Posts Tagged 'La Otra Campaña'

EZLN. Gracias III.

GRACIAS III.
LA CONSTRUCCIÓN MÁS CARA DEL MUNDO

Subcomandante Insurgente Moisés.  Subcomandante Insurgente Galeano.

Febrero-Marzo del 2015.

La víspera.  Madrugada.  El frío muerde bajo la ropa de las sombras.  Sobre la mesa que, solitaria, amuebla la champa (que no tiene letrero alguno pero se sabe que es ahora el cuartel general de la comandancia zapatista), está el papel arrugado y con letra manuscrita donde se detalla la cuenta de la construcción de la escuela-clínica en La Realidad zapatista.  La voz resume miradas, silencios, humo, rabias:

Pues no cabal está la cuenta.  La vida de cualquier zapatista vale más que la casa blanca del Peña Nieto y que todas las casas de los ricos del mundo juntas.  Ni toda la paga que cuesta hacer los grandes edificios donde los poderosos se esconden para hacer sus robos y crímenes, alcanza para pagar una sola gota de sangre indígena zapatista.  Por eso sentimos que esta construcción es la más cara que hay en el mundo.

Así que claro tenemos que decir que lo que no aparece en la cuenta de la paga, es la sangre del compañero Galeano.  Ni todos los papeles de la historia del mundo alcanzan para escribir esa cuenta.

Y entonces que así lo pongan cuando ponen sus listas en los medios de comunicación, que ponen quién el más rico, dónde el más pobre.  Porque el rico tiene nombre y apellido, linaje, pedigrí.  Pero el pobre sólo tiene geografía y calendario.  Que lo pongan entonces que la construcción más cara de todo el planeta está en La Realidad Zapatista, Chiapas, México.  Y que las niñas y los niños indígenas zapatistas asisten a la escuela más cara del mundo.  Y que los hombres, mujeres, niños, niñas, ancianas y ancianos, indígenas, zapatistas, mexicanas y mexicanos, cuando se enferman en La Realidad, se van a curar a la clínica más cara de la Tierra.

Pero la única forma de poner cabal la cuenta es luchar para destruir el sistema capitalista.  No cambiarlo.  No mejorarlo.  No hacerlo más humano, menos cruel, menos matón.  No.  Destruirlo totalmente.  Aniquilar todas y cada una de las cabezas de la Hidra.

Y aún así faltaría, como aquí queremos, levantar algo nuevo y más mejor: construir otro sistema, uno sin amos, sin patrones, sin mandones, sin injusticia, sin explotación, sin desprecio, sin represión, sin despojo.  Uno sin violencia contra las mujeres, la niñez, lo diferente.  Uno donde el trabajo tenga su paga justa.  Uno donde no mande la ignorancia. Uno donde el hambre y la muerte violenta sean malos recuerdos.  Uno donde nadie esté arriba a costa de que otros estén abajo.  Uno razonable.  Uno más mejor.

Entonces, y sólo entonces, las zapatistas, los zapatistas, podremos decir que nuestra cuenta está cabal.

-*-

Muchas gracias a loas otroas, hombres, mujeres, niñas, niños, ancianas y ancianos, grupos, colectivos, organizaciones y como-se-diga de la Sexta y no Sexta de México y el mundo, por el apoyo que nos dieron.  Estas clínica y escuela también son suyas.

Así que ya saben que cuentan con una clínica autónoma de salud y una escuela autónoma en La Realidad zapatista.

Sabemos que ahora les queda un poco lejos, pero uno nunca sabe, el mundo es redondo, da vueltas y puede ser, tal vez, quién sabe… qué tal que una madrugada cualquiera entienden que, eso de luchar por poner cabal la cuenta, también va en su cuenta.

Desde las montañas del Sureste Mexicano

Subcomandante Insurgente Moisés. Subcomandante Insurgente Galeano.

La Realidad Zapatista, Chiapas, México.

Marzo del 2015.

SECCIÓN “DEL CUADERNO DE APUNTES DEL GATO-PERRO”:

Apuntes de género:

.- (…) Por eso, como mujeres de este país, necesitamos organizarnos, porque vemos que hay muchas desapariciones. Somos muchas las mujeres que somos madres, las que estamos sufriendo este dolor, esta gran tristeza por nuestros hijos desaparecidos, nuestras hijas muertas. Porque ahora, en este mal sistema, aparte de que estamos humilladas, estamos despreciadas, estamos explotadas, aparte de todo esto, todavía nos vienen a matar y a desaparecer a nuestros hijos. Tal es el caso del ABC y ahora con los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, las mujeres desaparecidas de Ciudad Juárez, el caso de Aguas Blancas, y todo esto es el sistema. No nos va a resolver nuestros problemas, no tendremos ninguna respuesta de este sistema actual. Por eso hermanos y hermanas, necesitamos organizarnos porque es ahí en el mismo pueblo donde vamos a decidir, donde vamos a ver el camino que queremos como pueblos. Como pueblos de hombres y mujeres, no sólo los del campo y los indígenas, también ustedes hermanas que viven en la ciudad, porque es entre nosotros como nos vamos a gobernar, y es ahí junto a nuestros hombres, entre hombres y mujeres, vamos a construir un nuevo sistema, donde realmente como mujeres seamos tomadas en cuenta y tal vez ahí compañeras, hermanas, encontraremos el alivio del dolor que ahora tenemos y de esa rabia colectiva que ahora nos une.

(…) Ahora que ya estamos en el siglo 21, nada más unas cuantas mujeres que gozan de la riqueza, o sea que nada más las mujeres de los ricos, nada más las mujeres de los presidentes, de los gobernadores y nada más las diputadas, las senadoras, pero en caso de nosotras como  mujeres indígenas seguimos padeciendo dolor, tristeza, amargura, violación, explotación, humillación, discriminación, encarcelamiento, desprecio, marginación, tortura, y muchos más, porque para nosotras las mujeres, no hay gobierno. Es por eso que para el resto de las mujeres del país sigue siendo igual, así como vivían antes las mujeres, como en tiempos de los ejidos, de las colonias, que los abuelos lo llevaron arrastrando esa mala cultura como vivieron con los patrones, que ellos mandaban, como si fueran el patroncito de la casa, que todavía dice: ‘yo mando’ y eso que es el papá de la familia. Y a quien mandaba es a su esposa y es así como surgió lo más horrible, que las mujeres, o sea las hijas, las compañeras más antes eran obligadas a casarse porque los papás fueron ellos quienes elegían quién le conviene como su yerno. Elegían quién daba más trago o más dinero y es así como pasó en tiempo de los ejidos, que la mujer nunca se tomó en cuenta, como cuando se organizaban los hombres, como se fueron organizando en los trabajos, pero ahí nunca se tomó en cuenta la mujer.

(…) Cuántas mujeres desaparecidas, muertas, violadas, explotadas y nadie dice nada por ellas. Porque esas mujeres ricas, son sólo unas cuantas que gozan de la riqueza de otras mujeres explotadas. Esas mujeres ricas no sufren, no sienten el dolor, la humillación de ser explotadas por ser pobres. Pero no por eso nos vamos a dejar de organizar y de luchar como mujeres, porque las mujeres en el sistema sólo hay dolor, tristeza, encarcelamiento, humillación, violación. Como las madres de los 43 alumnos desaparecidos, la guardería del ABC y la mina de Pasta de Conchos. Al igual en Acteal, pero no por eso nos vamos a dejar de organizar y luchar, del campo y de la ciudad. Por eso estamos compartiendo con ustedes por primera vez en la historia.

(…) así como en el sistema pues, ahí hay hombres que hacen trabajos lo que hace la mujer pero no es para el bien de una nueva sociedad como nosotras lo hacemos, como zapatistas; tenemos un ejemplo pues en algunos lugares en los grandes restaurantes que ahí están los hombres pues tan elegantes haciendo el trabajo pues, lo que hacen las mujeres, pero ahí son explotados y explotadas y mientras las mujeres que ocupaban ese cargo son llevadas a otras partes, a otros lugares para darle otro uso, como mercancía, sacarles fotos para ponerlos en revistas, en portadas de películas, en publicaciones en internet; así como vemos pues que la vida en este sistema en donde estamos pues es más duro pues como desde hace 520 años, porque la situación pues lo que nos hace el mal gobierno pues son los mismos nietos son los mismos hijos pues de los terratenientes de lo que nos siguen explotando pues ahora en este país y así como vemos pues que nunca hay un cambio en el sistema y siempre pues las hermanas y los hermanos siguen pues padeciendo en ese sufrimiento  en ese dolor de lo que nos provoca pues el mal gobierno ahora.  (Apuntes tomados de la compartición de las zapatistas en el Primer Festival Mundial de las Resistencias y Rebeldías contra el Capitalismo.  Versión completa en “Rebeldía Zapatista. No. 4? próxima aparición)

.- En este sistema nacer, crecer, vivir y morir mujer puede ser como el alargado arrastrarse por entre una maraña de alambre de púas.  Pero ese dolor es una de las muchas manchas en la historia.  Lo que alivia es que ellas, cada vez más ellas, decidan ponerse de pie y así caminen erguidas.  No como si las púas fueran flores, sino como si los arañazos, incluso los letales, más fuertes las hicieran… para ir abriendo camino.  No para cambiar de género la dominación, sino para que no haya dominación.  No para así tener un lugar en la historia de arriba, sino para que la historia de abajo deje de ser una herida sin cicatrizar.  Ni mandona ni mandada.  Ni reina ni plebeya.  Ni Khaleesi ni Jhiqui.  Ni patrona ni empleada.  Ni ama ni esclava.  Ni dueña ni sirvienta.  Pero lo terrible no es que cada ser nacida mujer lo haga con esa estafa como calendario por venir, en cualquier geografía política.  Lo aterrador es que quienes levantan la porfía por un mundo mejor, no pocas veces tejan con sus propias manos esas trampas hirientes.  Pero cada tanto la realidad, que es femenina, le da una bofetada al calendario de arriba en todas las geografías de abajo.  Doy fe.

Advertisements

México: Preso político Alberto Patishtán se dirige a los Ministros de la Suprema Corte.

 

Entrevista previa: 27 de Septiembre de 2012.

PRESENTACIÓN DEL DISKO: Rola la lucha Zapatista

 

Con las participaciones de:

Crismo Voces Clandestinass-rap anarquista desde Chile
Mexican Soundsystem-reggae
The Páramos-skapunk
Rabia-rock
To cuic Libre Crew-rap
Luis Ángel Santiago-trova
Higer Re Crew-rap
Instituto del habla & El ilegal-rap
Rivolta-Ska
I Jerome-rap y reggae
XCHM Crew-rap
Inicio 3:00 pm

LA KARAKOLA:
Plaza Villa Madrid 7, Fuente de la Cibeles, colonia Roma, entre Oaxaca y Medellín, Metro Insurgentes, Planeta Tierra, Vía Laktea

Organizaciones, colectivos e individuxs adherentes a La Otra Kampaña
MILES DE RABIAS, UN CORAZÓN:
¡VIVAN LAS COMUNIDADES ZAPATISTAS!

http://milesderabias.blogspot.com/ www.redcontralarepresion.org
milesderabias@gmail.com

Pierde la vista Alberto Patishtán por la ineficiente actuación del Estado Mexicano.

Desinformémonos: Hasta siempre Martha.

El 27 de marzo falleció Martha de los Ríos, una guerrera originaria de Chihuahua. Ex comunista, cristiana comprometida y zapatista hasta el final de sus días, Martha deja un legado de congruencia y compromiso. Su sobrina Alicia de los Ríos rehace su andar en este amoroso retrato.

En los duros inviernos de San José de Bachíniva, Chihuahua, nació  Martha De Los Ríos Merino el 21 de enero de 1945, hija primera del matrimonio de Alicia Merino y Gilberto De Los Ríos. Mientras su madre -profesora rural que estudió docencia por correspondencia- salía a organizar diferentes escuelas de la región,  los hijos, Martha, Irma, Irene, Alicia y Gilberto, quedaban a cargo del padre agricultor. La familia De Los Ríos Merino nunca fue como todas las del pueblo, recordaría siempre Martha. Alicia mamá provenía de una familia pobre, magisterial, mientras que Gilberto era hijo de un comerciante pudiente, un agricultor con extensas tierras.

–Siempre preguntaba a mi mamá por qué no tenía una fotografía vestidos de novios, recordaba Martha.

Los primeros años del matrimonio fueron duros. Alicia como profesora y directora de la escuela del pueblo de San José apoyaba al movimiento agrarista de Socorro Rivera, quien luchaba contra los latifundistas de la región de la Babícora. En algún festival que la profesora organizó, Rivera llegó como invitado. La maestra redactó, junto al agrarista, la propuesta para decretar la expropiación de tierras.

Martha y los hermanos siempre tuvieron como referente de justicia a su bisabuelo, Heliodoro Olea Arias, quien desde 1905 entró en comunicación con los hermanos Flores Magón y Juan Sarabia, para participar en el levantamiento armado contra el régimen porfirista. A “Papá Lolo”, como lo llama la familia, lo aprehendieron en Bachíniva el 7 de noviembre de 1905. Lo trasladaron primero a Chihuahua, luego a México, hasta que llegó a la cárcel de San Juan de Ulúa, Veracruz donde permaneció hasta 1908. Heliodoro, al llegar a Bachíniva declararía: “Salí cadáver, pero no gusano”, frase que hizo suya su bisnieta Martha. La oyó cientos, miles de veces de la voz quebrada, ranchera y llorosa de su padre cuando relataba la tortura de Heliodoro en la cárcel. El bisabuelo Olea no terminó sus andanzas con su liberación. Abraham González lo nombraría Capitán del Ejército Libertador durante los inicios de la Revolución Mexicana en el noroeste de Chihuahua.

En ese contexto creció Martha. “Andariega, se la pasaba de visita de casa en casa” la recordarían sus hermanas. En 1959, a los 14 años, salió rumbo a la Ciudad de Chihuahua para ingresar a la Escuela Normal del Estado. La alcanzaría su hermana Irma. Ambas llegaron a vivir con la abuela materna, también profesora. En la normal se encontrarían con cientos de casos como ellas, hijos e hijas de campesinos que por primera vez llegaban a la ciudad para continuar estudios superiores. Entre ellos estaban su propia familia, su hermana Irene llegaría un par de años después, su primo Héctor, Víctor Hugo Rascón Banda y Arturo Gámiz. Toda esa generación de alumnos recuerda el papel importantísimo para su formación del profesor Luis Urías, como un personaje que los guió hacia la educación ética y democrática.

Eran los sesenta y en Chihuahua se vivía una gran movilización en contra de los latifundistas de la serranía donde los estudiantes, la mayoría normalistas, se sumaron a las manifestaciones. Martha siempre platicaría que Arturo Gámiz fue su guía político. La irrupción del Grupo Popular Guerrillero y el posterior asalto al cuartel militar de Ciudad Madera, Chihuahua, impactó profundamente a los estudiantes normalistas, de donde provenían algunos de los guerrilleros muertos durante la acción armada. Martha mantendría la amistad profunda con el resto de la familia Gámiz García, hasta que la persecución los hizo exiliarse fuera del estado.

A mediados de la década de los sesenta el resto de la familia De Los Ríos Merino se trasladó a vivir a Chihuahua, excepto el padre, que iba y venía de San José de Bachíniva. Los amigos de la familia cuentan que esa casa de la colonia Santo Niño los recibía todos los días, tanto para comer, como para dormir. Para fiestas o para reuniones políticas.

Martha debió  terminar sus estudios normalistas en 1965, pero por un año salió de la escuela para pensar qué sería de su vida. Egresó junto a su hermana Irma en 1966. Militante de la Juventud Comunista del Partido Comunista de México, no buscó plaza de maestra, sino que en agosto de ese año viajó a la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas para estudiar en la escuela de cuadros de la Unión de Juventudes Comunistas Leninistas de la Unión Soviética. En la misma delegación estaban  Raúl Jardón, Rosa Rojas y Martha Maldonado, entre otros.  Martha permaneció allá hasta los primeros meses  de 1967.

Al regreso Martha formó parte del ala disidente de la Juventud Comunista, junto a Raúl Ramos Zavala.  Su postura crítica se debió al atraso teórico en la formación de cuadros y a la crítica de los grupos burocráticos en el poder del Partido Comunista Mexicano. Los dirigentes entonces se plantearon desaparecer la Juventud como brazo del Partido. Raúl, Martha y otros, resolvieron desprenderse visibilizando la constitución de organizaciones armadas tendientes al socialismo. Aún dentro de la disidencia, esos y esas jóvenes, entre los que estaban las hermanas De Los Ríos, acudían junto al Frente Inquilinario de los hermanos Güereca a desmontar los terrenos al norte de la ciudad que luego serían ocupados por el Comité de Defensa Popular.

Martha tomó una plaza de maestra en el Valle de Juárez, en la localidad de Guadalupe Distrito Bravos, sector rural cercano a Juárez. Ahí se relacionó tanto con las personas originarias o avecindadas, como con los movimientos sociales que actuaban en Ciudad Juárez. Atea y marxista, Martha siempre tuvo relación con sacerdotes y monjas practicantes de la teoría de la liberación. Acudía regularmente a la Iglesia del Carmen en Juárez, donde el Padre Rogelio Macías daba pláticas de marxismo y organización a empleadas de la maquila.

A principios de los setenta,  en sus idas y venidas por la Juventud Comunista, relacionó a Raúl Ramos con jóvenes juarenses que se encontraban en huelga en el Tecnológico Regional de Ciudad Juárez. Martha tenía cercanía con ellos ya que su hermana menor, Alicia, era estudiante del Tecnológico de Chihuahua y también participaba en las diferentes movilizaciones de los planteles.  En esa época se estaba gestando “La Partidaria”, la cual intentaba unificar a los diversos grupos armados que se crearon a partir de 1969 en México. Martha fue el contacto en Ciudad Juárez de esos jóvenes de Monterrey o Baja California. Por ello, la relación más fuerte que vivió Martha con la guerrilla fue en los albores de lo que después sería la Liga Comunista 23 de Septiembre al lado de Ramos Zavala y Alberto Sánchez Hirales. Tras la muerte de estos, continuó la relación con Ignacio Salas Obregón, Salvador y Luis Miguel Corral García, los hermanos Domínguez Rodríguez, entre otros.

Cuentan sobrevivientes de esa organización armada, que en semana santa de 1973 se fundó el comité regional de la Liga en Ciudad Juárez, hasta donde llegaron Alicia y Martha De Los Ríos, junto con otros muchachos, la mayoría estudiantes del Tecnológico. Sin embargo, Martha era una mujer reconocida dentro de la lucha social regional, por lo que se le consideraba “quemada” y era difícil y riesgoso su paso a la clandestinidad.

Cuando su hermana Alicia, en febrero de 1974, abandonó la casa materna para irse a la clandestinidad, Martha regresó a la ciudad de Chihuahua. Empezó a trabajar en la misma escuela que su hermana Irma, ubicada en la Dale, colonia  marginal a las orillas de la ciudad. Con la ausencia de la hermana que se fue a la guerrilla, Martha acudía regularmente a visitar a los guerrilleros presos que estaban recluidos en la penitenciaría del estado. En marzo de 1977, Martha vio por última vez a Alicia en la ciudad de México. Ella avisó que ya había nacido su hija y que necesitaba que fueran por ella. Diez meses después, se recibieron noticias nuevas de la hermana guerrillera: había sido detenida durante un enfrentamiento por el Politécnico Nacional  en el Distrito Federal. Alicia pudo comunicarse por teléfono desde una vivienda a donde se metió en la fuga huyendo de sus captores y habló a la casa familiar en Chihuahua diciendo: Me van a detener, búsquenme.

Desde entonces, Martha inició el recorrido que comúnmente iniciaron los otros y otras familiares de los desaparecidos políticos, primero de manera individual caminó por oficinas y morgues  gubernamentales, acompañada de amigos o familiares solidarios en el Distrito Federal. Posteriormente encontró a esas señoras, las doñas, madres de familias de otros guerrilleros desaparecidos, de las cuáles ya no se separó. A pesar de la formación política de Martha, su experiencia fue ejemplo de que los familiares de las víctimas no están, y no tienen porque estarlo, preparados para militar de una manera preconcebida por la libertad de sus familiares.  La desaparición de su hermana ocasionó que Martha buscará consuelo en prácticas a las que había sido renuente, como la búsqueda de una fe religiosa. Así, entre oficinas y citas con funcionarios públicos, buscó consuelo junto con familiares en grupos de oración de diferentes iglesias, acudieron con videntes, sacerdotes, pastores, siempre buscando a Alicia. Justo fue el momento en el que Martha encontró a aquellos con los que caminaría el resto de su vida: las Comunidades Eclesiales de Base, la iglesia de los pobres, los jesuitas de la colonia Guerrero en la ciudad de México, los curas rojos como José Llaguno.

Martha y las doñas del Comité de Madres de Desaparecidos Políticos de Chihuahua formaron parte del Frente Nacional contra la Represión, estuvieron presentes en cada movilización de la ciudad de México, huelgas de hambre en Catedral y San Hipólito. Martha se convirtió en madre de Gilberto Sandino el año en que triunfaron los sandinistas. Años después, renunció al magisterio para dedicarse de lleno al Comité.

Los finales de los ochenta serían los momentos más álgidos para el Comité, semana tras semana salían a la plaza Hidalgo, pegaban cartelones en los muros de palacio de Gobierno, tomaban el edificio, se declararon en huelga de hambre dentro de las oficinas del Secretario de Gobernación, marchaban por las céntricas calles y triunfalmente, tomaron la carretera Panamericana que une Chihuahua con Ciudad Juárez. Allá iba Martha con las doñas tomadas del brazo a México, regresaban contentas de haber sido atendidas por Salinas de Gortari, Riviello Bazán y otros funcionarios de la recién creada Comisión Nacional de Derechos Humanos. Martha comprendió la forma de las Doñas para encarar la desaparición de sus hijos: humildes, rogaban por saber de ellos, imploraban a todos los santos encontrarlos. No eran políticas, o así lo creían, solo querían saber de sus muchachos. A partir del gobierno de Zedillo, decidieron que no intentarían volver a ver a ningún funcionario. La movilización sería en la calle, denunciando la existencia de desaparecidos en México por razones políticas.

Pero Martha también llevó la labor del Comité a otros lares. Acompañaron la campaña “Nunca Más” de la cual surgió la Comisión de Solidaridad y Defensa de los Derechos Humanos A.C. (Cosyddhac), fueron parte del Comité Eureka, apoyaron la creación del “Frente Democrático Campesino”,  la movilización de “Mujeres por México”, iniciaron junto con los cristianos comprometidos el “Frente de Consumidores”.

A finales de enero de 1994, recién apareció el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, el Comité recibió una llamada de la cárcel de Parral, Chihuahua. Se trataba de cuatro miembros del EZLN que hacían trabajo político por el norte. Habían sido aprehendidos acusados de robo y atentado contra bienes de la Nación. Martha y las doñas fueron a visitarlos un par de ocasiones mientras movilizaron a las organizaciones hermanas en Chihuahua y el 20 de febrero los compas pudieron salir bajo fianza. Martha y su entonces esposo los llevaron hasta San Cristóbal de las Casas días después. Años después recordaría el Sup por su paso en Chihuahua: “En 1994, en los primeros días del alzamiento, unos compañeros nuestros fueron detenidos aquí, en Chihuahua, cuando intentaban derribar una torre eléctrica. Fueron presos. Y ¿quiénes los sacaron, los cuidaron, los hicieron que fueran libres otra vez? Fueron las Doñas de Chihuahua. Desde entonces, nosotros les mandamos un mensaje: que queríamos adoptarlas como mamás. Siguiendo el modo del Andulio, serían nuestras mamases, porque tienen varias decenas de hijos en las montañas del sureste mexicano. Hijos e hijas.”

Desde entonces, el Comité de Madres no se separó del caminar del EZLN. Martha acudió a la Convención Nacional Democrática, en 1994. En mayo de 1997 acudió gran parte del Comité junto con otros familiares a celebrar el 10 de mayo en la Realidad. En 1999 acudió hasta La Garrucha por los y las zapatistas que vinieron a Chihuahua para la Consulta Nacional. En cada acción zapatista convocada a la sociedad civil, el Comité de Madres estuvo presente.

Posterior al 2000, el Comité de Madres de Desaparecidos Políticos decidió separarse del Comité Eureka. El principal motivo fue que las integrantes no coincidíamos con la lucha electoral a la que apostaba Rosario Ibarra. Para Martha y las doñas era muy claro que si el Comité existía era para la lucha contra la desaparición forzada.

Desde 2003 se inició una pequeña coordinación entre familiares de desaparecidos políticos de Chihuahua, Sinaloa y el Distrito Federal. Como colectivos y coordinación nos adherimos a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y por ende a la Otra Campaña. Las diferencias sobre la búsqueda de los desaparecidos fueron discutidas con el EZLN durante el recorrido de la Otra Campaña, cuando el Sup se reunió con familiares e integrantes del Comité en la casa de la señora Concepción García viuda de Corral, en Ciudad Juárez, Chihuahua, el 1 de noviembre de 2006.  La pelea con los de arriba, la denuncia y organización con los de abajo, serían tarea de familiares y zapatistas, juntos. Martha leía y releía la Sexta, “la estaba esperando” le decía a quien pudiera. En la reunión con los adherentes de Chihuahua, el 30 de octubre, el entonces delegado Zero dijo: “Se supone que yo voy a explicar la Otra Campaña, pero dudo que pueda hacerlo mejor que la compañera Martha de los Ríos, a la hora que hizo su exposición.”

En el 2007, Martha junto con los otros compañeros y compañeras de Chihuahua, recibió a los Comandantes que viajaron en la segunda etapa de la Otra Campaña: Maxo, Guillermo y Yolanda. En julio y agosto del mismo año acudió a la reunión plenaria de la cual surgió la Red Contra la Represión y por la Solidaridad (RvsR), después estuvo presente en el encuentro realizado en los caracoles de Oventik, Morelia y la Realidad. Pareciera que la Otra Campaña le hubiera devuelto el ánimo de organizarse en un contexto de definiciones: ser anticapitalista y anti electoral, de abajo y a la izquierda. En octubre acudió al “Encuentro de los pueblos indígenas de América” en Vicam, Sonora y en diciembre acudió a la reunión de mujeres en La Garrucha, Chiapas.

A partir de este último viaje, a Martha se le diagnosticó una insuficiencia renal. Intransigente como siempre, consecuente con la fe que practicaba y vivía, decidió no recibir diálisis en su cuerpo. Su familia inmediata, respetuosa de la decisión de Martha, intervino como fue posible para atender los males que fue generando la afectación renal. Así, discreta, Martha se fue apartando de la calle, de las reuniones y las movilizaciones. Seguía las noticias desde su casa, vía teléfono o el mundo cibernético. Hacía lo que estaba a su alcance. Albergó en su casa a los compañeros internacionalistas de Askapena (Euskal Herria) que acuden anualmente como observadores a Ciudad Juárez y Chihuahua. En la visita de Sergio Rodríguez Lazcano a Chihuahua para presentar el libro: “La crisis del poder y nosotros”, en noviembre de 2010, Martha pidió a amigos y familiares que le ayudaran a leerlo para poder comentarlo, ya que había perdido casi por completo la vista. Así, en silla de ruedas, acompañó de Chihuahua a Ciudad Juárez la Caravana por la Paz con Justicia y Dignidad, en junio del 2011, junto a los familiares de esos hombres y esas mujeres que, décadas después, han sido desaparecidas bajo la lógica de una violencia irracional desatada con mayor fuerza desde 2006, con la declarada guerra de Calderón. Después de su experiencia de más de 30 años en la lucha por los desaparecidos, para Martha era claro que no se podía esperar respuesta satisfactoria de las autoridades, quería decírselos, sin juzgarlos, tal vez observándose ella misma en retrospectiva.

Martha pasó los últimos días escuchando las risas y los pasos de su pequeño nieto Ismael, rodeada de las imágenes que le significaron su andar por esta vida: retratos de la familia, una copia de la fotografía de Alicia al momento de ser detenida, para que no se le olvidara que debía luchar por su chiquita, decía.  La imagen del Sup que ella arrancó de Gato Pardo convivía con las mantas bordadas a mano de los diferentes caracoles zapatistas.   Todavía unos días antes de partir preguntó: ¿Qué sabes de los compas?

Ahora Martha regresa a San José de Bachíniva, su cuerpo convertido en cenizas reposará junto a sus padres en la capilla familiar. Ahora pienso, después de las múltiples muestras de cariño y respeto para con ella, que Martha no imaginó el valor que tenía su quehacer como cristiana comprometida y activista derecho humanista contra la desaparición forzada. Ella insistía mucho en rememorar sus pasos en esa lejana etapa de preparación de la guerrilla, sin comprender que su posterior quehacer legal, pero opositor, había logrado arrancar a decenas de personas de la prisión, la tortura y la desaparición. En ello y en su solidaridad desbordada, sin límites, se encontraba la esencia de su radicalidad.

 

http://desinformemonos.org/2012/04/hasta-siempre-martha-de-los-rios/print/

México: CONGRESO NACIONAL INDÍGENA: Comunicado urgente.

CONGRESO NACIONAL
INDIGENA

(Comunicado urgente, 4 /XI / 2011)

Al Pueblo de México.

A los Pueblos, naciones, tribus, barrios, comunidades, colectivos y
organizaciones indígenas honestas.

A los medios de comunicación.

A la sociedad civil nacional e internacional.

A La Otra Campaña.

A la Comisión Sezta Nacional e Internacional.

Las autoridades, delegados, comisarios, consejeros, principales, delegados y representantes de pueblos, naciones, tribus, comunidades, barrios, organizaciones y colectivos indígenas honestos participantes en el Congreso Nacional Indígena, Adherentes a la VI Declaración de la Selva Lacandona,  manifestamos nuestra solidaridad con las hermanas y hermanos de los pueblos  Ikoot, Binnizá y Afrodescendientes,  integrantes de la Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIITDTT), que hoy son víctimas de las peores formas de criminalización de su lucha por parte de los malos gobiernos de Felipe Calderón y Gabino Cue, quienes con su mutismo, complacencia, racismo  condescendencia y malinchismo se muestran cómplices de las empresas transnacionales españolas en la violación directa  de derechos de pueblos y comunidades indígenas del Istmo de Tehuantepec, en el marco de la imposición del denominado megaproyecto Corredor Eólico del Istmo.

En Oaxaca, la criminalización y represión de los movimientos sociales ha venido siendo una constante en los gobiernos de José Murat, Ulises Ruíz y Gabino Cué, permitiendo, propiciando  y solapando la existencia y acción de grupos paramilitares prácticamente en todas las regiones del estado, así lo demuestran los casos de San Juan Copala, San Isidro Aloapan, Yosotatu, Tanetze, Xochiapan, Tuxtepec, Unión Hidalgo, Juchitán y la propia Lu’lá’, ciudad de Oaxaca; en estas localidades la acción de grupos armados y pistoleros al servicio de las empresas transnacionales y cacicazgos coludidos con el gobierno del estado en turno han cobrado vidas de un sinnúmero de activistas y luchadores sociales, en su mayoría indígenas. Con toda esta cauda de impunidad a cuestas, resulta aberrante e inexplicable que la ONU haya  entregado recientemente  reconocimientos por la observancia de Derechos Humanos al gobierno del estado de Oaxaca.

Manifestamos
nuestro  repudio a la violenta represión promovida y ejercida  en  contra de la Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIITDTT), por parte de la empresa Desarrollos Eólicos Mexicanos (DEMEX, filial de la española Renovalia Energy), quienes  los pasados 18 y 28  de octubre, acompañados de policías federales y ministeriales agredieron físicamente a compañeras y compañeros de la APIITDTT en los terrenos comunales de Unión Hidalgo y Juchitán, resultando lesionados de dichas acciones represivas, así como el asesinato del C. Reynaldo Ordaz Velázquez, empleado de la empresa DEMEX, originario de la comunidad de La Venta, Agencia Municipal de Juchitán, Oaxaca. Pedimos la investigación de estos hechos descartando la responsabilidad de Rodrigo Flores Peñaloza, en tanto no se encontraba en el lugar de los hechos y puesto que los únicos armados fueron los paramilitares y esquiroles pagados por DEMEX y los policías municipales de La Venta, Oaxaca.

Exigimos
la cancelación inmediata del megaproyecto Corredor Eólico del Istmo, particularmente en los casos de los parajes de Unión Hidalgo (Piedra Larga, Las Palmas, El Llano y Zapotal), así como en el caso del Parque Eólico San Dionisio, que se pretende imponer por la española PRENEAL en la Isla de Pueblo Viejo, ya que en estos dos últimos casos se ha incurrido y se incurre en   la permanente violación de nuestros derechos como pueblos y comunidades indígenas, reconocidos en los Acuerdos de San Andrés, que para nosotros es la máxima Ley de nuestros derechos en México, así como  en el Convenio 169 de la OIT, en la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos Indígenas de la ONU y en la propia Ley de Derechos Indígenas del Estado de Oaxaca.   Las supuestas bondades de la generación de energía limpia, también resultan una falacia pues se han afectado extensiones de montaña baja y manglar en las distintas áreas de la planicie, redundando en pérdidas de acuíferos, soberanía alimentaria y especies en peligro de extinción tanto de aves como de otras especies.

De la misma manera, responsabilizamos directamente a los malosgobiernos, tanto de la federación como del estado de Oaxaca, así como a losgolpeadores y paramilitares contratados por la empresa DEMEX, ante el mutismo y la condescendencia de las autoridades municipales, estatales y federales, por las agresiones y afectaciones físicas y morales que hasta ahora se han dado desde el mes de junio y los pasados 18 y 28 de octubre, así como de las nuevas agresiones  que puedan ser víctimas cualesquier integrante de la Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIITDTT), en particular exigimos el cese el hostigamiento jurídico, se cancelen las averiguaciones previas y posibles y vigentes  órdenes de aprehensión en contra de las compañeras Maribel González Pedro, Guadalupe Castellanos Ramírez, Lucila Bettina Cruz Velázquez, así como de los compañeros Rodrigo Flores Peñaloza y Juan Regalado Martínez.

Los pueblos y comunidades indígenas en lucha y resistencia por la defensa de nuestras tierras y territorios ¡NO SOMOS DELINCUENTES NI NARCOTRAFICANTES¡, por lo que exigimos se suspendan los patrullajes del ejército y la marina de las comunidades de Xadani, Juchitán, Unión Hidalgo y San Dionisio del Mar, así como de la mayoría de las comunidades y ciudades del istmo de Tehuantepec; al igual que en los casos de Michoacán, Guerrero y Oaxaca, demandamos que regresen los militares y marinos a sus cuarteles; no toleraremos más la presencia de la Marina en nuestros territorios y  nuestras casas amedrentando e intimidando a nuestras familias, esposos, esposas, madres, padres e hijos y responsabilizamos directamente a Felipe Calderón de estas acciones anticonstitucionales y de las consecuencias que de ellas se puedan derivar.

Anticipamos que la actual campaña represiva de los malos gobiernos de Felipe Calderón y Gabino Cue, para lo cual recurren al uso de fuerzas militares, marina, paramilitares, policía municipal y esquiroles de la CTM, en contra de nuestros pueblos y comunidades, para despojarnos de nuestras tierras y territorios,  no nos amedrentan ni intimidan en nuestra decisión de reunirnos los pueblos indígenas de México afectados por las empresas transnacionales, para dialogar  y reflexionar sobre posibles soluciones a esta problemática  en nuestro próximo Taller Nacional a realizarse en territorio del pueblo Ikoot, Istmo de Tehuantepec, los próximos 26 y 27 de noviembre; hacemos extensiva la invitación a los adherentes de La Otra Campaña y a las organizaciones civiles defensoras de Derechos Humanos, para observar y  garantizar un buen resultado de este próximo encuentro.

Exhortamos a la sociedad civil oaxaqueña, a los pueblos, naciones, tribus, comunidades, barrios, organizaciones, colectivos y personas honestas indígenas, que representan a la población mayoritaria del estado de Oaxaca, así como a la Sección XXII del SNTE, a promover el diálogo y la organización  desde abajo a fin de evitar el despojo que los malos gobiernos y las empresas transnacionales quieren realizar de las tierras, territorios y recursos de nuestros pueblos.

¡LA TIERRA, LA
MONTAÑA, LOS BOSQUES, LAS PLAYAS,  EL
AGUA Y EL AIRE NO SE VENDEN, SE AMAN Y SE DEFIENDEN¡

¡¡NUNCA MAS UN
MEXICO SIN NOSOTROS¡¡

Por el Congreso Nacional Indígena:

Pueblo Wixárika: Autoridades agrarias y comunitarias de Bancos de San Hipólito, Santa
Catarina Tuapurie y San Andrés Cohamiata, San Sebastián Teponahuastlán
(Jalisco, Zacatecas y Durango); Consejo Regional Wixárika en defensa de
Wirikuta.

 

Tribu Yaqui: Autoridades y gobernadores tradicionales de los ocho pueblos de la
Tribu Yaqui, Sonora, en Resistencia contra el Acueducto ‘Independencia’.

Pueblo Purhépecha: Comunidad Indígena Purhepecha de Cherán;

 Autoridades comunitarias de
Nurío, Michoacán.

 

Pueblo Ikoot: Autoridades Municipales y agrarias de San Mateo del Mar;

Asamblea de Comuneros de Xacambaj, Pueblo Viejo, San Dionisio del Mar,
Oaxaca.

 

Pueblo Nahua: Concejo de Autoridades comunales Autónomas de Ostula, Coire y
Pomaro, de la costa de Michoacán.

Comunidad Indígena de Tuxpan, Jalisco.

Comisariado del Ejido Indígena de Ayotitlán, Mpio. De Cuautitlán, Jalisco.

Consejo de Mayores, Autoridades tradicionales de Ayotitlán, Sierra de
Manantlán, Jalisco.

Comuneros de Milpa Alta, D.F.
en resistencia contra el Arco Sur.

Colectivo Ce-Acatl, D.F.

Pueblo Ñhomdäh: Comunidad de Xochistlahuaca y Radio Comunitaria ‘La palabra del
agua’, Guerrero.

Pueblo Ñhañhu: Comuneros y colectivo cultural y Radio Comunitaria  de San Pedro Atlapulco, Estado de México.

Pueblo Me’pha: Consejo Regional de Autoridades Comunitarias/Policía Comunitaria de
Tlapa, Paraje Montero  y San Luis
Acatlán, Guerrero.

Pueblo Coca: Comunidad Indígena de Mezcala Jalisco.

 Pueblo Ñhu Sabi y Binnizá:
 ConsejoIndígena Popular de Oaxaca- Ricardo Flores Magón (CIPO-RFM), Oaxaca, Colectivo

el Cortamortaja y Radio Arco Iris, Jalapa del Marqués, Oaxaca.

Pueblo Tsotsil y Tseltal:

Plantón defamiliares de presos políticos en Huelga de Hambre por su Libertad, Plaza de laPaz, Catedral de San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

Acompañantes:

Asociación Jalisciense de Apoyo
a Grupos Indígenas (AJAGI, A.C.)

Unidad de Apoyo a Comunidades Indígenas (UACI), Universidad de
Guadalajara.

Asesoría Agraria, A.C.

Pronunciamiento. Congreso Nacional Indígena. Paraje Montero, municipio de Malinaltepec, Guerrero, México.

A Los Pueblos, Comunidades, Tribus y Barrios Indígenas de México.
A Los Pueblos y comunidades indígenas del estado de Guerrero.
A La Sociedad Civil Nacional e Internacional.
A Los Compañeros de La Otra Campaña Nacional e Internacional.

Hacemos de su conocimiento que los delegados que integramos el Congreso Nacional Indígena(CNI) asistentes a la celebración de la XXX Reunión del Congreso Nacional Indígena Región Centro Pacífico, convocada, con base en los Acuerdos de Nurío, por la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias- Policía Comunitaria (CRAC-PC) en el marco de su XVI Aniversario a realizarse en la comunidad Paraje Montero, Municipio de Malinaltepec, Guerrero durante los días 14 y 15 del presente mes y año, hemos resuelto posponer la XXX Reunión del CNI Centro Pacífico por los motivos siguientes:

1.- La Presencia e intromisión de funcionarios del gobierno estatal de Guerrero en el lugar y acto inaugural del evento, pues previo a su inicio se presentó el Secretario de Seguridad Pública del Estado  de Guerrero Ramón Almonte Borja.

2.- En todas las reuniones, asambleas y sesiones del Congreso Nacional Indígena, ejercemos nuestro derecho a la libre determinación y autonomía, evitando al máximo la presencia de representantes de los malos gobiernos, partidos políticos y grupos religiosos.

3.- Ratificamos los siete principios rectores del CNI, los Acuerdos de San Andrés y la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, en donde la autonomía y libre determinación sirven de guía para transformar este sistema capitalista de opresión, explotación y racismo.

4.- Reconocemos y valoramos el esfuerzo organizativo de las comunidades y organizaciones que han logrado conformar y fortalecer la Policía Comunitaria (PC) y la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC).

5.- Saludamos los dieciséis años de lucha y resistencia de la CRAC-PC y estamos seguros que seguirán fortaleciendo su organización autónoma e independiente para acabar con la desigualdad, violencia y discriminación hacia los pueblos que la conforman. Así mismo, agradecemos la hospitalidad y el gran corazón de la comunidad Paraje Montero del pueblo Mee’pha al recibirnos en su territorio.

6.- Alertamos a nuestros pueblos, comunidades, tribus, barrios, organizaciones y a la sociedad civil a estar atentos a las diferentes maniobras que los gobiernos, partidos políticos y empresarios realizan para reprimir, despojar y apropiarse de los recursos y territorios de nuestros pueblos indígenas de Guerrero y México.

7.- Ratificamos el acuerdo tomado en Nurío el 6 de marzo del presente año, avalado por los representes agrarios y autoridades del pueblo Ikojts de San Mateo del Mar, con quienes convocamos a la realización del Taller Nacional de Diálogo y Reflexión sobre los impactos de las empresas transnacionales en las regiones indígenas de México, en la comunidad de San Mateo del Mar, Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, los días 26 y 27 de noviembre del presente año.

8.- Expresamos nuestra solidaridad incondicional con el pueblo nahua de Ostula, exigimos respeto a su guardia comunal. Exigimos la presentación con vida de los comuneros Francisco de Asís Manuel Bautista, presidente del Comisariado de Bienes Comunales, Javier Martínez Robles, Gerardo Vera Orcino y Enrique Domínguez Macías, así como el esclarecimiento del asesinato de los comuneros Pedro Leyva Domínguez y Diego Ramírez Domínguez. También exigimos la inmediata solución jurídica al problema territorial del paraje de Xayakalan en el que se garantice en forma definitiva la tenencia de las tierras a favor de Ostula. Que se cancele el proyecto de construcción de la carretera de Coahuayana a Lázaro Cárdenas; reconocimiento y respeto a la policía comunitaria del territorio nahua de la Costa Michoacana; respeto a la decisión que tomó La asamblea general de comuneros de Santa María Ostula el pasado 20 de julio de 2011, en el sentido de no participar en los procesos electorales estatales del día 13 de noviembre de 2011 en el estado de Michoacán.

9. Con los hermanos purhépecha de Cherán exigimos respeto a su ejercicio del derecho a la autonomía y libre determinación; a sus formas propias de impartición de justicia y de seguridad comunitaria, alto a la depredación de los bosques comunales por los talamontes; respeto a su proceso de reconstitución de su territorio, pueblo y cultura.

10. El pueblo Nahua de Milpa Alta exige respeto a la decisión de los pueblos comuneros de Milpa Alta quienes se oponen al megaproyecto carretero denominado Arco Sur, el cual despojaría del territorio y devastaría amplias Zonas boscosas y mantos freáticos afectando en el suministro de agua a la ciudad de México y la paz y el tejido social de la comunidad

11. El pueblo Wixarika exige la cancelación de los en los proyectos mineros en el territorio sagrado de Wirikuta, tanto los que afectan el lugar sagrado del Cerro Quemado en Real de Catorce, como los que afectan el desierto de wixikuta en el Ejido Las Margaritas en el estado de San Luis Potosí.

12. La tribu Yaqui exige la cancelación del acueducto independencia y que sea frenado el despojo del agua que afecta su territorio ancestral.

13. La comunidad nahua de Tuxpan denuncia la invasión de su territorio por parte de empresas trasnacionales que instalan invernaderos del denominado Grupo frutícola “El Nevado”, así como también exige frenar la siembra de aguacate. Asimismo exigimos que la empresa sunbelle premium trusted se retire del poblado El Taracon asi como la empresa green house instalada en El Nuevo Poblado, ya que dichas empresas disparan sales a las nubes para dispersarlas y que no llueva lo que afecta los suelos, las lluvias y por consecuencia los cultivos y las milpas.

14. La comunidad coca de Mezcala de la Asunción en Jalisco exige la restitución de su territorio, la cancelación de las múltiples órdenes de aprehensión contra diez de sus comuneros y el cese a la represión contra la comunera Rocio Moreno. Exigimos se culmine el agrario juicio por parte de las autoridades correspondientes y se detenga al invasor Guillermo Moreno Ibarra que se tiene desde hace 10 años y se encuentre en etapa de sentencia.

15. La comunidad Ñomnda de Xochistlahuaca en Guerrero exigimos respeto a la radio ñomnda de Xochistlahuaca, denunciamos el acoso militar y caciquil asi como la persecución judicial y exigimos la cancelación de las órdenes de aprensión contra cinco compañeros ejidatarios que han cumplido con los cargos de representación agraria y tradicional de la comunidad Roberto Martínez de Jesús, Eloy Flores Valtierra, Atilano López Díaz, Rodrigo Morales Valtierra y Epifanio Merino Guerrero.

16. Exigimos un alto al hostigamiento a las Juntas de Buen Gobierno de las comunidades zapatistas especialmente la de San patricio, Municipio Autónomo La Dignidad del Caracol V de Roberto Barrios, por parte de los grupos paramilitares en Chiapas. Exigimos la libertad del Prof. Alberto Patishtan y de todos y todas las presas políticas en huelga de hambre y ayuno en Chiapas.

Atentamente
“Nunca más un México sin nosotros”
Congreso Nacional Indígena
15 de octubre del 2011 en la comunidad meepha de Paraje Montero, Municipio de Malinaltepec, estado de Guerrero.

Pueblo Nahua de Tuxpan, Jalisco y Milpa Alta, Distrito Federal

Pueblo Coca de Mezcala de la Asunción, Jalisco

Pueblo Hñahñu de Atlapulco, estado de México

Pueblo Ikojts de San Mateo del Mar, estado de Oaxaca

Pueblo Binnizá de Unión Hidalgo, Oaxaca

Pueblo Triqui de San Juan Copala, Oaxaca

Pueblo Nancue Ñomndaa de Xochistlahuaca, Guerrero

Pueblos Purhépechas de Nurio y Uruapan, Michoacán

Pueblo Ñu Savi de Guerrero

Organizaciones acompañantes

Unidad de Apoyo a las Comunidades Indígenas, Universidad de Guadalajara

Asesoría Agraria

Dado en Paraje Montero, Municipio de Malinaltepec, Guerrero a 15 de Octubre de 2011.


@twewwter

September 2017
S M T W T F S
« Sep    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Join 725 other followers

Archivo