impunes y otras tantas traiciones a la justicia se han agregado. Si no los he sumado a mis demandas es porque de hacerlo ocuparían tal espacio que llenarían mi columna. Pero los conocemos, los llevamos en nuestros corazones, los sentimos con una rabia contenida y no hemos dejado de denunciarlos cada vez que la ocasión lo pide. Las columnas de los periodistas y de los analistas honestos de este país están llenas de ellos.

En el caso de los presos de Atenco, nuestro deseo era que esa liberación hubiese llegado antes de que la descomposición del país alcanzara niveles inauditos. Pensamos, de todas formas, que hay que alegrarse porque esa justicia hace despuntar una hoja de verdor en medio del desierto de la injusticia y caer un relámpago en las tinieblas del país. Pero no queremos solamente alegrarnos. Queremos también admirar y creer. Para ello es necesario que la justicia se pruebe antes de que la presión de los que la tienen clara, porque la aman sobre cualquier interés, la mantengan viva a costos muy altos.

Cómo nos gustaría, en este sentido, que el PRI dejara de proteger a criminales como Ulises Ruiz, Mario Marín y Enrique Peña Nieto para que sean procesados como los criminales que son; cómo nos gustaría que el gobierno federal y sus aparatos judiciales dejaran de proteger a los responsables de la muerte de los niños de la guardería ABC y a los asesinos de Acteal, cuyos nombres todos conocemos; cómo nos gustaría ver a los partidos políticos dejar sus corruptelas y sus pactos innaturales para que tengamos elecciones verdaderamente libres; cómo nos gustaría ver el cumplimiento de los Acuerdos de San Andrés para que el EZLN y las organizaciones de derechos humanos no tengan que mantenerse en estado permanente de alerta; cómo nos gustaría ver que la protesta social ya no se criminaliza y que se deja de fabricar delincuentes para proteger a los verdaderos criminales o justificar la ineficiencia de nuestras instituciones. En síntesis, queremos ver que, en el corazón mismo de este México que vive una vergonzosa descomposición, los hombres y mujeres que están encargados de impartir la justicia en nuestra nación comiencen a impartirla con verdad y a corregir lo que toda la nación sabe que hay que corregir para honrar a la justicia.

Es duro saber que las más altas instancias que protegen la justicia de México han dejado este cuidado a ciudadanos que no tienen su autoridad, algunos de los cuales, incluso, como los propios presos de Atenco, han estado privados de la esperanza de la que cualquier justicia vive. Son ellos, que han dado lo mejor de sí mismos en la lucha común y que no perciben los jugosos salarios de nuestros jueces, quienes han tenido la razón y estaban en el bien.

La virtud de la justicia, hay que recordarlo, no es un discurso que se debate en el intrincado bosque de los tecnicismos jurídicos que sólo protegen intereses, sino un acto cuyo sentido, en relación con el bien, es inequívoco. Por ello, la justicia, que es una virtud, no está en el Estado ni en las leyes ni en los partidos ni en la nación, sino en las personas que los integran; una virtud que sólo existe, como en el caso de Atenco, en los justos que la defienden y la hacen valer. Es desde allí que debemos continuar enfrentando nuestros pendientes, que, día con día, son, para nuestra vergüenza, más.

Además opino que hay que respetar los Acuerdos de San Andrés, liberar a todos los zapatistas presos, derruir el Costco-CM del Casino de la Selva, esclarecer los crímenes de las asesinadas de Juárez, sacar a la Minera San Xavier del Cerro de San Pedro, liberar a los presos de la APPO y llevar a Ulises Ruiz a juicio político.

Javier Sicilia.

http://www.proceso.com.mx

CONVOCATORIA. DIA MUNDIAL POR LA LIBERACION DE AMERICA DEL VALLE Y CONTRA LA IMPUNIDAD EN ATENCO.

CONVOCATORIA. DIA MUNDIAL POR LA LIBERACION DE AMERICA DEL VALLE Y CONTRA LA IMPUNIDAD EN ATENCO.

A nuestr@s hermanas y hermanos del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra:

A nuestr@s hermanas y hermanos zapatistas:

A nuestr@s compañer@s del Comité Libertad y Justicia para Atenco:

A nuestr@s compañer@s de La Otra Campaña:

A nuestr@s compañer@s de la Zezta Internazional:

A nuestr@s compañer@s adherentes a la Campaña Internacional en Defensa del Barrio y nuestros aliados de todo el mundo:

La presente es una convocatoria de Movimiento por Justicia del Barrio al Día Mundial por la Liberación de América del Valle y contra la Impunidad en Atenco.

Les damos las gracias por permitirnos compartir esta humilde propuesta. Desde donde estamos en Nueva York, en el otro lado, nos llena de alegria saber que nuestros 12 compañer@s de Atenco han sido liberados. A la misma vez, seguimos llenos de dolor y rabia sabiendo la situacion que enfrenta America del Valle y por la impunidad que sigue en Mexico por todo lo ocurrido en San Salvador Atenco.

Nosotr@s, como mayoritariamente inmigrantes mexicanos que nos vimos forzados a dejar nuestro país para poder sobrevivir y mantener a nuestras familias, entendemos lo que es vivir en el extranjero exiliados por la fuerza y no por gusto, y nos solidarizamos con la situación de América del Valle, quien actualmente se ha visto forzada a solicitar asilo político en el extranjero. Su caso queda pendiente y ella continúa siendo perseguida política por el Estado en Mexico.

Por crímenes que no cometió, ella podría llegar a enfrentar ahora el duro destino de no poder regresar a su país y de vivir sin que su familia pueda verla en un tiempo que no sabe cuándo va a acabar.

Aquí en el este de Harlem, como integrantes de Movimiento por Justicia del Barrio, La Otra Campaña Nueva York, nosotr@s entendemos de eso y nos solidarizamos.

Debido a un sistema judicial que no imparte justicia sino venganzas contra quienes no se dobleguen ante los intereses del mal gobierno, ella ahora es tratada como fugitiva “ilegal” por defender lo que es suyo, como si fuera secuestradora o narcotraficante.

Además, todavía hay decenas de acusados bajo fianza que continúan siguiendo procesos legales ilegales.

Además, todavía falta el castigo a cada uno de los represores incluyendo Vicente Fox y Enrique Peña Nieto y los otros autores materiales e intelectuales de los crímenes de lesa humanidad cometidos contra las comunidades de Texcoco y Atenco.

Todavia falta lograr obtener justicia por los asesinatos de Alexis Benhumea y Javier Cortes, la tortura sexual a las mujeres y la brutalidad policiaca.

La impunidad no ha terminado en Atenco.

Sabemos que la liberación de los 12 ex presos políticos no fue un triunfo  de la justicia que no existe en México, sino de la organización y movilización de tod@s nuestr@s hermanas y hermanos del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, y de nuestr@s herman@s zapatistas en Chiapas, de nuestr@s compañer@s de La Otra Campaña y de otr@s compañer@s de buen corazón en México y en todas partes del mundo. Gracias a todos estos grandes corazones unidos es como seremos capaces de acabar con la impunidad y lograr que América del Valle pueda estar libre en su patria sin ser perseguida como una criminal que no es.

Por ello, proponemos que todos juntos unemos nuestras fuerzas organizando acciones como manifestaciones, marchas, actos callejeros informativos, repartición de volantes, teatro, concentraciones informativas en embajadas y consulados y cualquier otra actividad para realizar el DÍA MUNDIAL POR LA LIBERACIÓN DE AMÉRICA DEL VALLE Y CONTRA LA IMPUNIDAD EN ATENCO el Miercoles, 21 de julio de 2010.

L@s invitamos a que nos sumemos tod@s a esta protesta internacional en el Día Mundial por la Liberación de América del Valle y contra la Impunidad en Atenco. Les pedimos que por favor nos dejen saber, lo mas pronto posible, si aceptan nuestra propuesta y si participaran. Se pueden comunicar con nosotr@s por el correo electronico: movimientoporjusticiadelbarrio@yahoo.com.

Les enviamos un abrazo, lleno de esperanza, unidad y hermandad desde un lugar en Nueva York, un lugar donde nosotr@s vivimos, pero tambien un lugar donde Mexico vive profundamente en nuestros corazones.

Sinceramente, desde La Otra Campaña Nueva York:

Movimiento por Justicia del Barrio.

Entrevista a Ignacio del Valle y Felipe Álvarez por Javier Solórzano.

http://www.atencofpdt.blogspot.com/

http://www.javiersolorzano.com/

Imágenes de Atenco, 4 de Julio de 2010.

http://atencofpdt.blogspot.com

ACTO POR EL TRIUNFO DE ATENCO, DOMINGO 4 DE JULIO, 10 AM, PLAZA CENTRAL DE ATENCO.

Habitualmente solemos decir: ¡venceremos!

Hoy en Atenco podemos decir nuevamente: ¡vencimos!

Para agradecer a todas las organizaciones sociales, civiles, populares, obrero-sindicales, magisteriales, campesinas, estudiantiles, de mujeres, de derechos humanos, ambientalistas; para seguir caminando por la libertad de todos los presos políticos y por la transformación de nuestra Patria; para decir  a todos nuestros hermanos y hermanas de México y el mundo que pueden contar con nosotros en el camino de la Dignidad y el Amor a la lucha, los invitamos al
Acto por el triunfode la liberación de los 12 presos
Domingo 4 de julio a las 10 a.m. en la plaza central de Atenco,
Contaremos con la presencia del Comité Libertad y Justicia para Atenco, así como por los miembros de nuestra campaña, al final realizaremos un baile con bandas solidarias y rebeldes de música.
¡Ahora vamos por América Del Valle!

FRENTE DE PUEBLOS EN DEFENSA DELA TIERRA

http://atencofpdt.blogspot.com

Ordena SCJN liberar a los 12 presos por caso Atenco.

México, DF. Por mayoría, los ministros de la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación declararon la libertad de los 12 detenidos desde mayo de 2006 por los sucesos de San Salvador Atenco, estado de México.

De este modo, los líderes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, Ignacio del Valle -quien fue condenado a 112 años de prisión por secuestro equiparado- y Felipe Alvarez Medina, recluidos en el penal de máxima seguridad del Altiplano,  también quedaron liberados.

La Corte concedió el amparo “liso y llano” a los acusados, por lo cual quedarán libres una vez que la notificación llegue a las autoridades de los penales en donde se encuentran presos.

Los ministros determinaron que en el caso de las doce personas se usaron pruebas ilegales con las que se intentó acusarlos de un delito que no cometieron.

El nombre del resto de los detenidos que obtuvieron su libertad son Óscar Hernández Pacheco, Rodolfo Cuéllar rivera, Julio César Espinoza Ramos, Juan Carlos Estrada Cruces, Édgar Eduardo Morales Reyes, Jorge Alberto y roman Adán Ordóñez Romero, Narciso Arellano Hernández y Alejandro Pilón Zacate.

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2010/06/30/libera-scjn-a-los-12-presos-de-san-salvador-atenco

Concentración en Barcelona por la libertad de los presos políticos de Atenco.

Hoy martes 29 de junio se realizó una concentración en la Plaça de Sant Jaume de Barcelona por la libertad de los presos de Atenco convocada por Mexicanxs en Resistencia y el Grupo de Apoyo a la Zona Costa de Chiapas. Esta concentración se suma a la jornada mundial convocada por el Comité Libertad y Justicia para Atenco y el FPDT (Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra).

Desde mayo de 2006 hasta hoy siguen presas 12 personas, juzgadas y condenadas injustamente por graves delitos. El día de mañana, la SCJN (Suprema Corte de Justicia de la Nación de México), debe resolver sobre el amparo presentado por los propios presos, última posibilidad legal para su puesta en libertad. Con estas acciones exigimos a la SCJN para que así lo haga. A la vez nos solidarizamos con las  demandas de libertad y justicia para Atenco.

De la misma manera se denunció la represión que sufren las comunidades indígenas y los movimientos sociales en otros lugares de la República, como es el caso de Oaxaca, Chiapas, Guerrero…..

Seguiremos pendientes hasta que se consiga la libertad de los 12 presos de San Salvador Atenco así como del resto de presos políticos en México.

Carta de América del Valle, solicita asilo político en la embajada de Venezuela.

Me encuentro ahora en esta embajada en México de la República Bolivariana de Venezuela, pidiendo asilo político después de cuatro años de incesante persecución política en mi contra, de no poder salir a la calle ni ver a mis seres queridos, de no poder volver a mi casa ni a mi pueblo. Cuatro años que han sido de amedrentamiento pero también de indoblegable resistencia. Tengo varias órdenes de aprehensión en mi contra, todos los amparos que he solicitado han sido rechazados por el poder judicial. Para mi, no hay más opciones, menos ahora que la Suprema Corte de Justicia de la Nación está a punto de cometer otra brutal injusticia.

Al pueblo de México:
A los pueblos de la orilla del agua, Atenco:
A mi madre, a mi padre y mis hermanos:
A todas las organizaciones y personas que luchan por la libertad y la justicia en nuestro país:

Han pasado cuatro años desde aquella bárbara agresión del gobierno federal y el gobierno del Estado de México contra nuestro pueblo digno y rebelde de San Salvador Atenco. Desde aquellas salvajes golpizas contra hombres, mujeres y niños; del allanamiento y destrozo de nuestros hogares; el asesinato de Alexis Benhumea y Javier Cortés; el encarcelamiento de más de 200 compañeros; la humillación y violación de decenas de nuestras compañeras durante su traslado al penal; la expulsión del país de amigas chilenas, alemanas y españolas que atestiguaron y sufrieron la represión. Todo, a manos de los cuerpos policíacos estatal, federal y municipal. Todo, ordenado, dirigido y supervisado personalmente desde un lugar situado a unos metros de los hechos, por el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto. Todo, impulsado por la presidencia de la República para cobrarnos la afrenta de haberle impedido arrebatarnos nuestras tierras para cerrar el negocio del sexenio: el de abrir un nuevo aeropuerto con un corredor comercial a todo lujo de varios kilómetros de largo.

Durante estos cuatro años hemos debido luchar y resistir en condiciones sumamente adversas, pero aún así hemos logrado liberar a la mayoría de los presos, han vuelto a su casa la mayoría de los perseguidos y lo más importante es que el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) está vivo y luchando incansablemente por la libertad de los presos que faltan, pero también atento a impedir el despojo de nuestras tierras.

Hoy estamos a escasos días del desenlace jurídico de la lucha por la libertad de nuestros presos. Hemos jugado la última carta legal que tenemos para lograrlo (el amparo definitivo), y la decisión está en manos de la última instancia legal a la que podemos recurrir en México: la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Quisiera equivocarme, pero todo apunta a que en los próximos días, los ministros atenderán a una decisión de Estado: dejar en la cárcel a algunos presos políticos de Atenco. Sacarán a unos cuantos, reducirán las condenas de otros, pero la realidad es que la injusticia prevalecerá. Una decisión con la que especulan tanto el PAN como el PRI; tanto Calderón, como Peña Nieto, padre y creador de toda esta barbarie. Habiendo una decisión de Estado de por medio (como ocurre también en el caso del SME), es muy difícil que la Corte no la acate. Son contados lo jueces dispuestos a desacatar una orden así girada desde el poder. Por temor o conveniencia, por presiones o por intereses. Basta hacer un breve recuento de su reciente actuar:

La SCJN ha dejado libre e impune a un gobernador que en cadena nacional fue evidenciado protegiendo a una red de grandes empresarios pederastas denunciados por Lydia Cacho, el góber precioso no fue ni siquiera molestado por la Corte.

Más de 20 muertos dejó la represión en contra de la APPO en 2006, las fotos de los sicarios de Ulises Ruiz disparando contra el pueblo de Oaxaca aparecieron en la portada de varios diarios de circulación nacional, cuando la SCJN revisó el caso no puso tras la rejas a ninguno de los sicarios y mucho menos ejecutó acción alguna contra el gobernador oaxaqueño.

Liberó, eso si, a paramilitares responsables de la masacre de Acteal, entre ellos, dos asesinos confesos.

En el caso de la guardería ABC, puso por encima la tradicional impunidad de los funcionarios que se enriquecen a costa de abaratar la calidad de los servicios que ofrecen, al profundo grito de justicia emanado del dolor por la muerte de 49 niños.

Ya una vez la Corte discutió el caso Atenco y decidió una aberración jurídica al referir que sí hubo violaciones a los derechos, pero que nadie era responsable de tales.

En nuestra patria no hay justicia. Me parece evidente que la Corte no puede sostener la aberración indefendible del “secuestro equiparado”, lo cual anularía las vergonzosas penas de hasta 112 años de cárcel para nuestros presos. Pero tienen la orden de buscar la maniobra “legal” para que algunos de nuestros compañeros aún no salgan libres, y todo indica que eso es lo que al final decidirán, más allá de la intención honorable de algunos de los jueces de poner fin de una vez por todas a esta profunda injusticia (nuestro reconocimiento a ellos). ¿De qué se trata? De ejercer un castigo ejemplar, descomunal contra los símbolos de la lucha social. Es una forma de advertir a los que se decidan a luchar, a qué se atienen si persisten en su intento. Saben que la situación es inestable. Tienen miedo, tratan de disuadir al pueblo de toda decisión de rebelarse, para atemorizarlo. Y por eso mismo es que creo que hay una decisión de Estado. La clase política requiere mantener la amenaza vigente, y por ahora no hay mejores candidatos para ello que los rebeldes, insumisos e incorruptibles campesinos del FPDT. Pero nosotros no lo aceptamos, queremos justicia, no más engaños de los mercaderes del derecho. No nos vamos a resignar, vamos a seguir luchando, porque en un país como el nuestro, donde se cierran las puertas de la justicia, la alternativa que nos queda es luchar y organizarnos para detener tanta impunidad.

Me encuentro ahora en esta embajada en México de la República Bolivariana de Venezuela, pidiendo asilo político después de cuatro años de incesante persecución política en mi contra, de no poder salir a la calle ni ver a mis seres queridos, de no poder volver a mi casa ni a mi pueblo. Cuatro años que han sido de amedrentamiento pero también de indoblegable resistencia. Tengo varias órdenes de aprehensión en mi contra, todos los amparos que he solicitado han sido rechazados por el poder judicial. Para mi, no hay más opciones, menos ahora que la Suprema Corte de Justicia de la Nación está a punto de cometer otra brutal injusticia.

Los cargos por los que a mi me persiguen, son los mismos y en los mismos hechos que los de mi papá. Y frente a esta decisión de Estado de dejarlo preso, me he visto orillada a tomar esta decisión, el asilo político, para continuar la lucha desde fuera, pero con más fuerza y en mejores condiciones. He logrado evitar ser encarcelada cuatro años, y por supuesto que si no han logrado apresarme, menos aún lograrán que me entregue por delitos que no cometí.

Es al pueblo de Venezuela y a su presidente, a quienes pido ayuda, porque he sido testigo de su alto espíritu de solidaridad hacia los pueblos que sufren injusticia. Muestra de ello son todos los programas que otorga el pueblo venezolano con médicos, profesores, petróleo barato, operaciones de la vista a cientos de miles de pobres en nuestra América, combatiendo al imperio yanqui y al capitalismo depredador con gran fortaleza y dignidad.

Me voy, pero no me rindo. Y desde aquí quiero agradecer al pueblo humilde que me ha protegido y resguardado todos estos años; no tengo con qué pagarles más que con mi lucha y mi fuerza.

Quiero que lo sepa mi pueblo, Atenco, a quien tanto amo y admiro por su valentía, con quien tengo muchos proyectos y espero regresar pronto para concretarlos, junto a mis compañeros. Quiero que lo sepa mi padre y mi madre y toda mi familia, también que lo sepan mis hermanos de lucha de todos los rincones de mi patria que es México:

Si sigo de pie es por todos ustedes, y aunque mañana esté lejos, cuéntenme entre las filas de los que resisten y luchan por un país mejor, por un México sin despotismo político, sin la corrupción, explotación y despojo que hemos sufrido por años, y que ya no estamos dispuestos a tolerar.

Y quiero que lo tengan siempre bien presente: ¡Venceremos! Ahora más que nunca, es momento de unirnos, de pelear juntos contra el enemigo común. Mineros de Cananea, de Pasta de Conchos, pueblo de La Parota y Copala, trabajadores del SME, maestros de la CNTE, estudiantes universitarios, padres de la guardería ABC, de los muertos y las muertas de Ciudad Juárez, familiares de los miles de inocentes asesinados por esta llamada “guerra” contra el narcotráfico, pueblo pobre y trabajador, sin prestaciones, ni buenos salarios, sobreexplotados y humillados, a ustedes me dirijo con todo mi respeto, tenemos que estar juntos, tenemos que acabar de una vez con tanto despojo y represión, tanto de Felipe Calderón, como de quien aspira a ser su sucesor, Enrique Peña Nieto.

Que también lo escuche fuerte y claro el Estado. No pudieron con Atenco y no podrán conmigo. Sigo y seguiré de pie, resistiendo, porque la saña de los de arriba jamás podrá marchitar la rebeldía sembrada y regada por años en la tierra de nuestra nación. Ni sus jueces ni sus medios mentirosos, ni su cárcel ni su persecución, ¡nada detendrá nuestro camino a la justicia y la libertad! En la trinchera que nos toque estar, estaremos con la frente y nuestro puño en alto.

Ni la embajada de la República Bolivariana de Venezuela, ni el Presidente Chávez, ni por supuesto los millones de venezolanos y venezolanas, tienen nada que ver con lo que afirmo. Ellos tienen su lucha propia, la cual admiro y siento como propia, pero nada han tenido que ver con mi decisión de entrar a esta embajada y pedir asilo, lo cual ha sido decisión mía, exclusivamente.

No estoy dispuesta a permanecer más tiempo escondida, acosada, maniatada. Ya son más de cuatro años así, y la situación no tiene visos de cambiar. Mi única alternativa para recuperar la libertad por ahora es acogerme al asilo político por parte de un gobierno realmente democrático y del pueblo; de una pueblo solidario con la rebeldía de sus hermanos de otras tierras. Quiero mi libertad para seguir luchando, para seguir estudiando, para seguir viviendo. Por eso he decidido pedirle al pueblo de Venezuela, a su presidente, Comandante Hugo Chávez, que me acojan en su territorio mientras logro recuperar mi derecho a seguir luchando en mi propio país.

Que el mundo entero voltee a mirar lo que sucede en México. Que observe atentamente lo que está por ocurrir en estos días: que la mayor instancia de justicia de nuestro país, es incapaz de plantar cara ante una decisión de Estado, aún cuando éste cometa la más burda y lacerante de las injusticias.


@twewwter

September 2020
S M T W T F S
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Join 727 other followers

Archivo