Posts Tagged 'Indigenous culture'

Documental: Amazonia, masato o petróleo.

Contexto:

El masato es la bebida que elaboran los indígenas amazónicos con yuca hervida. Lo beben todas las etnias y a todas horas, a las reuniones, celebraciones y por agasajar los visitantes. El masato es la bebida que da identidad a la cultura indígena. El petróleo no. El petróleo, por mucho que debería parecer signo de riqueza, lo es de desestructuración social y cultural, de contaminación, de enfermedad y de muerte. Y si hablamos de petróleo, también hablamos de biodiesel y de los millares y miles de hectáreas que se pretenden incorporar al cultivo de palma aceitera por producir el mal nombrado combustible renovable.

Sinopsis:

“Amazonía, masato o petróleo” quiere mostrar el menosprecio de los poderes políticos y económicos hacia la selva y sus pobladores, porque practican una economía de subsistencia y no son productivos. Quiere denunciar la política del gobierno contra los indígenas y campesinos de la selva, considerados ciudadanos de segunda categoría, que son invadidos, engañados y desplazados de sus comunidades por entregar los recursos a las grandes empresas nacionales y transnacionales con la intención principal de dar satisfacción al Tratado de Libre Comercio en los Estados Unidos de América.

Aun así, la selva ha dicho basta y ha empezado a movilizarse y levantar la voz contra los decretos ley que amparan esta política neoliberal del gobierno. La Amazonía quiere marcar su propio ritmo de crecimiento, reclamar dignidad por las personas y respeto por su cultura.

Ficha Técnica:

Director: Josep Ramon Giménez

Producción: Lliga dels Drets dels Pobles

Asistente de producción: Elisenda Salomó

Guión y realización: Josep Ramon Giménez

Grabación y preproducción: Teleandes Producciones

Director de fotografía: Fernando Valdivia

Montaje y postproducción: Carlos Padilla

Música: Robert Santamaría

Año y país de producción: 2009, Perú.

Idiomas: castellano y chayauita.

Subtítulos: castellano.

Duración: 52 min.

Contacto: indigenes@dretsdelspobles.org

Web: www.masatopetroli.org

Organiza: Lliga dels Drets dels Pobles

http://biodiversidadla.org/Principal/Recursos_graficos_y_multimedia/Video/Video_Amazonia_masato_o_petroleo

Desinformémonos: Hasta siempre Martha.

El 27 de marzo falleció Martha de los Ríos, una guerrera originaria de Chihuahua. Ex comunista, cristiana comprometida y zapatista hasta el final de sus días, Martha deja un legado de congruencia y compromiso. Su sobrina Alicia de los Ríos rehace su andar en este amoroso retrato.

En los duros inviernos de San José de Bachíniva, Chihuahua, nació  Martha De Los Ríos Merino el 21 de enero de 1945, hija primera del matrimonio de Alicia Merino y Gilberto De Los Ríos. Mientras su madre -profesora rural que estudió docencia por correspondencia- salía a organizar diferentes escuelas de la región,  los hijos, Martha, Irma, Irene, Alicia y Gilberto, quedaban a cargo del padre agricultor. La familia De Los Ríos Merino nunca fue como todas las del pueblo, recordaría siempre Martha. Alicia mamá provenía de una familia pobre, magisterial, mientras que Gilberto era hijo de un comerciante pudiente, un agricultor con extensas tierras.

–Siempre preguntaba a mi mamá por qué no tenía una fotografía vestidos de novios, recordaba Martha.

Los primeros años del matrimonio fueron duros. Alicia como profesora y directora de la escuela del pueblo de San José apoyaba al movimiento agrarista de Socorro Rivera, quien luchaba contra los latifundistas de la región de la Babícora. En algún festival que la profesora organizó, Rivera llegó como invitado. La maestra redactó, junto al agrarista, la propuesta para decretar la expropiación de tierras.

Martha y los hermanos siempre tuvieron como referente de justicia a su bisabuelo, Heliodoro Olea Arias, quien desde 1905 entró en comunicación con los hermanos Flores Magón y Juan Sarabia, para participar en el levantamiento armado contra el régimen porfirista. A “Papá Lolo”, como lo llama la familia, lo aprehendieron en Bachíniva el 7 de noviembre de 1905. Lo trasladaron primero a Chihuahua, luego a México, hasta que llegó a la cárcel de San Juan de Ulúa, Veracruz donde permaneció hasta 1908. Heliodoro, al llegar a Bachíniva declararía: “Salí cadáver, pero no gusano”, frase que hizo suya su bisnieta Martha. La oyó cientos, miles de veces de la voz quebrada, ranchera y llorosa de su padre cuando relataba la tortura de Heliodoro en la cárcel. El bisabuelo Olea no terminó sus andanzas con su liberación. Abraham González lo nombraría Capitán del Ejército Libertador durante los inicios de la Revolución Mexicana en el noroeste de Chihuahua.

En ese contexto creció Martha. “Andariega, se la pasaba de visita de casa en casa” la recordarían sus hermanas. En 1959, a los 14 años, salió rumbo a la Ciudad de Chihuahua para ingresar a la Escuela Normal del Estado. La alcanzaría su hermana Irma. Ambas llegaron a vivir con la abuela materna, también profesora. En la normal se encontrarían con cientos de casos como ellas, hijos e hijas de campesinos que por primera vez llegaban a la ciudad para continuar estudios superiores. Entre ellos estaban su propia familia, su hermana Irene llegaría un par de años después, su primo Héctor, Víctor Hugo Rascón Banda y Arturo Gámiz. Toda esa generación de alumnos recuerda el papel importantísimo para su formación del profesor Luis Urías, como un personaje que los guió hacia la educación ética y democrática.

Eran los sesenta y en Chihuahua se vivía una gran movilización en contra de los latifundistas de la serranía donde los estudiantes, la mayoría normalistas, se sumaron a las manifestaciones. Martha siempre platicaría que Arturo Gámiz fue su guía político. La irrupción del Grupo Popular Guerrillero y el posterior asalto al cuartel militar de Ciudad Madera, Chihuahua, impactó profundamente a los estudiantes normalistas, de donde provenían algunos de los guerrilleros muertos durante la acción armada. Martha mantendría la amistad profunda con el resto de la familia Gámiz García, hasta que la persecución los hizo exiliarse fuera del estado.

A mediados de la década de los sesenta el resto de la familia De Los Ríos Merino se trasladó a vivir a Chihuahua, excepto el padre, que iba y venía de San José de Bachíniva. Los amigos de la familia cuentan que esa casa de la colonia Santo Niño los recibía todos los días, tanto para comer, como para dormir. Para fiestas o para reuniones políticas.

Martha debió  terminar sus estudios normalistas en 1965, pero por un año salió de la escuela para pensar qué sería de su vida. Egresó junto a su hermana Irma en 1966. Militante de la Juventud Comunista del Partido Comunista de México, no buscó plaza de maestra, sino que en agosto de ese año viajó a la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas para estudiar en la escuela de cuadros de la Unión de Juventudes Comunistas Leninistas de la Unión Soviética. En la misma delegación estaban  Raúl Jardón, Rosa Rojas y Martha Maldonado, entre otros.  Martha permaneció allá hasta los primeros meses  de 1967.

Al regreso Martha formó parte del ala disidente de la Juventud Comunista, junto a Raúl Ramos Zavala.  Su postura crítica se debió al atraso teórico en la formación de cuadros y a la crítica de los grupos burocráticos en el poder del Partido Comunista Mexicano. Los dirigentes entonces se plantearon desaparecer la Juventud como brazo del Partido. Raúl, Martha y otros, resolvieron desprenderse visibilizando la constitución de organizaciones armadas tendientes al socialismo. Aún dentro de la disidencia, esos y esas jóvenes, entre los que estaban las hermanas De Los Ríos, acudían junto al Frente Inquilinario de los hermanos Güereca a desmontar los terrenos al norte de la ciudad que luego serían ocupados por el Comité de Defensa Popular.

Martha tomó una plaza de maestra en el Valle de Juárez, en la localidad de Guadalupe Distrito Bravos, sector rural cercano a Juárez. Ahí se relacionó tanto con las personas originarias o avecindadas, como con los movimientos sociales que actuaban en Ciudad Juárez. Atea y marxista, Martha siempre tuvo relación con sacerdotes y monjas practicantes de la teoría de la liberación. Acudía regularmente a la Iglesia del Carmen en Juárez, donde el Padre Rogelio Macías daba pláticas de marxismo y organización a empleadas de la maquila.

A principios de los setenta,  en sus idas y venidas por la Juventud Comunista, relacionó a Raúl Ramos con jóvenes juarenses que se encontraban en huelga en el Tecnológico Regional de Ciudad Juárez. Martha tenía cercanía con ellos ya que su hermana menor, Alicia, era estudiante del Tecnológico de Chihuahua y también participaba en las diferentes movilizaciones de los planteles.  En esa época se estaba gestando “La Partidaria”, la cual intentaba unificar a los diversos grupos armados que se crearon a partir de 1969 en México. Martha fue el contacto en Ciudad Juárez de esos jóvenes de Monterrey o Baja California. Por ello, la relación más fuerte que vivió Martha con la guerrilla fue en los albores de lo que después sería la Liga Comunista 23 de Septiembre al lado de Ramos Zavala y Alberto Sánchez Hirales. Tras la muerte de estos, continuó la relación con Ignacio Salas Obregón, Salvador y Luis Miguel Corral García, los hermanos Domínguez Rodríguez, entre otros.

Cuentan sobrevivientes de esa organización armada, que en semana santa de 1973 se fundó el comité regional de la Liga en Ciudad Juárez, hasta donde llegaron Alicia y Martha De Los Ríos, junto con otros muchachos, la mayoría estudiantes del Tecnológico. Sin embargo, Martha era una mujer reconocida dentro de la lucha social regional, por lo que se le consideraba “quemada” y era difícil y riesgoso su paso a la clandestinidad.

Cuando su hermana Alicia, en febrero de 1974, abandonó la casa materna para irse a la clandestinidad, Martha regresó a la ciudad de Chihuahua. Empezó a trabajar en la misma escuela que su hermana Irma, ubicada en la Dale, colonia  marginal a las orillas de la ciudad. Con la ausencia de la hermana que se fue a la guerrilla, Martha acudía regularmente a visitar a los guerrilleros presos que estaban recluidos en la penitenciaría del estado. En marzo de 1977, Martha vio por última vez a Alicia en la ciudad de México. Ella avisó que ya había nacido su hija y que necesitaba que fueran por ella. Diez meses después, se recibieron noticias nuevas de la hermana guerrillera: había sido detenida durante un enfrentamiento por el Politécnico Nacional  en el Distrito Federal. Alicia pudo comunicarse por teléfono desde una vivienda a donde se metió en la fuga huyendo de sus captores y habló a la casa familiar en Chihuahua diciendo: Me van a detener, búsquenme.

Desde entonces, Martha inició el recorrido que comúnmente iniciaron los otros y otras familiares de los desaparecidos políticos, primero de manera individual caminó por oficinas y morgues  gubernamentales, acompañada de amigos o familiares solidarios en el Distrito Federal. Posteriormente encontró a esas señoras, las doñas, madres de familias de otros guerrilleros desaparecidos, de las cuáles ya no se separó. A pesar de la formación política de Martha, su experiencia fue ejemplo de que los familiares de las víctimas no están, y no tienen porque estarlo, preparados para militar de una manera preconcebida por la libertad de sus familiares.  La desaparición de su hermana ocasionó que Martha buscará consuelo en prácticas a las que había sido renuente, como la búsqueda de una fe religiosa. Así, entre oficinas y citas con funcionarios públicos, buscó consuelo junto con familiares en grupos de oración de diferentes iglesias, acudieron con videntes, sacerdotes, pastores, siempre buscando a Alicia. Justo fue el momento en el que Martha encontró a aquellos con los que caminaría el resto de su vida: las Comunidades Eclesiales de Base, la iglesia de los pobres, los jesuitas de la colonia Guerrero en la ciudad de México, los curas rojos como José Llaguno.

Martha y las doñas del Comité de Madres de Desaparecidos Políticos de Chihuahua formaron parte del Frente Nacional contra la Represión, estuvieron presentes en cada movilización de la ciudad de México, huelgas de hambre en Catedral y San Hipólito. Martha se convirtió en madre de Gilberto Sandino el año en que triunfaron los sandinistas. Años después, renunció al magisterio para dedicarse de lleno al Comité.

Los finales de los ochenta serían los momentos más álgidos para el Comité, semana tras semana salían a la plaza Hidalgo, pegaban cartelones en los muros de palacio de Gobierno, tomaban el edificio, se declararon en huelga de hambre dentro de las oficinas del Secretario de Gobernación, marchaban por las céntricas calles y triunfalmente, tomaron la carretera Panamericana que une Chihuahua con Ciudad Juárez. Allá iba Martha con las doñas tomadas del brazo a México, regresaban contentas de haber sido atendidas por Salinas de Gortari, Riviello Bazán y otros funcionarios de la recién creada Comisión Nacional de Derechos Humanos. Martha comprendió la forma de las Doñas para encarar la desaparición de sus hijos: humildes, rogaban por saber de ellos, imploraban a todos los santos encontrarlos. No eran políticas, o así lo creían, solo querían saber de sus muchachos. A partir del gobierno de Zedillo, decidieron que no intentarían volver a ver a ningún funcionario. La movilización sería en la calle, denunciando la existencia de desaparecidos en México por razones políticas.

Pero Martha también llevó la labor del Comité a otros lares. Acompañaron la campaña “Nunca Más” de la cual surgió la Comisión de Solidaridad y Defensa de los Derechos Humanos A.C. (Cosyddhac), fueron parte del Comité Eureka, apoyaron la creación del “Frente Democrático Campesino”,  la movilización de “Mujeres por México”, iniciaron junto con los cristianos comprometidos el “Frente de Consumidores”.

A finales de enero de 1994, recién apareció el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, el Comité recibió una llamada de la cárcel de Parral, Chihuahua. Se trataba de cuatro miembros del EZLN que hacían trabajo político por el norte. Habían sido aprehendidos acusados de robo y atentado contra bienes de la Nación. Martha y las doñas fueron a visitarlos un par de ocasiones mientras movilizaron a las organizaciones hermanas en Chihuahua y el 20 de febrero los compas pudieron salir bajo fianza. Martha y su entonces esposo los llevaron hasta San Cristóbal de las Casas días después. Años después recordaría el Sup por su paso en Chihuahua: “En 1994, en los primeros días del alzamiento, unos compañeros nuestros fueron detenidos aquí, en Chihuahua, cuando intentaban derribar una torre eléctrica. Fueron presos. Y ¿quiénes los sacaron, los cuidaron, los hicieron que fueran libres otra vez? Fueron las Doñas de Chihuahua. Desde entonces, nosotros les mandamos un mensaje: que queríamos adoptarlas como mamás. Siguiendo el modo del Andulio, serían nuestras mamases, porque tienen varias decenas de hijos en las montañas del sureste mexicano. Hijos e hijas.”

Desde entonces, el Comité de Madres no se separó del caminar del EZLN. Martha acudió a la Convención Nacional Democrática, en 1994. En mayo de 1997 acudió gran parte del Comité junto con otros familiares a celebrar el 10 de mayo en la Realidad. En 1999 acudió hasta La Garrucha por los y las zapatistas que vinieron a Chihuahua para la Consulta Nacional. En cada acción zapatista convocada a la sociedad civil, el Comité de Madres estuvo presente.

Posterior al 2000, el Comité de Madres de Desaparecidos Políticos decidió separarse del Comité Eureka. El principal motivo fue que las integrantes no coincidíamos con la lucha electoral a la que apostaba Rosario Ibarra. Para Martha y las doñas era muy claro que si el Comité existía era para la lucha contra la desaparición forzada.

Desde 2003 se inició una pequeña coordinación entre familiares de desaparecidos políticos de Chihuahua, Sinaloa y el Distrito Federal. Como colectivos y coordinación nos adherimos a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y por ende a la Otra Campaña. Las diferencias sobre la búsqueda de los desaparecidos fueron discutidas con el EZLN durante el recorrido de la Otra Campaña, cuando el Sup se reunió con familiares e integrantes del Comité en la casa de la señora Concepción García viuda de Corral, en Ciudad Juárez, Chihuahua, el 1 de noviembre de 2006.  La pelea con los de arriba, la denuncia y organización con los de abajo, serían tarea de familiares y zapatistas, juntos. Martha leía y releía la Sexta, “la estaba esperando” le decía a quien pudiera. En la reunión con los adherentes de Chihuahua, el 30 de octubre, el entonces delegado Zero dijo: “Se supone que yo voy a explicar la Otra Campaña, pero dudo que pueda hacerlo mejor que la compañera Martha de los Ríos, a la hora que hizo su exposición.”

En el 2007, Martha junto con los otros compañeros y compañeras de Chihuahua, recibió a los Comandantes que viajaron en la segunda etapa de la Otra Campaña: Maxo, Guillermo y Yolanda. En julio y agosto del mismo año acudió a la reunión plenaria de la cual surgió la Red Contra la Represión y por la Solidaridad (RvsR), después estuvo presente en el encuentro realizado en los caracoles de Oventik, Morelia y la Realidad. Pareciera que la Otra Campaña le hubiera devuelto el ánimo de organizarse en un contexto de definiciones: ser anticapitalista y anti electoral, de abajo y a la izquierda. En octubre acudió al “Encuentro de los pueblos indígenas de América” en Vicam, Sonora y en diciembre acudió a la reunión de mujeres en La Garrucha, Chiapas.

A partir de este último viaje, a Martha se le diagnosticó una insuficiencia renal. Intransigente como siempre, consecuente con la fe que practicaba y vivía, decidió no recibir diálisis en su cuerpo. Su familia inmediata, respetuosa de la decisión de Martha, intervino como fue posible para atender los males que fue generando la afectación renal. Así, discreta, Martha se fue apartando de la calle, de las reuniones y las movilizaciones. Seguía las noticias desde su casa, vía teléfono o el mundo cibernético. Hacía lo que estaba a su alcance. Albergó en su casa a los compañeros internacionalistas de Askapena (Euskal Herria) que acuden anualmente como observadores a Ciudad Juárez y Chihuahua. En la visita de Sergio Rodríguez Lazcano a Chihuahua para presentar el libro: “La crisis del poder y nosotros”, en noviembre de 2010, Martha pidió a amigos y familiares que le ayudaran a leerlo para poder comentarlo, ya que había perdido casi por completo la vista. Así, en silla de ruedas, acompañó de Chihuahua a Ciudad Juárez la Caravana por la Paz con Justicia y Dignidad, en junio del 2011, junto a los familiares de esos hombres y esas mujeres que, décadas después, han sido desaparecidas bajo la lógica de una violencia irracional desatada con mayor fuerza desde 2006, con la declarada guerra de Calderón. Después de su experiencia de más de 30 años en la lucha por los desaparecidos, para Martha era claro que no se podía esperar respuesta satisfactoria de las autoridades, quería decírselos, sin juzgarlos, tal vez observándose ella misma en retrospectiva.

Martha pasó los últimos días escuchando las risas y los pasos de su pequeño nieto Ismael, rodeada de las imágenes que le significaron su andar por esta vida: retratos de la familia, una copia de la fotografía de Alicia al momento de ser detenida, para que no se le olvidara que debía luchar por su chiquita, decía.  La imagen del Sup que ella arrancó de Gato Pardo convivía con las mantas bordadas a mano de los diferentes caracoles zapatistas.   Todavía unos días antes de partir preguntó: ¿Qué sabes de los compas?

Ahora Martha regresa a San José de Bachíniva, su cuerpo convertido en cenizas reposará junto a sus padres en la capilla familiar. Ahora pienso, después de las múltiples muestras de cariño y respeto para con ella, que Martha no imaginó el valor que tenía su quehacer como cristiana comprometida y activista derecho humanista contra la desaparición forzada. Ella insistía mucho en rememorar sus pasos en esa lejana etapa de preparación de la guerrilla, sin comprender que su posterior quehacer legal, pero opositor, había logrado arrancar a decenas de personas de la prisión, la tortura y la desaparición. En ello y en su solidaridad desbordada, sin límites, se encontraba la esencia de su radicalidad.

 

http://desinformemonos.org/2012/04/hasta-siempre-martha-de-los-rios/print/

México. Tribunal Permanente de los Pueblos: Sobre el asesinato de Bernardo Vásquez.

PRONUNCIAMIENTO ANTE EL ASESINATO DE BERNARDO VÁSQUEZ SÁNCHEZ OPOSITOR AL PROYECTO MINERO DE SAN JOSÉ DEL PROGRESO, OAXACA.

México, D.F. a 16 de marzo de 2012.

A los pueblos de México y el mundo,
A los medios de comunicación,
A las autoridades del Estado de Oaxaca de Juárez,
Al Ejecutivo Federal,

A Bernardo Vázquez Sánchez hace rato que los sicarios de la minera canadiense Fortuna Silver Mines lo andaban buscando para matarlo. ¿Cuántos asesinatos más van a perpetrar para continuar extrayendo el oro de la región e intoxicando mortalmente las aguas del Valle de Ocotlán?

El día de ayer jueves 15 de marzo de 2012 alrededor de las 20:20 hrs, fueron emboscados y atacados a quemarropa con armas de fuego de 9mm los compañeros Bernardo Vásquez Sánchez, quien resultó asesinado después de recibir dos balazos en el pecho, así como su hermano Andrés Vásquez Sánchez quien fue herido de bala en un brazo y la compañera Rosalinda Dionicio, quien también fue herida con dos impactos de bala en la pierna y el hombro; todos ellos miembros de la Coordinadora de Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán (COPUVO), cuando se dirigían a bordo de un automóvil hacia su comunidad fueron interceptados en el crucero de Santa Lucía Ocotlán.

Bernardo Vásquez Sánchez, ultimado en los lamentables hechos de esta noche, era uno de los dirigentes de la Coordinadora de Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán, quienes desde 2008 han rechazado al proyecto minero comandado por la empresa minera Cuzcatlán filial de la empresa canadiense Fortuna Silver Mines. Dicho proyecto minero se lleva a cabo en flagrante violación de lo establecido en el Convenio 169 de la OIT, que estipula la consulta previa, libre e informada para la realización de proyectos en territorios indígenas.

Antecedentes

En repetidas ocasiones los miembros de la COPUVO denunciaron que la empresa minera estaba financiando a grupos armados en la comunidad con el aval del presidente municipal de San José del Progreso (Alberto Mauro Sánchez). Las autoridades estatales hicieron caso omiso a dichas denuncias, al grado de afirmar que el grupo inconforme solamente buscaba desestabilizar a la comunidad, cuando era todo lo contrario.

Esta terrible agresión es la segunda en lo que va de este año en contra los defensores ambientales de la comunidad de San José del Progreso, Ocotlán. El pasado 18 de enero de 2012 el presidente municipal –ahora prófugo de la justicia- Alberto Mauro Sánchez, acompañado de su hermano, Carlos Sánchez Muñoz y el regidor Gabriel Pérez Ruiz, frente a la policía de este municipio agredieron impunemente, con armas de alto poder y uso exclusivo del ejército (R-15), a pobladores de esa comunidad que en ese momento solicitaban información en torno al intento de la empresa minera Cuzcatlán de pasar una tubería destinada a transportar agua de un pozo profundo, ocasionando la muerte del ciudadano Bernardo Méndez Vásquez, (que en eso entonces los sicarios confundieron con el ahora finado Bernardo Vázquez) así como a Abigaíl Vásquez Sánchez, hermana de Bernardo Vázquez Sánchez.

A lo anterior habría que recordar que el presidente municipal de esta comunidad cuenta con una denuncia ante la PGR por la portación y uso de este tipo de armas de alto poder, en otros conflictos violentos previamente ocurridos en esta comunidad, lo que valdría para que dicho personaje fuese cesado de sus funciones y detenido en una cárcel de alta seguridad.

Después de la agresión de enero las autoridades municipales se dieron a la fuga, razón por la cual las autoridades del Gobierno del Estado de Oaxaca se vieron obligadas a tomar las instalaciones de la presidencia municipal de San José del Progreso. No obstante, el grupo de autoridades criminales regresaron recientemente a la comunidad para con todo cinismo seguir atendiendo como “autoridades municipales” en una casa particular ubicada Av. Carranza No 1 esquina con Reforma, dentro de esta comunidad, sin que las autoridades del estado procedieran a detener a este grupo de asesinos al servicio de la empresa minera canadiense. De ahí que los miembros de la comunidad con plena razón atribuyan este nuevo crimen el edil Mauro Alberto Sánchez y demás integrantes del Cabildo de San José el Progreso, así como a Aarón Pérez y Servando Díaz, sin excluir de la responsabilidad principal al propio Gobierno del Estado de Oaxaca precedido por Gabino Cué, que ha permitido que las cosas lleguen hasta este punto.

Bernardo sabía perfectamente que lo estaban literalmente cazando. Aun así no se dejó intimidar en ningún momento y se mantuvo valientemente peleando, junto con sus compañeros de San José, por la defensa de las tierras, aguas y condiciones generales de vida de su comunidad. El pueblo de San José se encuentra actualmente al borde de un estallido social que podría resultar mucho más costoso. Lo cual ya debe estar bien calculado por esta empresa minera, especializada y capacitada en Perú en la implementación de este tipo de ingeniería y el maquillado de este tipo de conflictos supuestamente presentados como comunitarios.

¿Cuántos muertos más tendremos que esperar para que el gobierno federal termine con su criminal y devastadora política de promoción de la mega minería tóxica canadiense?

Ante estos hechos denunciamos:

· Nuestra exigencia a las autoridades estatales y federales la justicia y castigo a los responsables de la muerte de Bernardo Vásquez Sánchez, asesinado el día 15 de marzo del 2012.

· Nuestra exigencia a las autoridades estatales y federales la justicia y castigo a los responsables de la muerte de Bernardo Méndez Vásquez, asesinado el día 18 de enero del 2012 a casi dos meses de su muerte.

· Protección inmediata a la familia Vásquez Sánchez, quien ha perdido a un hijo y dos más han sido heridos de bala, así como a todos los luchadores sociales de la comunidad.

· Responsabilizamos al presidente municipal de San José del Progreso, Alberto Mauro Sánchez y a la empresa minera Cuzcatlán-Fortuna Silver Mines por los cobardes asesinatos de Bernardo Méndez Vásquez y Bernardo Vásquez Sánchez.

· Responsabilizamos al titular del Gobierno de Estado de Oaxaca, Gabino Cué, por la opacidad e indolencia con la que ha actuado ante el conflicto social de San José del Progreso, traicionando su mandato de velar por los intereses populares y no por los de empresas extranjeras.

· Nuestra exigencia al Gobierno Federal la salida inmediata de la empresa asesina canadiense Fortuna Silver Mines del territorio nacional, que desde su llegada es la causante de los actos violentos en la comunidad de San José del Progreso, que ya ha cobrado dos muertos y al menos tres heridos.

Atentamente,

 Asamblea Nacional de Afectados Ambientales.

http://www.tppmexico.org/

México: CONGRESO NACIONAL INDÍGENA: Comunicado urgente.

CONGRESO NACIONAL
INDIGENA

(Comunicado urgente, 4 /XI / 2011)

Al Pueblo de México.

A los Pueblos, naciones, tribus, barrios, comunidades, colectivos y
organizaciones indígenas honestas.

A los medios de comunicación.

A la sociedad civil nacional e internacional.

A La Otra Campaña.

A la Comisión Sezta Nacional e Internacional.

Las autoridades, delegados, comisarios, consejeros, principales, delegados y representantes de pueblos, naciones, tribus, comunidades, barrios, organizaciones y colectivos indígenas honestos participantes en el Congreso Nacional Indígena, Adherentes a la VI Declaración de la Selva Lacandona,  manifestamos nuestra solidaridad con las hermanas y hermanos de los pueblos  Ikoot, Binnizá y Afrodescendientes,  integrantes de la Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIITDTT), que hoy son víctimas de las peores formas de criminalización de su lucha por parte de los malos gobiernos de Felipe Calderón y Gabino Cue, quienes con su mutismo, complacencia, racismo  condescendencia y malinchismo se muestran cómplices de las empresas transnacionales españolas en la violación directa  de derechos de pueblos y comunidades indígenas del Istmo de Tehuantepec, en el marco de la imposición del denominado megaproyecto Corredor Eólico del Istmo.

En Oaxaca, la criminalización y represión de los movimientos sociales ha venido siendo una constante en los gobiernos de José Murat, Ulises Ruíz y Gabino Cué, permitiendo, propiciando  y solapando la existencia y acción de grupos paramilitares prácticamente en todas las regiones del estado, así lo demuestran los casos de San Juan Copala, San Isidro Aloapan, Yosotatu, Tanetze, Xochiapan, Tuxtepec, Unión Hidalgo, Juchitán y la propia Lu’lá’, ciudad de Oaxaca; en estas localidades la acción de grupos armados y pistoleros al servicio de las empresas transnacionales y cacicazgos coludidos con el gobierno del estado en turno han cobrado vidas de un sinnúmero de activistas y luchadores sociales, en su mayoría indígenas. Con toda esta cauda de impunidad a cuestas, resulta aberrante e inexplicable que la ONU haya  entregado recientemente  reconocimientos por la observancia de Derechos Humanos al gobierno del estado de Oaxaca.

Manifestamos
nuestro  repudio a la violenta represión promovida y ejercida  en  contra de la Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIITDTT), por parte de la empresa Desarrollos Eólicos Mexicanos (DEMEX, filial de la española Renovalia Energy), quienes  los pasados 18 y 28  de octubre, acompañados de policías federales y ministeriales agredieron físicamente a compañeras y compañeros de la APIITDTT en los terrenos comunales de Unión Hidalgo y Juchitán, resultando lesionados de dichas acciones represivas, así como el asesinato del C. Reynaldo Ordaz Velázquez, empleado de la empresa DEMEX, originario de la comunidad de La Venta, Agencia Municipal de Juchitán, Oaxaca. Pedimos la investigación de estos hechos descartando la responsabilidad de Rodrigo Flores Peñaloza, en tanto no se encontraba en el lugar de los hechos y puesto que los únicos armados fueron los paramilitares y esquiroles pagados por DEMEX y los policías municipales de La Venta, Oaxaca.

Exigimos
la cancelación inmediata del megaproyecto Corredor Eólico del Istmo, particularmente en los casos de los parajes de Unión Hidalgo (Piedra Larga, Las Palmas, El Llano y Zapotal), así como en el caso del Parque Eólico San Dionisio, que se pretende imponer por la española PRENEAL en la Isla de Pueblo Viejo, ya que en estos dos últimos casos se ha incurrido y se incurre en   la permanente violación de nuestros derechos como pueblos y comunidades indígenas, reconocidos en los Acuerdos de San Andrés, que para nosotros es la máxima Ley de nuestros derechos en México, así como  en el Convenio 169 de la OIT, en la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos Indígenas de la ONU y en la propia Ley de Derechos Indígenas del Estado de Oaxaca.   Las supuestas bondades de la generación de energía limpia, también resultan una falacia pues se han afectado extensiones de montaña baja y manglar en las distintas áreas de la planicie, redundando en pérdidas de acuíferos, soberanía alimentaria y especies en peligro de extinción tanto de aves como de otras especies.

De la misma manera, responsabilizamos directamente a los malosgobiernos, tanto de la federación como del estado de Oaxaca, así como a losgolpeadores y paramilitares contratados por la empresa DEMEX, ante el mutismo y la condescendencia de las autoridades municipales, estatales y federales, por las agresiones y afectaciones físicas y morales que hasta ahora se han dado desde el mes de junio y los pasados 18 y 28 de octubre, así como de las nuevas agresiones  que puedan ser víctimas cualesquier integrante de la Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIITDTT), en particular exigimos el cese el hostigamiento jurídico, se cancelen las averiguaciones previas y posibles y vigentes  órdenes de aprehensión en contra de las compañeras Maribel González Pedro, Guadalupe Castellanos Ramírez, Lucila Bettina Cruz Velázquez, así como de los compañeros Rodrigo Flores Peñaloza y Juan Regalado Martínez.

Los pueblos y comunidades indígenas en lucha y resistencia por la defensa de nuestras tierras y territorios ¡NO SOMOS DELINCUENTES NI NARCOTRAFICANTES¡, por lo que exigimos se suspendan los patrullajes del ejército y la marina de las comunidades de Xadani, Juchitán, Unión Hidalgo y San Dionisio del Mar, así como de la mayoría de las comunidades y ciudades del istmo de Tehuantepec; al igual que en los casos de Michoacán, Guerrero y Oaxaca, demandamos que regresen los militares y marinos a sus cuarteles; no toleraremos más la presencia de la Marina en nuestros territorios y  nuestras casas amedrentando e intimidando a nuestras familias, esposos, esposas, madres, padres e hijos y responsabilizamos directamente a Felipe Calderón de estas acciones anticonstitucionales y de las consecuencias que de ellas se puedan derivar.

Anticipamos que la actual campaña represiva de los malos gobiernos de Felipe Calderón y Gabino Cue, para lo cual recurren al uso de fuerzas militares, marina, paramilitares, policía municipal y esquiroles de la CTM, en contra de nuestros pueblos y comunidades, para despojarnos de nuestras tierras y territorios,  no nos amedrentan ni intimidan en nuestra decisión de reunirnos los pueblos indígenas de México afectados por las empresas transnacionales, para dialogar  y reflexionar sobre posibles soluciones a esta problemática  en nuestro próximo Taller Nacional a realizarse en territorio del pueblo Ikoot, Istmo de Tehuantepec, los próximos 26 y 27 de noviembre; hacemos extensiva la invitación a los adherentes de La Otra Campaña y a las organizaciones civiles defensoras de Derechos Humanos, para observar y  garantizar un buen resultado de este próximo encuentro.

Exhortamos a la sociedad civil oaxaqueña, a los pueblos, naciones, tribus, comunidades, barrios, organizaciones, colectivos y personas honestas indígenas, que representan a la población mayoritaria del estado de Oaxaca, así como a la Sección XXII del SNTE, a promover el diálogo y la organización  desde abajo a fin de evitar el despojo que los malos gobiernos y las empresas transnacionales quieren realizar de las tierras, territorios y recursos de nuestros pueblos.

¡LA TIERRA, LA
MONTAÑA, LOS BOSQUES, LAS PLAYAS,  EL
AGUA Y EL AIRE NO SE VENDEN, SE AMAN Y SE DEFIENDEN¡

¡¡NUNCA MAS UN
MEXICO SIN NOSOTROS¡¡

Por el Congreso Nacional Indígena:

Pueblo Wixárika: Autoridades agrarias y comunitarias de Bancos de San Hipólito, Santa
Catarina Tuapurie y San Andrés Cohamiata, San Sebastián Teponahuastlán
(Jalisco, Zacatecas y Durango); Consejo Regional Wixárika en defensa de
Wirikuta.

 

Tribu Yaqui: Autoridades y gobernadores tradicionales de los ocho pueblos de la
Tribu Yaqui, Sonora, en Resistencia contra el Acueducto ‘Independencia’.

Pueblo Purhépecha: Comunidad Indígena Purhepecha de Cherán;

 Autoridades comunitarias de
Nurío, Michoacán.

 

Pueblo Ikoot: Autoridades Municipales y agrarias de San Mateo del Mar;

Asamblea de Comuneros de Xacambaj, Pueblo Viejo, San Dionisio del Mar,
Oaxaca.

 

Pueblo Nahua: Concejo de Autoridades comunales Autónomas de Ostula, Coire y
Pomaro, de la costa de Michoacán.

Comunidad Indígena de Tuxpan, Jalisco.

Comisariado del Ejido Indígena de Ayotitlán, Mpio. De Cuautitlán, Jalisco.

Consejo de Mayores, Autoridades tradicionales de Ayotitlán, Sierra de
Manantlán, Jalisco.

Comuneros de Milpa Alta, D.F.
en resistencia contra el Arco Sur.

Colectivo Ce-Acatl, D.F.

Pueblo Ñhomdäh: Comunidad de Xochistlahuaca y Radio Comunitaria ‘La palabra del
agua’, Guerrero.

Pueblo Ñhañhu: Comuneros y colectivo cultural y Radio Comunitaria  de San Pedro Atlapulco, Estado de México.

Pueblo Me’pha: Consejo Regional de Autoridades Comunitarias/Policía Comunitaria de
Tlapa, Paraje Montero  y San Luis
Acatlán, Guerrero.

Pueblo Coca: Comunidad Indígena de Mezcala Jalisco.

 Pueblo Ñhu Sabi y Binnizá:
 ConsejoIndígena Popular de Oaxaca- Ricardo Flores Magón (CIPO-RFM), Oaxaca, Colectivo

el Cortamortaja y Radio Arco Iris, Jalapa del Marqués, Oaxaca.

Pueblo Tsotsil y Tseltal:

Plantón defamiliares de presos políticos en Huelga de Hambre por su Libertad, Plaza de laPaz, Catedral de San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

Acompañantes:

Asociación Jalisciense de Apoyo
a Grupos Indígenas (AJAGI, A.C.)

Unidad de Apoyo a Comunidades Indígenas (UACI), Universidad de
Guadalajara.

Asesoría Agraria, A.C.

In Oaxaca, México, a struggle against wind energy companies from Spain.

To the peoples of Oaxaca
To the peoples of México
To the peoples of the world

The voracity and greed of the rich have no limits, and the rich don’t hesitate to spill the blood of campesinos and workers in order to impose their interests. The rebellions against capitalist greed are now spreading throughout the whole world, from Egypt to Chile, and from Greece to the United States, where people are now joining forces with the long, ancestral resistance of the original peoples against colonialist capitalist invaders. Yesterday, October 28, 2011, in Oaxaca, México, the struggle against transnational wind energy companies on the Isthmus of Tehuantepec resulted in the loss of yet another life and in wounds inflicted on 20 people. In some cases, the wounds were very serious.

Yesterday, October 28, 2011 there was a confrontation on the Pan American Highway just outside the La Venta Community in Juchitán, Oaxaca, when a group of thugs and policemen commanded by the La Venta municipal agent Ventura Ordaz Santiago, tried to violently clear a roadblock set up by campesinos opposed to the wind energy project in an effort to prevent the extraction of materials from their land that would be used for the construction of more wind energy parks in the region. The comrades tried to defend themselves from this attack, and in the confusion one of the aggressors was killed and twenty campesinos opposed to the wind energy project were badly wounded. The attack occurred seven days after the campesinos opposed to the project received death threats that were documented by Amnesty International and a few hours after professor Rodrigo Flores Peñaloza, in the city of Oaxaca, publicly denounced the imminent aggression against his comrades. The Gabino Cue State Government of Oaxaca did absolutely nothing to prevent the attack despite repeated denunciations.

The local press and state government officials are now maintaining a suspicious, hermetic silence regarding the events, at the same time that gunmen on the Isthmus of Tehuantepec hunt down the campesino comrades that they hold responsible for the death of the citizen killed yesterday in a quest for vengeance.

In the face of the complicit silence of the Gabino Cue Monteagudo state government, which has already resulted in one death and could unleash even greater violence, we denounce these acts before the men and women of the world, human rights organizations, and social organizations in resistance that are struggling for a better world.

Moreover, we denounce the fact that these acts on the Isthmus are part of the strategy of the Gabino Cue government to set social movements against each other, allow their conflicts to fester, and incite violence between peoples. The aim is to make the plunder of transnational corporations against the indigenous peoples of Oaxaca seem like inter-community conflicts. This has occurred in San Juan Cópala, the Isthmus of Tehuantepec, and is now the government strategy in San Miguel Chimalapa.

We hold these large Spanish companies directly responsible; DEMEX (RENOVALIA), GES SCADA, GAMESA, CIISA.

We also hold the individuals who headed the violent evacuation directly responsible: Pedro Santiago Rasgado, henchman of Ulises Ruiz Ortiz and Ventura Ordaz Santiago, municipal agent of La Venta, Juchitán.

We hold Oaxaca state Governor Gabino Cue Monteagudo and his Secretary of the Interior Jesús Martínez Álvarez responsible for their perverse policy of setting social movements and organizations against each other and instigating fratricidal war between brothers and sisters, indigenous peoples, and poor people, while granting full guarantees and concessions to transnational corporations and rich people in general for their businesses.

We firmly demand the clarification of the events that occurred on the Pan American Highway yesterday, October 28, 2011, and express our confidence in the innocence of our campesino comrades opposed to the wind energy project.

PUNISHMENT FOR ALL GUILTY PARTIES!
NO TO THE TRANSNATIONAL WIND PROJECT!
PUNISHMENT FOR THE KILLER ULISES RUIZ ORTIZ!
JUSTICE FOR OAXACA!

Assembly of the Indigenous Peoples of the Isthmus in Defense of the Land and Territory
VOCAL, Oaxacan Voices Constructing Autonomy and Freedom

Oaxaca de Magon, City of Resistance, October 29, 2011

http://elenemigocomun.net

Chiapas, México: Las FLN-EZLN 42 años después.

“No nos rendimos… no claudicamos… no nos vendimos…”
“Mientras no haya fuerza para romper frontalmente,
el camino zapatista parece ser el mejor:
poner distancia con el Estado,
sus funcionarios, sus instituciones,
 y sus políticas sociales.
Una política así tiene sus costos:
aislamiento, soledad, pobreza.
Se gana, en cambio, dignidad y autonomía:
machetes con los que desbrozan las malezas
de la confusión y abrir trochas en la selva
 de la políticas sociales.”
Raúl Zibechi
Los trabajos para recibir a la Caravana al Sur del Movimiento por una Paz con Justicia y Dignidad me impidieron concluir este artículo dedicado a los 42 años de fundación de las Fuerzas de Liberación Nacional (FLN), madres/padres del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). Efectivamente, de aquel 6 de agosto de 1969 han pasado más de cuatro décadas que, un grupo de combatientes fundaron en la Ciudad de Monterrey las FLN. El 31 de agosto de ese año la dirección de la FLN comunicaban al pequeño grupo de militantes:
Esta lucha será larga y difícil, pero la victoria es segura, y lo decimos porque conocemos la nobleza y miseria de nuestro pueblo, y conocemos también la cobardía y desvergüenza de nuestros enemigos.
 
(…) La orden del día es prepararse y preservarse, y esto implica una constante superación física y moral.
 
La hora de iniciar la lucha final se acerca y debemos estar listos para no perderla.
Que nuestra divisa sea la del indomable guerrillero suriano Vicente Guerrero ‘vivir por la Patria o morir por la libertad’.”
Las FLN tenían como estrategia la “acumulación de fuerzas en silencio” y la táctica no “chocar con el enemigo”, sin embargo, a 5 años de su fundación, en 1974, las FLN recibieron su bautizo de fuego.  El 17 de septiembre de 1973, había muerto – en un intento de secuestro -, don Eugenio Garza Sada patriarca de la oligarquía regiomontana. Se señaló, entonces, a la Liga Comunista 23 de Septiembre como los presuntos responsables del evento. La muerte del empresario desató una verdadera cacería de militantes en los movimientos armados. En monterrey cayó una “casa de seguridad” de las FLN, el 14 de febrero la “Casa Grande” en Nepantla y, más tarde, el primer campamento guerrillero de las FLN en la Selva Lacandona. Para tal efecto, el ejército federal había llevado a cabo la operación Diamante.
Una segunda etapa de las FLN fue la que se cubrió de 1974 a 1983, quizás la más complicada, y se caracterizó por: la persecución de las fuerzas armadas del Estado mexicano, el reacuerpamiento de la FLN, la búsqueda de sus compañeros desaparecidos en la selva, de luchas internas y  “ajuste de cuentas”. [i]
La tercera etapa la podemos ubicar de 1983 a 1994. El 17 de noviembre de 1983 un pequeño grupo de combatientes fundó al sur de la Laguna Miramar, en el cerro Chumcerro y sin una ceremonia especial el segundo núcleo guerrillero Emiliano Zapata en un campamento al que llamaron La Garrapata. En 1985,  Marcos se sumó al grupo armado en la selvaHabía cumplido 28 años.
Para entonces habían pasado 9 años de la celebración del Congreso Indígena de 1974. Evento que animó la lucha de los derechos de indígenas y campesinos y que derivó, con mucha fuerza en  la lucha por la tierra, la comercialización justa de sus productos, la salud y la educación. El trabajo pastoral de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, orientado por la Teología de la Liberación y la Opción Preferencial por los Pobres, el trabajo de diversas organizaciones políticas y político militares de la izquierda mexicana desarrollaron el trabajo de la organización y movilización indígena y campesina en medio de una brutal represión de las fuerzas armadas del Estado,  de los rancheros y sus grupos armados conocidos como las “guardias blanca”. Se formaron diversas organizaciones campesinas e indígenas “amplias y abiertas” como: la Quiptic ta Lecubtesel (que derivó en la Aric Unión de Uniones), la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC), la Unión de Ejidos 10 de Abril y la Organización Campesina Emiliano Zapata (OCEZ). Estas organizaciones transitaban por tres caminos: “la palabra de Dios”, la “lucha política” y la “lucha económica”. Con la llegada de las FLN iniciaron su camino por la cuarta vía: la armada. En algún momento Marcos comentó: “… lo único que hicimos nosotros fue ponerle un gatillo a la esperanza”.
Así fue. Después de ese noviembre de 1983, las FLN iniciaron un proceso de “10 años de silenciosa acumulación de fuerzas”.  Organizaron a la población y el territorio desde una perspectiva político militar, crearon al Ejercito Zapatista de Liberación Nacional y se prepararon para la guerra. No fue nada sencillo. Marcos comentaba: “luego veíamos como que se caía todo”. La Caída del Muro de Berlín, la declaratoria de la “inviabilidad e la lucha armada” y el proceso de pacificación en Centroamérica complicaron el proceso. Varios “actores sociales” participamos en el intento des-animar a la población de la “lucha armada”. Como pudieron ver el 1 de enero de 1994… ¡Fracasamos! Después de 12 días de guerra y el “cese al fuego unilateral” del gobierno federal, Marcos declaró a la prensa: “lo que sigue es un largo periodo de lucha política”.
Esa declaración marcó una cuarta etapa del zapatismo en Chiapas. Salvo el despliegue político militar del EZLN en diciembre de 1994 y algunas acciones militares de autodefensa – en respuesta a la criminal política militarista y paramilitar de la dupla Zedillo-Croquetas Albores -, esa cuarta etapa se va caracterizar por iniciativas políticas y de paz cuyas tareas concretas quedaron establecidas de la II a la VI declaraciones de la Selva Lacandona. Un periodo en el cual, también vamos a conocer una serie de comunicados y documentos en cuyo contenido está el soporte Ético, el análisis y los aportes teórico políticos del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional.
El pasado 6 de agosto marcaron en el calendario 42 años de ese proceso de organización-lucha-resistencia… 42 años después, las FLN y el EZLN no son los mismos.
El EZLN en el 2011
¿Qué es del EZLN? ¿Existe? ¿Y Marcos? ¿Que ya se vendió? ¿No se sabe nada, no se oye nada? ¿Existe algún libro que de cuenta del EZLN hasta la actualidad? Son preguntas recurrentes cuando el EZLN y su vocero “guardan silencio”. Suelo responder en serio y en broma… Mmmm… “Marcos ha de estar tirado en su hamaca”… “Anda en Francia con su novia”… “De año sabático”… A veces sigue una larga charla, sobre todo con los grupos de estudiantes que siguen llegando para conocer y aprender del proceso zapatistas… o corto por lo sano: ¿Sabeeeeeer?
Para esto, va la versión breve, puntual y actual del EZLN al 2011, o mejor dicho, de la Autonomía de los pueblos Zapatistas del EZLN en Chiapas que se sustenta en:
– La participación de miles de mujeres, hombres conocidas como “bases de apoyo”. Si ponemos atención, al final, podremos ver que es soporte fundamental de ese proyecto son las mujeres – de todas las edades -, y sus quehaceres cotidianos.
– Cientos de comunidades indígenas de Chiapas y muchos más que cientos de comités responsables de organizar, dirigir y todas y cada una de las actividades cotidianas de esas comunidades.
– Los Consejos de Gobierno de los Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas (MAREZ) unidades político administrativas que regulan y tienen bajo su jurisdicción y un número determinado de comunidades zapatistas.
– Las Juntas de Buen Gobierno (JBG), unidades político administrativas en 5 sedes llamadas Caracoles que regulan y tienen bajo si jurisdicción un número determinado de MAREZ.
– Sistemas de salud (con un mejor modelo de atención que el de Sector Salud del gobierno federal) y educativos en cada uno de los Caracoles, es decir, en los territorios de las JBG.
– Sistemas de comunicaciones (civil y estaciones de radio comunitarias), transporte.
– Sistemas de comercio local y regional.
.- Unidades de producción agrícola, familiar tradicional, colectiva (sobre todo en predios recuperados).
– Unidades de producción colectiva de mujeres.
– Y en su ejército, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional.
Una de sus últimas muestras de organización, capacidad de movilización, resistencia y de enorme solidaridad la dieron el pasado 7 de mayo cuando más de 25 mil “bases” se concentraron en San Cristóbal de Las Casas en apoyo al Movimiento por una Paz con Justicia y Dignidad. Para las mujeres, los hombres y los niños de las comunidades más lejanas de la Ciudad de Las Casas, la jornada inició a las 2 de la mañana del día 7 de mayo y concluyó a las 2 ó 4 de la mañana del día 8. Después de de 17 años de resistencia miles de zapatistas del EZLN se movilizaron con sus propios recursos. En fin, Marcos ha dicho, palabras más, palabras menos: “al final de nuestra jornada nuestro parte de guerra será: no nos rendimos, no claudicamos, no nos vendimos…” 

[i] Para mayor información ver los excelentes trabajos Adela Cedillo sobre las Fuerzas de Liberación Nacional: El fuego y el silencio. Historia de las FLN (1979-1974)El suspiro del silencio. De la Reconstrucción de las Fuerzas de Liberación Nacional a la fundación del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (1974-1983). El siguiente estudio de la trilogía de Adela Cedillo abarcará el periodo de las FLN-EZLN de 1983 a 1993.  

http://alainet.org/active/49855

Oaxaca. Posicionamiento de organizaciones oaxaqueñas sobre Ley de protección al maíz.

Diez años después de que se denunció la contaminación transgénica en los maíces nativos de Oaxaca, ahora se presentan ante el Congreso del Estado dos propuestas de ley que pretenden proteger al alimento básico de la población Oaxaqueña. Lamentablemente las propuestas de “Ley de Sustentabilidad de los Maíces Nativos del Estado de Oaxaca” impulsada por la Dip. Carolina Aparicio Sánchez (PRI) y la “Ley de Fomento y Protección del Maíz Criollo como Patrimonio Alimentario del Estado de Oaxaca“ impulsada por la Dip. Marlene Aldeco Reyes Retana (PAN), a propuesta de la Lic. Maricela Silva de la Fundación para el Desarrollo Social Coatlicue, A.C., no protegen nuestro maíz nativo. Al contrario, están facilitando su saqueo por empresas transnacionales que tratan de dominar la producción alimentaria del planeta.

Estas dos iniciativas de ley agreden la inteligencia de la población oaxaqueña, por ignorar la lucha de resistencia contra la siembra de maíces transgénicos que se inició después de que en el año 2001 se descubriera la contaminación por transgénicos en los maíces nativos de la Sierra Juárez, los Valles Centrales y el Istmo. Nuestra lucha también fue ignorada por el legislativo federal al aprobarse en 2005 la Ley de Bioseguridad y Organismos Genéticamente Modificados beneficiando a empresas transnacionales como Monsanto. A pesar de que esa ley contiene un Régimen de Protección Especial del Maíz, a partir del año 2009 el Presidente Felipe Calderón empezó a otorgar permisos para siembras de maíces transgénicos en México, incrementándose la posibilidad de contaminación a las semillas de la región de origen del maíz.

Las organizaciones suscritas denunciamos las propuestas impulsadas por los Partidos de Acción Nacional (PAN) y el Partido Revolucionario Institucional (PRI) por vulnerar de manera desvergonzada los derechos de nuestros pueblos y comunidades indígenas y campesinas a su libre determinación y soberanía alimentaria.

La iniciativa del PAN es una copia de las leyes de Tlaxcala y Michoacán ya bastante criticadas a nivel nacional por organizaciones con prestigio en la defensa del maíz. La propuesta del PRI revela su desconocimiento total de la realidad en el campo Oaxaqueño, pues ignora la política neoliberal asumida desde hace 30 años por su partido, a la que el PAN simplemente ha dado continuidad destruyendo sistemáticamente la soberanía alimentaria de los campesinos mexicanos a través del Tratado de Libre Comercio, que llevó a la abolición de subsidios a la producción del campo y consecuentemente a la importación de maíz de los Estados Unidos.

Ambas iniciativas de ley otorgan certeza jurídica solo a productores registrados, término que excluye a los campesinos indígenas que producen para autoconsumo, quienes siguen siendo la mayoría en el estado a pesar de las políticas públicas establecidas en su contra. Las iniciativas están orientadas a localidades con producción intensiva, dedicadas a la utilización de fertilizantes, herbicidas y pesticidas, que favorecen a la agroindustria y a productores de alto rendimiento.

Buscan el establecimiento de “fronteras agrícolas”, que limitarán las zonas de cultivo de campesinos de montaña. Esta disposición va de la mano con los programas de conservación que el gobierno está impulsando en toda la República Mexicana que impiden la agricultura sostenible y ecológica en la milpa tradicional.

Ambas propuestas de ley prevén la creación de un organismo central que tendrá el control sobre todas las actividades que tengan relación con el maíz y lo establecen como el enlace único entre el estado y los productores, excluyendo a los campesinos y quitándoles la capacidad de decidir sobre cualquier asunto que tenga que ver con sus semillas. Fomentan también la creación de un padrón de productores que serán los únicos beneficiarios de los apoyos y programas productivos.

Obligan a los campesinos a facilitar sus semillas y sus conocimientos a “mejoradores” a través de bancos de germoplasma. Esto abrirá el acceso a nuestras semillas a empresas transnacionales que esperan patentar las cualidades del maíz creadas con el trabajo milenario de convivencia, selección y adaptación de nuestros antepasados.

Al igual que las leyes de maíz recientemente aprobados en Tlaxcala y Michoacán, las propuestas para Oaxaca no prohíben la siembra o el almacenamiento de transgénicos. En lugar  de prohibirlos, instrumentan y legalizan la entrada de transgénicos con el respaldo de la Ley federal de Bioseguridad y Organismos Genéticamente Modificados (“Ley Monsanto”). Además fomentan el conflicto existente entre las cabeceras municipales y sus agencias al aludir únicamente a las autoridades municipales en la toma de decisiones. Se ignora la institucionalidad comunitaria indígena y campesina, como la asamblea y la figura del comisariado de bienes comunales y/o ejidales.

Denunciamos la actuación del poder legislativo a nivel federal y estatal que  de manera clandestina, y sin obtener el consentimiento previo, libre e informado de las comunidades indígenas y rurales presentan iniciativas de leyes que no retoman las necesidades reales de éstas; por el contrario, instrumentan mecanismos que violentan sus derechos fundamentales  reconocidos en instrumentos internacionales como el Convenio 169 de la Organización Internacional de Trabajo y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y que, de acuerdo a la reciente reforma a la Constitución Federal en materia de Derechos Humanos, debe ser tomado en cuenta como si fuera disposición constitucional.

Además exigimos al gobierno del Lic. Gabino Cué Monteagudo que se revisen los programas fuertemente dependientes de agroquímicos como “Maíz para Todos” y en su lugar se diseñen apoyos que promuevan la siembra de maíces nativos y el uso de técnicas agroecológicas que no contribuyen al calentamiento global.

Finalmente demandamos que la Secretaría de Asuntos Indígenas se involucre en el proceso de legislación sobre el maíz que afecta tanto la cultura y la vida de los pueblos indígenas del Estado de Oaxaca.

¡No más simulaciones de protección de derechos que terminan siendo agresiones para los pueblos del maíz!

En defensa de la soberanía alimentaria y la libre determinación de los pueblos indígenas.

INSTANCIAS QUE SUSCRIBEN EL PRESENTE DOCUMENTO

Por parte del Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios: Unión de Organizaciones de la Sierra Juárez de Oaxaca (UNOSJO S.C.); Servicios del Pueblo Mixe (SERMIXE A.C.); Servicios para una Educación Alternativa (EDUCA A.C.); Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto A.C.; Centro Regional de Derechos Humanos Bartolomé Carrasco Briseño (BARCA A.C.); Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez A.C.

Por parte de las Organizaciones civiles de Oaxaca: Iniciativas para el Desarrollo de la Mujer Oaxaqueña AC (IDEMO); Organización de Agricultores Biológicos (ORAB A.C.); Asamblea Mixe para el Desarrollo Sostenible (ASAM-DES. A.C.); Centro de Estudios de la Región Cuicateca (CEREC); Nashwin, Biología y Cultura de Oaxaca; Centro de Desarrollo Comunitario Centéotl A. C.; Comité de Defensa Integral de Derechos Humanos Gobixha A.C. (CODIGO DH); Tequio Jurídico A. C.; Enlace de Pueblos y Organizaciones Costeñas Autónomas, (EPOCA, A.C.); Centro de Apoyo al Movimiento Popular Oaxaqueño (CAMPO A.C.); Grupo de teatro comunitario Shi’bdao, puesta en escena “La Diosa del Maíz”; Alianza Cívica Pinotepa Nacional, A.C.; ENLACE, Comunicación y Capacitación A.C.; Centro de Apoyo para la Educación y Creatividad Calpulli A.C.; Ecosta Yutu Cuii A.C.; Espiral por la Vida A.C.; MAIZ-MIXTECA (Movimiento Agrario Indígena Zapatista); La Ventana, Investigación y Divulgación Científica para el desarrollo Regional A.C.; Consorcio para el Dialogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca A.C.; Ojo de Agua Comunicación;

Unión de Comunidades Cafetaleras del sector Rincón de Ixtlán de Juárez (UCC), integrado por las comunidades: Santa Cruz Yagavila, San Juan Yagila, Santiago Teotlasco, Santa María Soogochí, San Juan Tepanzacoalco, San Pedro Yaneri, Comunidad de Capulalpam de Méndez, Oaxaca.

Por parte de Organizaciones Nacionales: Centro de Estudios para el Cambio en el Campo Mexicano (CECCAM); Centro Nacional de Ayuda a las Misiones Indígenas, A. C. (CENAMI); Investigación y Acción Biocultural, Anima Mundi, A.C.; Consultoría Técnica Comunitaria A.C. Chihuahua, México; Alianza Sierra Madre A.C.; Colectivo Hoja verde, México D.F.; Red Tuxtleca de Maíz Nativo, Parroquia de la Sagrada Familia, Bowerasa A.C.

http://proyectoambulante.wordpress.com

La vigencia del EZLN.

Una y otra vez la terca realidad convalida la propuesta sugerida por el EZLN para destrabar el conjunto de nudo que impide la formulación de un proyecto de nación incluyente, justo y democrático. Quizá con el tiempo haya quienes olviden las propuestas formuladas por el EZLN durante el proceso de negociación realizado entre el gobierno federal y los zapatistas en los años 1995 y 1996.

Hay quienes afirman que las iniciativas políticas del EZLN han fracasado. Es obvio que a las fuerzas acumuladas por el EZLN y sus aliados y simpatizantes no les fue favorable la correlación de fuerzas para lograr concretar lo pactado con el gobierno federal en San Andrés Larráinzar, pero ello no implica que la razón, la historia y los mejores argumentos no hayan estado de su lado.

En 1995, después de las primeras cinco reuniones de trabajo entre el gobierno federal y el EZLN, donde las negociaciones se encontraban entrampadas debido a que el tema que se discutía era el de la distensión militar, el cual tiene por sí mismo demasiadas aristas, la primera Comisión de Concordia y Pacificación formuló una propuesta que atrajo la atención del zapatismo y permitió construir una interlocución, hasta ese momento no lograda.

La propuesta partía del reconocimiento de que el levantamiento zapatista era la expresión de una insurrección comunitaria, cuyas razones y causas compartía la mayoría del pueblo mexicano. A partir de esta premisa, el proceso de negociación caminaría por un lado en el desahogo de la agenda pactada entre el gobierno federal y el EZLN, y en paralelo en un proceso donde se impulsaría un amplio diálogo nacional para la reforma democrática del Estado, donde el Congreso de la Unión sería el convocante y la sociedad sería el escenario. En este proceso el EZLN sería uno de los actores que participarían, junto al conjunto de fuerzas políticas, sociales y económicas que conforman el espectro nacional.

El primer Foro sobre la Reforma Democrática del Estado se realizó en San Cristóbal de las Casas, donde el EZLN y un número importante de organizaciones de todo tipo participaron, esperanzados en una ruta que parecía poder resolver de fondo las justas causas que originaron el levantamiento zapatista.

En paralelo, se desahogó el primer tema de la agenda convenida entre las partes, denominado Derechos y cultura indígenas, y el 16 de febrero de 1996 la delegación del gobierno federal y el EZLN firmaron los documentos que hoy se conocen como los acuerdos de San Andrés Larráinzar.

Esta dinámica esperanzadora, donde el eje fundamental radicaba en la formulación táctica esgrimida por el zapatismo, y las causas que defendía, y lo sigue haciendo, se colapsó cuando el gobierno federal y los intereses que representa se negaron a cumplir con lo pactado y desataron una ofensiva mediática para descalificar el esfuerzo desplegado por segmentos importantes de la sociedad, e incluso por la misma delegación gubernamental, que a pesar de las diferencias había logrado concretar un acuerdo con los zapatistas, que trascendía la coyuntura y se ubicaba en la perspectiva de la construcción de un nuevo país.

Los personeros de las empresas trasnacionales, de las cuales hoy son sus empleados y que en ese momento eran funcionarios del gobierno, no batallaron para convencer al presidente Zedillo de que los acuerdos de San Andrés significaban un enorme peligro para desplegar la política privatizadora, que entregaba ya desde ese tiempo los activos mexicanos a las empresas extranjeras, de las cuales después se convirtieron en socios y sirvientes.

La descalificación para lo pactado en San Andrés fue la constante en el gobierno de Zedillo, se utilizó todo aquello que fuera necesario para satanizar a quienes habíamos compartido sueños y anhelos con los zapatistas.

Al EZLN se le sometió a una intensa campaña de agresión y hostigamiento en un vano intento por minimizarlo. Mientras a los zapatistas se intentaba reducirlos, a las trasnacionales energéticas, compañías mineras extranjeras y de las nacionales al Grupo México de Larrea, y a los grupos financieros internacionales, se les ponía en charola de plata todo aquello que pudiera favorecer sus intereses. En esos tiempos se produce el Fobaproa, el rescate de carreteras, se venden los ferrocarriles, satélites, se privatizan los puertos y aeropuertos y se realiza una intensa entrega de todo aquello que pueda ser negocio, en detrimento del patrimonio nacional.

Los resultados de esa política están a la vista: hoy somos una nación con mayores índices de pobreza, la seguridad nacional es un desastre, la delincuencia y el crimen organizado permean grandes capas sociales, los procesos electorales se sustentan en un enorme dispendio de recursos, donde lo importante no es el programa de los candidatos, sino las cantidades que se dilapidan en campañas vacuas y anodinas. Con las estadísticas en la mano no podemos decir que somos un mejor país al que existía antes del levantamiento zapatista.

A partir del incumplimiento del gobierno federal de lo pactado en San Andrés Larráinzar, los zapatistas se han dedicado a reorganizar sus fuerzas, consolidar sus relaciones internas y esperar con paciencia espartana mejores tiempos que les permitan lograr sus justos propósitos de vivir en una sociedad más justa y democrática. La impresionante movilización realizada hace unas semanas por miles de zapatistas en calles de San Cristóbal de las Casas desmiente a aquellos que daban por muerto al EZLN. El zapatismo vive, camina y en términos organizativos ha consolidado su presencia en las comunidades indígenas del país. En toda lucha hay desgaste, sin embargo también hay renovación, anhelos y nuevas esperanzas.

En medio de la actual circunstancia política, donde la constante son el cortoplacismo y el inmediatismo, no me queda duda de que el planteamiento zapatista de impulsar un proceso de diálogo nacional para la reforma democrática del Estado es una formulación vigente y de largo aliento.

Jaime Martínez Veloz

Comunidades autónomas. Miles de indígenas se encargan de su defensa y seguridad.

Cherán y Ostula, Mich., y San Luis Acatlán, Gro. Cansados de los asaltos, robos y violaciones en La Montaña y la Costa Chica de Guerrero, de la tala de los bosques y de la delincuencia organizada en Cherán, así como de la invasión a su territorio en Ostula, miles de indígenas de estos pueblos decidieron valerse por sí mismos y organizar su autodefensa.

Imagen de Cherán, Michoacán, donde luego de 16 años de haberse formado la policía comunitaria, por primera vez una mujer se sumó a las labores de vigilancia de la comunidadFoto Notimex

Pobladores de Cherán reforestan el cerro de San Miguel, el cual fue devastado por los talamontes, apoyados por el crimen organizadoFoto Notimex

Con historias y dinámicas distintas, los comuneros de Cherán, en la meseta purépecha; los nahuas de Ostula, en el litoral del Pacífico michoacano, y los mixtecos, nahuas y mestizos de La Montaña y Costa Chica de Guerrero, reivindican sus sistemas de seguridad tradicionales y tienen en sus manos la vigilancia de sus comunidades.

Mientras en Ostula y Cherán los pueblos –al margen del gobierno– se hacen cargo de la vigilancia local, en Guerrero 65 comunidades tienen, además de los cuerpos de seguridad, un sistema de impartición de justicia propio basado en la reducación.

Representantes entrevistados en sus respectivas sedes coinciden en que ninguna de estas experiencias corresponde a grupos armados contra el gobierno, pero sí reflejan la falta de justicia y de seguridad en sus zonas. En una palabra, existimos porque el gobierno no hace su trabajo, afirma Pablo Guzmán, uno de los nueve coordinadores de la policía comunitaria de Guerrero.

No es casual que los tres casos se lleven a cabo en comunidades indígenas. Son los pueblos indios de México los que están ofreciendo una alternativa para el país, señalan pobladores de Cherán entrevistados en la casa comunal, en el mismo inmueble que anteriormente albergó la presidencia municipal, hoy recuperada por los pobladores.

El reto actual, además de la seguridad interna, son los megaproyectos que intentan despojarlos de su territorio. La amenaza en Ostula –explica el jefe de Tenencia– es la construcción de la supercarretera Coahuayana-Lázaro Cárdenas y el Plan Regional para el Desarrollo Turístico Integral de la costa de Michoacán. Un puerto, hoteles y demás planes inmobiliarios están contemplados para esta región; mientras en Cherán es la riqueza de sus bosques la que está en juego, donde los talamontes son los que se han beneficiado. En La Montaña de Guerrero, por su parte, la amenaza actual al territorio viene de los proyectos mineros de origen inglés y canadiense.

Las recientes intimidaciones, los levantones y homicidios de que han sido víctimas los comuneros de Ostula y Cherán los obligan a permanecer en el anonimato. Acceden a las entrevistas y acompañan el recorrido por sus poblados pero piden no dar sus nombres. Los de la policía comunitaria de Guerrero sí se identifican, pues aunque tienen órdenes de aprehensión en su contra, su situación actual es distinta.

Ostula: De aquí nadie nos saca

El 29 de junio de 2009, los nahuas de Ostula recuperaron más de mil hectáreas de tierras, montes y playas que durante más de 40 años estuvieron en manos de pequeños propietarios de La Placita. Desde ese momento esas tierras llevan el nombre de Xayakalan.

Pudimos recuperar nuestras tierras, señala El Trompas, uno de los responsables de la seguridad, gracias a que todos le entramos a reorganizar nuestra policía tradicional. Ahora, de aquí no nos vamos; para eso tenemos nuestra policía.

El paraje de Xayakalan está destruido. Una playa tapizada de palmeras y cocos en el piso, los techos de las palapas hechos pedazos, enormes troncos encima de lo que hasta poco fueron casitas, cientos de árboles de tamarindo arrancados desde la raíz, casas de adobe sin techo y con enormes boquetes en las paredes, un jardín de niños del que, literalmente, sólo queda un palo, dan cuenta del paso del huracánBeatriz, que en junio pasado azotó a esta comunidad de la costa michoacana.

Poco más de dos años después de haber recuperado estas tierras, El Trompas asegura: todos aquí seguimos puestos. Si el huracán no nos sacó, menos el gobierno.

Junto con otro grupo de indígenas explica que la policía comunitaria de Ostula está conformada por cerca de 500 integrantes y su funciónes resguardar el perímetro de las tierras en conflicto. No están –insisten– para enfrentar a la delincuencia organizada, para desarmar a nadie ni para intervenir en otras cosas; sólo para cuidar el territorio que nos pertenece.

Una característica común en Ostula, Cherán y los poblados de Guerrero es que ninguno de sus policías recibe sueldo ni retribución alguna. En Cherán y en Ostula no tienen uniforme ni distintivos, mientras en Guerrero cuentan hasta con credenciales y modestas camisetas y gorras con el emblema de la policía comunitaria de Guerrero, que está por cumplir 16 años de existencia; la de Ostula tiene dos años y la de Cherán sólo cuatro meses de haber sido reactivada, aunque en realidad, coinciden todos, lo que se está poniendo en práctica es una organización basada en sus sistemas normativos tradicionales. Nada nuevo.

Ostula es una de las tres comunidades nahuas del litoral del Pacífico michoacano. Las otras dos son Pómaro y Coire. Juntas poseen más de 200 mil hectáreas de territorio dentro de la costa y los montes de la Sierra Madre del Sur hasta Guerrero y Oaxaca. En las más de mil hectáreas de Xayakalan actualmente habitan unas 250 personas pertenecientes a 40 familias. Este es el territorio vigilado.

Policías comunitarios de Guerrero, luego de una asamblea de las autoridades autónomas. Imagen de 2002Foto Marco Peláez

En ocasión de su segundo aniversario, denunciaron el asesinato de 26 comuneros, cuatro desaparecidos, decenas de viudas y huérfanos y cientos de desplazados. Pero hoy, señalan, la situación está más tranquila.

El pasado 20 de julio, la asamblea general decidió no participar en las elecciones estatales de Michoacán, previstas para el próximo 13 de noviembre. Los partidos políticos, cuando andan queriendo el puesto, te platican bonito, pero después ni te conocen. Todo está por demás con ellos y aquí no entran, finalizan los entrevistados bajo una palapa semidestruida en Xayakalan.

No volvemos a entregar nuestra seguridad

En otro lado de Michoacán, en el corazón de la meseta purépecha, la cotidianidad de la comunidad de Cherán cambió radicalmente a partir del pasado 15 de abril, fecha en que decidieron reactivar la autodefensa de un pueblo asolado por los talamontes que casi terminan con sus bosques.

Han pasado casi cuatro meses desde que los pobladores decidieron prácticamente encerrarse en su comunidad. Instalaron barricadas en todos los accesos y en las noches cerca de 200 fogatas alumbran la vigilancia de un pueblo entero que se cuida a sí mismo. Al igual que en la comunidad nahua de Ostula, las armas son más simbólicas que otra cosa: machetes, palos, hachas y una que otra escopeta de cacería.

El movimiento empezó cuando, cansados de la tala clandestina de sus bosques, decidieron enfrentar a quienes saquean la madera desde hace tres años. Los pobladores denuncian que los talamontes, armados hasta los dientes, hasta el momento han destruido totalmente más de 15 mil hectáreas (80 por ciento del bosque de 20 mil hectáreas).

A partir de que la seguridad está en sus manos, los delitos al interior han bajado hasta en 90 por ciento. No han logrado abatir por completo la tala, pero también la han mermado de manera considerable. Asimismo, en sólo tres meses consiguieron reducir más de 50 por ciento el alcoholismo en la comunidad.

Actualmente está prohibida la propaganda electoral. Ni los autos ni las casas pueden exhibir pancartas o calcomanías de un partido político, y si los candidatos intentan entrar lo consideramos un acto de provocación.

La ronda tradicional está a cargo de la seguridad de los más de 20 mil pobladores, pero es más interna que externa, pues no podemos competir con las armas que trae la delincuencia organizada.

La comunidad tiene ley seca desde que empezó la movilización, por lo que una de las tareas de la ronda es vigilar el orden y amonestar o detener a quienes ingieren bebidas alcohólicas: si un compañero se emborracha y es la primera vez que lo agarramos, lo exhortamos a que ya no lo haga. La segunda vez se le castiga con trabajos comunitarios, como la limpieza de las barricadas o de las fogatas. Y la tercera vez se le manda obligatoriamente a rehabilitarse en Alcohólicos Anónimos. Todo esto por decisión de la asamblea.

Independientemente de lo que ocurra en el futuro –señalan–, el proceso que iniciamos ya no tiene regreso. Nosotros ya no volvemos a entregar nuestra seguridad interna al gobierno.

Una de las experiencias autónomas más notables en cuanto a sistemas de impartición de justicia (fuera de Chiapas), la protagonizan 65 comunidades de la Costa Chica y La Montaña de Guerrero, que desde hace casi 16 años se hacen cargo de su seguridad, disminuyendo la delincuencia hasta en 90 por ciento.

Juan González Rojas, fundador de la policía comunitaria y su primer coordinador, recuerda la región azotada por innumerables delitos, con la indiferencia y/o complicidad de los gobiernos en turno. Homicidios, abigeatos, asaltos en carreteras y violaciones de mujeres eran comunes en la zona, hasta que el pueblo de Santa Cruz del Rincón se cansó y se juntó para ver qué hacía para defenderse, y así empezó la policía comunitaria.

Al gobierno –recuerda uno de los fundadores– no le gustó la idea, pero les dijimos que no íbamos a negociar, sino a informar lo que estábamos haciendo. Entonces, nos dio un ultimátum para que nos desarmáramos. Les dijimos que no éramos un grupo armado para enfrentarlos, sino para coadyuvar en la seguridad de la población.

Empezaron aproximadamente 10 comunidades, y 16 años después son 65, cada una con su propio grupo de policías. En total cuentan con alrededor de 600 policías para una población de 100 mil habitantes de 11 municipios.

Pablo Guzmán, uno de los nueve coordinadores actuales, explica:ya no se trata sólo de detener delincuentes ni sólo de impartir justicia y reducarlos, sino de ir al fondo de los problemas, pues nada resolvemos si recibimos denuncias todo el día, lo que debemos atacar es el origen de las mismas, como el alcoholismo, el desempleo, la descomposición familiar, la falta de educación, etcétera. Y en eso están.

Su relación actual con el gobierno, con todo y las órdenes de aprehensión en su contra, es de no enfrentarnos, pues no le disputamos el poder. Sólo que nos dejen trabajar en paz

Felícitas Martínez Solano fue la primera mujer dentro de la policía comunitaria. Es coordinadora regional y señala que en estos 16 años las mujeres han sido invisibles. No ha sido fácil su inclusión, pero ya no es lo mismo que antes, afirma.

Gloria Muñoz Ramírez
Especial para La Jornada
Periódico La Jornada
Domingo 7 de agosto de 2011, p. 2

http://www.jornada.unam.mx/2011/08/07/politica/002n1pol

Desde nuestros derechos construímos alternativas. Jun,17,2011. Barcelona.

Didac Costa. Ha participado en la organización y crecimiento de eco-redes como modelo de economía alternativa en Catalunya (economía regional solidaria, cooperativas de consumo, moneda social, agroecología, soberanía alimentaria, software libre, autonomía personal y de colectivos).

Participa en la Asamblea de la Acampada Barcelona .

https://cooperativa.ecoxarxes.cat/

http://acampadabcn.wordpress.com/

José Aristizabal.  Colabora en el Colectivo Maloka en Barcelona, el cual es un espacio de encuentro y diálogo para personas que están interesadas en la situación política y social de Colombia desde la perspectiva de la población indígena, afrocolombiana, campesina y civil en general. En Maloka se desarrollan diversas acciones encaminadas a fortalecer los procesos de las comunidades en resistencia.

http://www.colectivomaloka.org/

Victor Hugo López. Es el actual director del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) en Chiapas, México. El Frayba es una organización civil sin fines de lucro, independiente de cualquier gobierno o ideología política o credo religioso. Atienden, documentan y litigan violaciones a los Derechos Humanos en el estado de Chiapas, particularmente en el territorio indígena. Promueven el derecho a la Libre Determinación y a la Autonomía de los Pueblos indígenas desde sus derechos a la tierra y territorio, sistemas de justicia propios y ejercicio de gobierno.

http://www.frayba.org.mx/index.php
Todo el dinero recaudado será para apoyar la lucha del CONSEJO AUTÓNOMO REGIONAL DE LA ZONA COSTA DE CHIAPAS (CARZCC)


@twewwter

September 2020
S M T W T F S
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Join 727 other followers

Archivo