Posts Tagged 'movimiento indígena'

Pueblos indígenas y megaproyectos: las nuevas rutas del despojo.

Las luchas indígenas de las últimas décadas en México –y en general en América Latina– se encuentran marcadas por los nuevos rumbos que el imperialismo capitalista ha tomado, para entrar en una nueva fase económica que diversos analistas denominan acumulación por desposesión.1  De acuerdo con esta tesis, una vertiente importante del capital se está enfocando en despojar a los pueblos de sus riquezas naturales. Aguas, bosques, minas, recursos naturales y los saberes ancestrales y conocimientos asociados a su uso común están perdiendo el carácter de bienes comunes que por siglos han mantenido para beneficio de la humanidad, convirtiéndose en propiedad privada y, por lo mismo, en mercancía, lo que representa un nuevo colonialismo, más rapaz que el sufrido por los pueblos indígenas de América Latina entre los siglos XV y XVIII. Los pueblos lo saben; por eso lo resisten y luchan por liberarse de él.

Para darse una idea de lo profundo de esta transformación es bueno traer a cuenta que la legislación civil decimonónica, recogiendo principios generales de derecho, estableció que sólo pueden ser objeto de apropiación las cosas que no estén excluidas del comercio, lo cual puede ser por su naturaleza o por disposición de la ley. De igual manera expresa que están fuera del comercio, por su naturaleza, las cosas que no pueden ser poseídas por algún individuo exclusivamente –como el sol o el viento– y, por disposición de la ley, las que ella declara irreductibles a propiedad particular –como la tierra y el agua en México, después de la Revolución Mexicana– porque interesa que todos puedan acceder a ella para satisfacer sus necesidades. Es importante notar que fue el propio derecho privado el que durante muchos años estableció que los bienes que no podían ser reducidos a propiedad privada eran todos aquellos necesarios para la existencia de la vida, como el agua, los alimentos y los bosques que proporcionan aire limpio para respirar.
Pero ahora ese principio está siendo rebasado porque los individuos –en este caso, las empresas trasnacionales que controlan el mercado de los alimentos y la industria farmacéutica– intentan apropiarse atoda costa de lo que hasta hace algunos años resultaba inapropiable. De ahí la lucha de los pueblos indígenas para oponerse a tales pretensiones. Detrás de sus reivindicaciones se encuentra su decisión de defender sus recursos naturales, que son el sustento de su vida y su futuro como pueblos; pero eso no es suficiente para que las empresas trasnacionales desistan de su idea de apoderarse de ellos para convertirlos en mercancía. Hasta ahora los gobiernos nacionales han jugado del lado de estas últimas de diversas maneras: modificando los marcos jurídicos que convierten los bienes comunes en propiedad privada; generando políticas que liberalizan la apropiación de esos bienes, y poniendo las organizaciones represivas a su servicio para aplacar el descontento. Frente a tanta agresión, la sociedad reacciona, se moviliza, protesta.
Para entender la forma en que se da este fenómeno en México, el presente documento ofrece una panorámica del territorio mexicano y sus pobladores, poniendo énfasis en los pueblos indígenas y sus territorios; las formas de despojo que se establecen en la legislación mexicana, la mayoría de las veces de manera subrepticia, acompañada de ejemplos concretos de cómo éstos se van materializando en la vida cotidiana. Para quienes pensamos que el desarrollo debe tener en el centro de sus preocupaciones a la gente, entender estos fenómenos es necesario para poder tomar posiciones sobre ellos.

El territorio mexicano y la propiedad de la tierra

México es un país que se encuentra ubicado en la parte meridional de América del Norte. Cuenta con una extensión territorial de 1 millón 964 mil 375 kilómetros cuadrados (km2), equivalentes a 196 millones 437 mil 500 hectáreas (has). De ellos, 1 millón 959 mil 248 km2 (195 millones 924 mil 800 has) son superficie continental y 5 mil 127 km2 (512 mil 700 has) son superficie insular (http://www.presidencia.gob.mx/mexico/). Por la importancia de la biodiversidad existente en su territorio, el país figura entre los 12 considerados como de megadiversidad biológica, junto con Estados Unidos (con quien comparte fronteras por el Norte), Colombia, Ecuador, Perú, y Brasil (en el resto del continente americano), y Zaire, India, China, Madagascar, Indonesia y Australia (en otros continentes).
Otra clasificación de su riqueza y diversidad biológica, afirma que ocupa el cuarto lugar mundial respecto del número de especies de plantas. Con apenas el 1.4 por ciento de la superficie terrestre planetaria, el país posee cerca del 10 por ciento del total de especies conocidas en el mundo; además destaca por la presencia de organismos que no existen en ningún otro lugar. Si se considera sólo la flora, el porcentaje de endemismos oscila entre el 44 y el 63; mientras que para los vertebrados, la proporción es del 30 por ciento, en promedio
La población de México es de alrededor de 130 millones de habitantes. De ellos, 12.7 millones son considerados miembros de alguno de los 62 pueblos indígenas que existen en el país, lo que representa un 10.5 por ciento de su población total, porcentaje bastante significativo de la presencia de los pueblos indígenas en nuestro país.2 De acuerdo con lo anterior, además del español, en México se hablan al menos 62 lenguas originarias distintas, reconocidas como lenguas maternas, sin incluir sus variantes. El dato no es menor: son 63 formas distintas de concebir la vida, la forma de organizarse social, política, económica y culturalmente de sus integrantes, el pasado y el futuro del país y sus habitantes.
La superficie total del territorio mexicano se distribuye en algún régimen de propiedad de los que admite la legislación mexicana, que pueden ser social (ejido o comunidad agraria), propiedad privada y pública (propiedad estatal, colonias o terrenos nacionales), como se puede ver en el cuadro 1.
De éstas, la mayor parte de las tierras pertenecen a los ejidos, seguidos de la propiedad privada, la propiedad comunal y la propiedad pública, correspondiendo a los beneficiarios que tienen acceso a ella un porcentaje similar.3

info1.jpg

Propiedad y territorios indígenas

De acuerdo con la información del XII censo general de población y vivienda y el Censo agropecuario de 1991, en los 1 mil 115 municipios con población indígena se identificaron 15 mil 430 núcleos agrarios, de los cuales 6 mil 830 tienen población eminentemente indígena, lo que representa el 44.2 por ciento del total de la propiedad social de la tierra4. Corresponden a ejidos 5 mil 562 y se concentran en su mayoría en seis entidades: Chiapas, Veracruz, Yucatán, Oaxaca, Hidalgo y San Luis Potosí. En estos estados se localizan dos de cada tres ejidos con población indígena. En lo que respecta a comunidades, se identificaron 1 mil 268, la mitad de ellas en Oaxaca. Le siguen las que se ubican en San Luis Potosí, Hidalgo, Guerrero y Veracruz, como se observa en el cuadro 2.
Cuando se habla de núcleos agrarios con población indígena no se hace referencia a que todos los integrantes de un ejido o comunidad sean indígenas, sino que en el núcleo agrario reconozcan en algún grado a la población indígena con derecho a la tierra. Por ejemplo, de los 6 mil 830 núcleos agrarios, en 1 mil 648, el 90 por ciento o más de las personas con derecho a la tierra son indígenas, mientras que, en 2 mil 128 ejidos y comunidades los indígenas con tierra son menos del 30 por ciento de los sujetos agrarios. La propiedad de la tierra de los pueblos indígenas puede manifestarse en cualquiera de los regímenes de propiedad de la tierra, reconocidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las diversas leyes que la regulan, particularmente la Ley Agraria y el Código Civil. Así podemos encontrar tierras ejidales, comunales, terrenos nacionales (terrenos nacionales y baldíos) y pequeña propiedad. De estas formas de propiedad, la que predomina es la propiedad ejidal, pues ocho de cada 10 núcleos agrarios con población indígena son ejidos y sólo dos, comunidades.
Es de observar que la comunidad agraria no necesariamente corresponde a la comunidad indígena. Existen comunidades indígenas que no son comunidades agrarias (pueden ser ejidos o sus miembros, pequeños propietarios), y también comunidades agrarias, cuyos miembros no son indígenas. De las 2 mil 162 comunidades agrarias registradas en todo el país, sólo el 58.6 por ciento tienen población indígena; el resto se conforma de población mestiza. Esta situación se explica en virtud de que para el reconocimiento, confirmación y titulación de bienes comunales se estableció “el procedimiento agrario mediante el cual los pueblos que guardan el estado comunal solicitaron a las autoridades agrarias les confirmaran y titularan, mediante una resolución presidencial, las tierras que habían poseído de  “tiempo inmemorial’”. Es decir, la asociación del procedimiento agrario de Reconocimiento y Titulación de Bienes Comunales (RTBC) y la Confirmación y Titulación de Bienes Comunales (CTBC) fueron bajo el concepto: “los pueblos que guardan el estado comunal” y no con el concepto “pueblos indígenas”.
La población indígena que tiene derechos sobre la tierra en ejidos y comunidades se concentra básicamente en seis estados (Chiapas, Veracruz, Yucatán, Oaxaca, Hidalgo y San Luis Potosí), su distribución se verifica en casi toda la República Mexicana: en 25 entidades del país se identificó al menos un núcleo agrario con población indígena. Incluso en cuatro entidades del Norte del país (Chihuahua, Sonora, Durango y Sinaloa), la superficie que posee la población indígena representa el 21.3 por ciento del total registrado para estos grupos. Esta distribución necesariamente se refleja en características diferentes de las formas de organización y explotación de la tierra, de ahí que no se pueda afirmar que los núcleos agrarios con población indígena se identifican por una determinada forma de aprovechamiento de la tierra.
La importancia de la población indígena va más allá de su expresión demográfica. Los indígenas representan aproximadamente el 10 por ciento de la población nacional; en cambio, participan en el 22.9 por ciento de los ejidos y comunidades del país; son dueños del 28 por ciento de los bosques y la mitad de las selvas que existen en la propiedad social. Además, en los municipios donde habitan se producen volúmenes muy importantes de agua, como resultado de altas precipitaciones, por lo que son considerados municipios captadores de agua. En síntesis, como propietarios de la tierra y de ciertos recursos naturales tienen una importancia relativa mayor que aquella referida sólo a la población. En la relación con la tenencia de la tierra, los núcleos agrarios con población indígena tienen una importante presencia a nivel nacional.
Estas tierras, además de otras que no les pertenecen porque fueron tituladas a otros pueblos o se las apoderaron los propietarios privados, constituyen los territorios indígenas. De acuerdo con Miguel Bartolomé, para los pueblos indígenas la tierra es el elemento fundamental dentro del cual se inscribe la identidad colectiva, no representa sólo una especial adaptación productiva, sino también una compleja relación simbólica. Parte del conjunto de representaciones colectivas que dan vida a las conciencias étnicas se refieren a los territorios propios como marcos físicos y simbólicos de la experiencia grupal. “La tierra es cultura en la medida en que ofrece un marco propicio para las relaciones productivas y simbólicas de la sociedad, incluso, ya que el territorio es el resultado de la articulación entre la población y su espacio, puede llegar a ser movible si la población se desplaza”5.

info2.jpg

*Abogado, especialista en derecho indígena y asesor agrario

1 Sobre la nueva fase del capitalismo puede verse: David Harvey, El nuevo imperialismo, Akal, Madrid, 2004; y Franz Hinkelammenrt y Duchrow Ilrich, La vida o el capitalAlternativas a la dictadura global de la propiedad, Driada, México, 2004. Sobre la conversión de los recursos naturales en mercancía: James O’conor, Causas naturales. Ensayos sobre marxismo ecológico, Siglo XXI, México, 2001; y David Sánchez Rubio et al, Nuevos colonialismos del capitalPropiedad intelectual, biodiversidad y derechos de los pueblos, Icaria, Barcelona

2 Indicadores socioeconómicos de los pueblos indígenas de México, 2002, INI, PNUD, Conapo, México, 2002, páginas 47-49

3 Héctor Robles Berlanga y Luciano Concheiro Bórquez, “Balance de los territorios agrarios y perspectiva de una reforma agraria en México”, en Carlos

Rodríguez Wallenius et al (coordinadores), Disputas territoriales. Actores sociales, instituciones y apropiación del mundo rural, Universidad Autónoma

Metropolitana-Unidad Xochimilco, México, 2010, páginas 333-335

4 Toda la información sobre tierras indígenas proviene de Héctor M. Robles Berlanga y Luciano Concheiro Bórquez, Entre las fábulas y la realidad: los ejidos y las comunidades con población indígena, Universidad Autónoma Metropolitana-Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, México, 2004)

5 Bartolomé, Miguel Alberto, Gente de costumbre y gente de razón: las identidades étnicas en México, Siglo XXI-Instituto Nacional Indigenista, México, 1997, páginas 86-87.

El CNI y el movimiento indígena en México.

Los días 14 y 15 de este mes, en la comunidad mephaa de Paraje Montero, municipio de Malinaltepec, en plena región de la Montaña guerrerense, se realizará la que puede ser una de las más importantes reuniones del Congreso Nacional Indígena de muchos años. Hay varias razones que inducen a pensar así: una es que la sesión se realizará en territorio de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias –policía comunitaria–, que así celebra sus 16 años de existencia, uno de los procesos más singulares y sólidos de reconstitución de los pueblos indígenas fuera de territorio zapatista; otra, que además de la policía comunitaria convocan al acto pueblos, autoridades y organizaciones indígenas con demandas propias, que día a día enfrentan la agresión del Estado y de capitalistas, nacionales y extranjeros.

Los convocantes han organizado las discusiones en tres mesas, que representan lo que a su juicio son los tres ejes fundamentales por los que actualmente transita el movimiento indígena mexicano: defensa de los territorios indígenas ante las empresas y proyectos capitalistas –sus impactos en el medio ambiente, la salud, la seguridad y soberanía nacional, la seguridad alimentaria y la identidad de los pueblos–; articulación del movimiento indígena y social, a partir de los acuerdos, construcción de alternativas y poder del pueblo, y radios comunitarias, medios alternativos, libres y rebeldes. Vistas con detenimiento, las mesas de análisis recogen las demandas centrales de los pueblos indígenas en la actualidad, las formas de efectuarlas y las estrategias para hacerlas visibles.

Pocos lo recuerdan, pero cuando la sesión se esté realizando, el Congreso Nacional Indígena estará cumpliendo 15 años, lo que, haciendo un símil con una costumbre urbana, permite afirmar que después de ella entrará a su vida adulta. Para que lo haga con paso firme y la frente en alto, no estaría mal que entre las mesas de discusión se incluyera un balance de lo que han sido estos tres lustros vida, tiempo en que sus integrantes han luchado por reconstituirse como pueblos y dejar de ser colonias internas, mano de obra barata para la expansión capitalista. Un recuento de los sucedido en todo este tiempo debería incluir los aciertos y los errores de este andar novedoso, así como sus logros y fracasos, su auge como espacio de articulación de los movimientos y su declive después de varios tropiezos. Una especie de espejo donde mirar el pasado para proyectar el futuro.

Una planeación del futuro del movimiento indígena no puede ignorar el contexto en que las luchas presentes de los pueblos indígenas suceden. Como la temática de la discusión propuesta sugiere, los convocantes son conscientes que la característica central de la agresión en su contra es el despojo en múltiples vertientes: de su patrimonio natural y cultural, pero también de su capacidad de actuar y pensar su propio futuro de acuerdo con sus condiciones y aspiraciones concretas. Lo interesante sería trascender lo conocido –por vivido– y encontrar las causas profundas de este despojo. Tal vez si no se sabe, con esto se descubra que el carácter depredador del capitalismo actual y sus recurrentes crisis son efecto de su fracaso histórico y de su necedad de sobrevivir a costa de la destrucción de la humanidad, aunque en este periodo específico los más afectados sean los pueblos indígenas, por la reserva moral que representan.

Si ésa fuera la conclusión a que se llegara, habría que aceptar también que la crisis actual no es sólo del sistema sino de la civilización. Que la propuesta de modernidad occidental, reflejo de una sociedad específica, aunque haya sido vendida como futuro universal, ya ha dado de sí y para alcanzar una vida de bienestar para todos debe buscarse en otro lado, entre las culturas y propuestas de los pueblos indígenas, por ejemplo. Hace años, buscando algunas ideas al respecto entre los pueblos mixtecos, sus habitantes me dijeron que su futuro podía explicarse como nava ku ka’anu in ñuú –lo que engrandezca al pueblo–, una especie de buen vivir de los países andinos. Llegar a este punto puede ser importante para articular las demandas centrales que han de integrar el programa de lucha de los pueblos indígenas y sus formas de engarzarlas entre ellos. Porque no se trata sólo de ver cómo se remontan los actuales problemas, sino de cómo construimos entre todos otro mundo donde quepan muchos mundos.

De ese tamaño es el reto que enfrentará la próxima sesión del Congreso Nacional Indígena. Y de ella depende en gran parte el futuro del movimiento indígena mexicano.

Francisco López Bárcenas

http://www.jornada.unam.mx/2011/10/14/opinion/016a1pol

Chiapas, México: Las FLN-EZLN 42 años después.

“No nos rendimos… no claudicamos… no nos vendimos…”
“Mientras no haya fuerza para romper frontalmente,
el camino zapatista parece ser el mejor:
poner distancia con el Estado,
sus funcionarios, sus instituciones,
 y sus políticas sociales.
Una política así tiene sus costos:
aislamiento, soledad, pobreza.
Se gana, en cambio, dignidad y autonomía:
machetes con los que desbrozan las malezas
de la confusión y abrir trochas en la selva
 de la políticas sociales.”
Raúl Zibechi
Los trabajos para recibir a la Caravana al Sur del Movimiento por una Paz con Justicia y Dignidad me impidieron concluir este artículo dedicado a los 42 años de fundación de las Fuerzas de Liberación Nacional (FLN), madres/padres del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). Efectivamente, de aquel 6 de agosto de 1969 han pasado más de cuatro décadas que, un grupo de combatientes fundaron en la Ciudad de Monterrey las FLN. El 31 de agosto de ese año la dirección de la FLN comunicaban al pequeño grupo de militantes:
Esta lucha será larga y difícil, pero la victoria es segura, y lo decimos porque conocemos la nobleza y miseria de nuestro pueblo, y conocemos también la cobardía y desvergüenza de nuestros enemigos.
 
(…) La orden del día es prepararse y preservarse, y esto implica una constante superación física y moral.
 
La hora de iniciar la lucha final se acerca y debemos estar listos para no perderla.
Que nuestra divisa sea la del indomable guerrillero suriano Vicente Guerrero ‘vivir por la Patria o morir por la libertad’.”
Las FLN tenían como estrategia la “acumulación de fuerzas en silencio” y la táctica no “chocar con el enemigo”, sin embargo, a 5 años de su fundación, en 1974, las FLN recibieron su bautizo de fuego.  El 17 de septiembre de 1973, había muerto – en un intento de secuestro -, don Eugenio Garza Sada patriarca de la oligarquía regiomontana. Se señaló, entonces, a la Liga Comunista 23 de Septiembre como los presuntos responsables del evento. La muerte del empresario desató una verdadera cacería de militantes en los movimientos armados. En monterrey cayó una “casa de seguridad” de las FLN, el 14 de febrero la “Casa Grande” en Nepantla y, más tarde, el primer campamento guerrillero de las FLN en la Selva Lacandona. Para tal efecto, el ejército federal había llevado a cabo la operación Diamante.
Una segunda etapa de las FLN fue la que se cubrió de 1974 a 1983, quizás la más complicada, y se caracterizó por: la persecución de las fuerzas armadas del Estado mexicano, el reacuerpamiento de la FLN, la búsqueda de sus compañeros desaparecidos en la selva, de luchas internas y  “ajuste de cuentas”. [i]
La tercera etapa la podemos ubicar de 1983 a 1994. El 17 de noviembre de 1983 un pequeño grupo de combatientes fundó al sur de la Laguna Miramar, en el cerro Chumcerro y sin una ceremonia especial el segundo núcleo guerrillero Emiliano Zapata en un campamento al que llamaron La Garrapata. En 1985,  Marcos se sumó al grupo armado en la selvaHabía cumplido 28 años.
Para entonces habían pasado 9 años de la celebración del Congreso Indígena de 1974. Evento que animó la lucha de los derechos de indígenas y campesinos y que derivó, con mucha fuerza en  la lucha por la tierra, la comercialización justa de sus productos, la salud y la educación. El trabajo pastoral de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, orientado por la Teología de la Liberación y la Opción Preferencial por los Pobres, el trabajo de diversas organizaciones políticas y político militares de la izquierda mexicana desarrollaron el trabajo de la organización y movilización indígena y campesina en medio de una brutal represión de las fuerzas armadas del Estado,  de los rancheros y sus grupos armados conocidos como las “guardias blanca”. Se formaron diversas organizaciones campesinas e indígenas “amplias y abiertas” como: la Quiptic ta Lecubtesel (que derivó en la Aric Unión de Uniones), la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC), la Unión de Ejidos 10 de Abril y la Organización Campesina Emiliano Zapata (OCEZ). Estas organizaciones transitaban por tres caminos: “la palabra de Dios”, la “lucha política” y la “lucha económica”. Con la llegada de las FLN iniciaron su camino por la cuarta vía: la armada. En algún momento Marcos comentó: “… lo único que hicimos nosotros fue ponerle un gatillo a la esperanza”.
Así fue. Después de ese noviembre de 1983, las FLN iniciaron un proceso de “10 años de silenciosa acumulación de fuerzas”.  Organizaron a la población y el territorio desde una perspectiva político militar, crearon al Ejercito Zapatista de Liberación Nacional y se prepararon para la guerra. No fue nada sencillo. Marcos comentaba: “luego veíamos como que se caía todo”. La Caída del Muro de Berlín, la declaratoria de la “inviabilidad e la lucha armada” y el proceso de pacificación en Centroamérica complicaron el proceso. Varios “actores sociales” participamos en el intento des-animar a la población de la “lucha armada”. Como pudieron ver el 1 de enero de 1994… ¡Fracasamos! Después de 12 días de guerra y el “cese al fuego unilateral” del gobierno federal, Marcos declaró a la prensa: “lo que sigue es un largo periodo de lucha política”.
Esa declaración marcó una cuarta etapa del zapatismo en Chiapas. Salvo el despliegue político militar del EZLN en diciembre de 1994 y algunas acciones militares de autodefensa – en respuesta a la criminal política militarista y paramilitar de la dupla Zedillo-Croquetas Albores -, esa cuarta etapa se va caracterizar por iniciativas políticas y de paz cuyas tareas concretas quedaron establecidas de la II a la VI declaraciones de la Selva Lacandona. Un periodo en el cual, también vamos a conocer una serie de comunicados y documentos en cuyo contenido está el soporte Ético, el análisis y los aportes teórico políticos del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional.
El pasado 6 de agosto marcaron en el calendario 42 años de ese proceso de organización-lucha-resistencia… 42 años después, las FLN y el EZLN no son los mismos.
El EZLN en el 2011
¿Qué es del EZLN? ¿Existe? ¿Y Marcos? ¿Que ya se vendió? ¿No se sabe nada, no se oye nada? ¿Existe algún libro que de cuenta del EZLN hasta la actualidad? Son preguntas recurrentes cuando el EZLN y su vocero “guardan silencio”. Suelo responder en serio y en broma… Mmmm… “Marcos ha de estar tirado en su hamaca”… “Anda en Francia con su novia”… “De año sabático”… A veces sigue una larga charla, sobre todo con los grupos de estudiantes que siguen llegando para conocer y aprender del proceso zapatistas… o corto por lo sano: ¿Sabeeeeeer?
Para esto, va la versión breve, puntual y actual del EZLN al 2011, o mejor dicho, de la Autonomía de los pueblos Zapatistas del EZLN en Chiapas que se sustenta en:
– La participación de miles de mujeres, hombres conocidas como “bases de apoyo”. Si ponemos atención, al final, podremos ver que es soporte fundamental de ese proyecto son las mujeres – de todas las edades -, y sus quehaceres cotidianos.
– Cientos de comunidades indígenas de Chiapas y muchos más que cientos de comités responsables de organizar, dirigir y todas y cada una de las actividades cotidianas de esas comunidades.
– Los Consejos de Gobierno de los Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas (MAREZ) unidades político administrativas que regulan y tienen bajo su jurisdicción y un número determinado de comunidades zapatistas.
– Las Juntas de Buen Gobierno (JBG), unidades político administrativas en 5 sedes llamadas Caracoles que regulan y tienen bajo si jurisdicción un número determinado de MAREZ.
– Sistemas de salud (con un mejor modelo de atención que el de Sector Salud del gobierno federal) y educativos en cada uno de los Caracoles, es decir, en los territorios de las JBG.
– Sistemas de comunicaciones (civil y estaciones de radio comunitarias), transporte.
– Sistemas de comercio local y regional.
.- Unidades de producción agrícola, familiar tradicional, colectiva (sobre todo en predios recuperados).
– Unidades de producción colectiva de mujeres.
– Y en su ejército, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional.
Una de sus últimas muestras de organización, capacidad de movilización, resistencia y de enorme solidaridad la dieron el pasado 7 de mayo cuando más de 25 mil “bases” se concentraron en San Cristóbal de Las Casas en apoyo al Movimiento por una Paz con Justicia y Dignidad. Para las mujeres, los hombres y los niños de las comunidades más lejanas de la Ciudad de Las Casas, la jornada inició a las 2 de la mañana del día 7 de mayo y concluyó a las 2 ó 4 de la mañana del día 8. Después de de 17 años de resistencia miles de zapatistas del EZLN se movilizaron con sus propios recursos. En fin, Marcos ha dicho, palabras más, palabras menos: “al final de nuestra jornada nuestro parte de guerra será: no nos rendimos, no claudicamos, no nos vendimos…” 

[i] Para mayor información ver los excelentes trabajos Adela Cedillo sobre las Fuerzas de Liberación Nacional: El fuego y el silencio. Historia de las FLN (1979-1974)El suspiro del silencio. De la Reconstrucción de las Fuerzas de Liberación Nacional a la fundación del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (1974-1983). El siguiente estudio de la trilogía de Adela Cedillo abarcará el periodo de las FLN-EZLN de 1983 a 1993.  

http://alainet.org/active/49855

Denuncia: Hostigamiento por parte del mal gobierno. La JBG La Garrucha.

CARACOL DE RESISTENCIA HACIA UN NUEVO AMANECER

JUNTA DE BUEN GOBIERNO EL CAMINO DEL FUTURO
LA GARRUCHA CHIAPAS MÉXICO.

8 de abril 2011

CARACOL III LA GARRUCHA ZONA SELVA TZELTAL

A los compañeros y compañeras de la sexta internacional
A los compañeros y compañeras de ta otra campaña de México y del otro lado
A los compañeros y compañeras de los medio alternativos
A los hermanos y hermana de México del mundo
Al organismo de derechos humanos nacional e internacional consecuentes y honestos.

LA JUNTA DE BUEN GOBIERNO, DENUNCIA A LA OPINIÓN PUBLICA SOBRE LAS PROVOCACIONES DE LAS AUTORIDADES DEL EJIDO CINTALAPA QUE SON: HERLINDO LÓPEZ PÉREZ, MACARIO JIJARES NUÑEZ, LORENZO LÓPEZ CRUZ, MARIANO VÁZQUEZ LÓPEZ, TRANQUILINO GÓMEZ GUTIÉRREZ, ORGANIZADOS POR LOS 3 NIVELES DEL MAL GOBIERNO, FEDERAL, ESTATAL Y MUNICIPAL.

HECHOS OCURRIDOS EN EL EJIDO CINTALAPA MUNICIPIO DE OCOSINGO.
1.- Las autoridades del el Ejido Cintalapa y los tres niveles del mal Gobierno, están obligando a nuestros compañeros para pagar el impuesto predial de la tierra,
A los mediados de marzo del presente año, los compañeros fueron invitados por las autoridades priistas, panistas, para exigirle a los compañeros que entreguen copia de credencial para solicitar un proyecto , para pagar el impuesto de la tierra, y que así obtener el certificado agrario, también le dijeron que todo tendrá que cumplir lo que digan las autoridades, trabajo de la educación oficial, pagar cooperaciones para el nombramiento del agente, el pago de la energía de la luz eléctrica, todo esto los compañeros no aceptaron por que la verdad están en resistencia y no están recibiendo nada del mal gobierno.

Y además tienen autoridades autónomas, educación autónoma y no tiene porque ser obligado en trabajos que ellos no sean beneficiados.

El día 26 de marzo la Junta de Buen Gobierno, mandó un oficio aclarando que los compañeros bases de apoyo del EZLN, estamos en resistencia y no pagamos impuestos de tierra, impuestos de luz, así que aclaramos que no recibimos nada del mal gobierno y no le damos nada.

2.- el día 29 de Marzo las autoridades priistas convocaron una asamblea y dieron lectura al oficio y que el C. Herlíndo Lopez Perez, Macario Juares Nuñez, como mesas directiva no le gusto y empezó a alarmar con la asamblea, y los compañeros se vieron muy presionados intensamente y fueron obligados a hablar a uno por uno para que diga que es lo que quieren, que hablen claro, si quieren sus tierras o no y así los compañeros decían que ellos van a resistir, pero las autoridades ejidales no quedaron conformes y también fueron obligados de firmar una acta de acuerdo que su contenido esta totalmente en contra de la autonomía y la resistencia, pero los compañeros no firmaron y las autoridades se encabronaron y que le dijeron a los compañeros con palabras amenazantes de privar su derecho y serán despojados en el Ejido, y que solo tienen un plazo de 5 días para pensar, y que diga claro si es que entregan la copia de la credencial electoral, pagar el impuesto predial, impuestos de luz, y firmar el acta de acuerdo.

De todo estas provocaciones que esta haciendo las autoridades del Ejido Cintalapa juntos con los mañosos de los malos gobernantes, federal, estatal, municipal.

Nosotros como bases de apoyo del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional, denunciamos enérgicamente, La política del mal gobierno que está creando la desinformación y contundir a la gente honesta que lucha y resiste, su plan de contra insurgencia es crear terror y miedo a la sociedad.
El mal gobierno usa y compra a gentes que se presta y se vende por unas cuantas monedas, porque además son sus mismos aliados para hacer trampas y armar mentiras manipulantes.

Pero nosotros los zapatistas mantenemos con firmeza la dignidad y resistencia, y vamos a defender a nuestros compañeros, aunque el mal gobierno trata de destruir con sus engaños y limosnas.

Nosotros los zapatistas no nos rendimos, no nos vendemos, ni claudicamos, declaramos fuertemente que aquí estamos, aquí estaremos y aquí seguiremos y no vamos a permitir que estos priistas hostiguen mas a nuestros compañeros que están en resistencia, vamos a defender el derecho de estos compañeros por que sabemos muy bien que esto es un plan del mal gobierno, y la declaramos culpable de todo lo que esta pasando y que lo sepa muy bien el mal gobierno que no vamos a pagar los impuestos prediales, no vamos a pagar el impuesto de la energía eléctrica, no vamos a darle nada al mal gobierno, por que nosotros no estamos recibiendo nada.

Hermanos y hermanas del mundo esto es lo que está pasando en el ejido Cintalapa perteneciente del Municipio Autónomo Ricardo Flores Magón.

ATENTAMENTE LAS AUTORIDADES DE LA JUNTA DE BUEN GOBIERNO
Raúl López Gómez, Lauro Hernández Gutiérrez, Edgar Alvarez Gómez, Reveca Lorenzo Cruz, Pedro Gutiérrez Guzmán.

http://enlacezapatista.ezln.org.mx

Comunicado del Consejo Autónomo Regional de la Zona Costa de Chiapas.

Zona Costa de Chiapas, 26 de Febrero de 2011.

A nuestr@s hermanas y hermanos del Ejido San Sebastian Bachajón y de la comunidad de Mitzitón.

A nuestr@s hermanas y hermanos zapatistas.

A nuestr@s compañer@s de La Otra Campaña.

A nuestr@s compañer@s de la Zezta Internazional.

A la sociedad civil en Mexico y en el mundo.

Ante la total falta de respeto al pueblo y los derechos humanos de parte del Estado Mexicano y del Estado de Chiapas, aunque digan en todas las declaraciones y fotos que cumplen, los que somos gente sencilla y humilde, padecemos a diario la guerra declarada a la libertad, a la justicia, a la vida digna, a la organización en todos los rincones de nuestra tierra, nuestras costas, pueblos y barrios. En México y en Chiapas, las cárceles se llenan para controlar y desarticular a quienes de manera independiente luchan y se organizan.

Nosotras y nosotros, habitantes de los pueblos, pesquerías y barrios que conforman el Consejo Autónomo Regional de la Zona Costa de Chiapas, hacemos del conocimiento de todos y todas que llevaremos a cabo una Marcha Motorizada desde la Costa hacia el Cereso de El Amate y Tuxtla Gutiérrez, el 2 de marzo, día en que cumple el plazo legal para liberar a nuestros compañeros.

También nos sumamos al llamado a movilizarnos el 7 y 8 de marzo de manera global en una Jornada Mundial por la liberación de los presos políticos de San Sebastián Bachajón, del Consejo Autónomo Regional y de todo Chiapas. Actividad que ha sido una propuesta desde Nueva York, por los compañeros del Movimiento de Justicia en el Barrio, que son parte de la Zezta Internacional. Llamamos a la sociedad civil, al pueblo, a las organizaciones, movimientos, colectivos y redes en todo el país y en otras partes del mundo a realizar acciones, cada quien a su modo ese día para repudiar esta política represiva y exigir la libertad de los presos políticos de Chiapas.

Nuestros presos políticos, los defensores de Derechos Humanos Nataniel Hernández Nuñez, Jose María Martínez Cruz y Eduardo Alonso Martínez Silvas, han sido objeto de maltratos, irregularidades y arbitrariedades en su detención. Asimismo, los otros compañeros que han sido detenidos. Ahora amenazan con ordenes de aprehensión a los compañeros que habían sido comisionados a la mesa de diálogo que el gobierno convocó el mismo día 22 de febrero, simulando el diálogo, mientras preparaba la agresión que ya habían decidido.

Queda claro que desde el poder, la lucha social en el Estado, es un estorbo y un crimen. Responsabilizamos al gobernador Juan Sabines y al secretario de gobierno del Estado de lo que pueda pasar, ellos son los que incumplen con su trabajo de servir al pueblo y ponen en riesgo la “gobernabilidad en el Estado de Chiapas y la paz social”.

En estos días se ha desatado una guerra más contra los pueblos que luchan y resisten al despojo en todo el estado, la ofensiva de los intereses económicos y políticos contra los pueblos es muy fuerte, pero no lograran derrotar la dignidad y la resistencia frente al despojo, la injusticia y la represión. No dejaremos de luchar, no nos han rendido, no lograran su objetivo de destruir la esperanza y la fuerza que nos da seguir luchando por una vida diferente y digna.

¡¡¡PRESOS POLITICOS LIBERTAD!!!

¡¡¡DESDE LA COSTA HASTA LOS ALTOS, LOGRAREMOS SU LIBERTAD, CUESTE LO QUE CUESTE!!!

CONSEJO AUTONOMO REGIONAL DE LA ZONA COSTA DE CHIAPAS.

PRONUNCIAMIENTO: ENCUENTRO DE ORGANIZACIONES Y LUCHAS DE LA OTRA CAMPAÑA.

PRONUNCIAMIENTO PARA EL ENCUENTRO DE ORGANIZACIONES Y LUCHAS DE LA OTRA CAMPAÑA

DEL FRENTE DE PUEBLOS EN DEFENSA DE LA TIERRA Y EL MOVIMIENTO POR JUSTICIA DEL BARRIO

13 de Noviembre del 2010

A nuestr@s compañeras, compañeros, hermanas y hermanos de La Otra Campaña:

El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de Atenco, y el Movimiento por Justicia del Barrio de Nueva York, les damos la bienvenida a esta tierra, a este pueblo de gente digna que hoy es un referente de las luchas de resistencia que demuestra que la unión de nuestras fuerzas pueden doblegar a nuestros enemigos e ir ganando batallas.

El Movimiento por Justicia del Barrio y el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra les da la bienvenida al Encuentro de Organizaciones y Luchas de La Otra Campaña. Nosotr@s los invitamos a esta convocatoria como una forma de dar otro paso y contribuir en la organización de nuestras luchas un granito de arena para la construcción de este mundo nuevo que queremos.

Nuestra esperanza también es crear la unidad entre todas y todos que somos La Otra Campaña. Ahora más que nunca, el pueblo digno que hace lo que es La Otra Campaña debe de unirse en todas partes y en todas formas posibles.

Nosotr@s pensamos que es necesario encontrar más formas de apoyarnos los un@s y las otr@s porque no nos olvidamos y nos olvidaremos que en La Otra Campaña: Si tocan a uno, nos tocan a todos.

Nuestro deseo es fortalecer a las dignas luchas de La Otra Campaña.

Nosotr@s reconocemos que aquí no están tod@s los que somos La Otra Campaña. Por eso estamos claros que las propuestas y resoluciones que salgan de este encuentro no representaran la voz de tod@s los que somos La Otra Campaña. Pensamos que lo que salga de este encuentro es una aportación más, de los que están presentes, a la construcción, desde abajo y a la izquierda, de La Otra Campaña.

En este Encuentro de Organizaciones y Luchas de La Otra Campaña, los rebeldes que están aquí que luchan por dignidad y en contra del sistema capitalista y el mal gobierno del PRI, PAN y PRD, se reúnen para dar voz a su presencia, a su rabia, a su lucha y a sus sueños.

En estos días, juntos estaremos rompiendo las barreras que el poder construye para dividirnos; escucharemos la voz del otr@, y aprenderemos un@ del otr@s.

Hoy nuestro país y nuestro mundo esta en grave peligro por causa del sistema capitalista y sus sirvientes en el mal gobierno que en México esta compuesto por los partidos políticos del PRI, PAN y PRD. Los dueños del poder y del dinero han decidido devastar lo poco que nos queda al costo que sea y no permiten que nadie se interponga en sus planes de destrucción y muerte, que ellos llaman de progreso y modernidad.  Han desatado una guerra en contra de nuestros pueblos para despojarnos de nuestro territorio y recursos naturales. Han criminalizado nuestras luchas y aplicado la guerra de baja intensidad, planes de contrainsurgencia y de control de población. Nosotr@s hemos vivido en carne propia esta política de represión: asesinaron a compañeros, el ejército vestido de policía federal violó a las mujeres; junto con la policía estatal entraron a nuestras comunidades allanando  nuestras casas, golpeando y torturando a nuestros jóvenes, ancianos, hombres, mujeres y niños.  Mucha gente ha sido desplazada de sus comunidades o ha tenido que emigrar a otro país por la represión o por la extrema pobreza que se vive en nuestras comunidades. Nuestros pueblos experimentan el desplazamiento global cuando el sistema capitalista y el mal gobierno nos forzan a inmigrar a los Estados Unidos. Ya estando ahí, nuestra población migrante se enfrentan al racismo, explotación, marginación cotidiana y enfrentan otra forma de desplazamiento de sus barrios y sus comunidades.

Por ese motivo hoy comprendemos mejor los años de resistencia de nuestros hermanos y herman@s de las comunidades indígenas Zapatistas en Chiapas, que hasta hoy siguen siendo agredidas por los grupos paramilitares y el ejército del mal gobierno compuesto del PRI, PAN y el PRD. Nosotr@s sabemos que la construcción, de parte de tod@s los de abajo, de La Otra Campaña es la única esperanza que tenemos como pueblos. Todo esto hace necesario que nos sigamos juntando en encuentros como este para encontrar formas de parar la destrucción, encarcelación y muerte que los de arriba desean para todo nuestros pueblos.

Necesitamos seguir luchando y organizándonos en nuestras comunidades.

En nuestras comunidades rurales como lo es San Salvador Atenco es importante seguir, desde abajo y con todos l@s de abajo que somos, organizándonos ejido por ejido en nuestras comunidades.

En nuestras comunidades urbanas como lo es El Barrio, Nueva York es importante seguir, desde abajo y con todos l@s de abajo que somos, organizándonos  puerta a puerta, edificio por edificio y cuadra por cuadra.

Nosotr@s, Movimiento por Justicia del Barrio y el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, pensamos que organizándonos con nuestras bases, cada quien a su modo, en cada comunidad donde estamos en todo nuestro país es la forma que podremos realmente fortalecer La Otra Campaña.

Tod@s los que somos de La Otra Campaña caminamos a lo largo de una falla en tierras de resistencia y opresión. Nosotr@s queremos seguir construyendo lado a lado con tod@s unidos el camino rumbo a un futuro con dignidad.

Compañeras, compañeros, hermanas y hermanas:

Les damos las gracias por acompañarnos en este encuentro. Nosotr@s sabemos que cada vez que nos juntamos, retamos al sistema que intenta dividirnos.

En este encuentro esperamos levantar como banderas todas nuestras diferencias y seguir caminando junt@s para defender nuestras tierras, nuestras culturas, nuestras identidades, nuestros amores, nuestras autonomías.

Nosotr@s tenemos la esperanza de seguir luchando para que nuestros sueños de crear ese otro mundo que tod@s queremos se haga realidad.

Sean todas y todos bienvenidos.

¡Zapata Vive! La Lucha Sigue!

¡Que Viva La Otra Campaña!

Movimiento por Justicia del Barrio y el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra

Via Campesina: La CBD no paró la comercialización de la biodiversidad.

(Yakarta, el 12 de noviembre 2010) Las delegadas y los delegados de La Via Campesina que asistieron a la conferencia del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CBD) en Nagoya del 19 al 29 de octubre de 2010 lamentan que la conferencia no lograra alcanzar una decisión radical para parar la comercialización y destrucción en masa de la biodiversidad.

A pesar de las decisiones positivas para imponer una moratoria en la geoingeniería y para conservar la moratoria de la tecnología Terminator, la conferencia no logró tomar las medidas decisivas necesarias para parar la pérdida de biodiversidad que amenaza nuestra supervivencia.

La Via Campesina celebra la moratoria en la geoingeniería puesto que se considera a esta tecnología una propuesta falsa y perjudicial para revertir el cambio climático. No cuenta con el potencial, tal y como se ha afirmado, para reducir la producción de emisiones de gases de efecto invernadero. Al contrario, modificar la superficie terrestre, los océanos y la atmósfera de esta manera probablemente tendrá efectos devastadores en la biodiversidad. Animamos a los delegados y delegadas de las próximas negociaciones sobre cambio climático COP16 de Cancún para finales de este año a que apoyen la moratoria impuesta en Nagoya.

Sin embargo, a pesar de estos pasos positivos, el CBD no logró rechazar varias iniciativas que amenazan en la actualidad la biodiversidad en nombre de la nueva “economía ecológica”. La economía de los ecosistemas y la biodiversidad (TEEB por sus siglas en inglés), que promociona la comercialización de la biodiversidad al asignarle un valor económico, vivió una gran oposición por parte de algunas delegaciones como Bolivia. No obstante, a pesar de que algunas propuestas específicas no se adoptaron, el CBD decidió seguir desarrollando los aspectos económicos de los servicios del ecosistema al crear el TEEB. El CBD busca incluso una cooperación en este asunto con otras organizaciones de las Naciones Unidas y el Banco Mundial; un desarrollo muy negativo al que La Via Campesina se opone férreamente.

Es más, en Nagoya, los gobiernos de Australia, Canadá, Finlandia, Francia, Alemania, Japón, Noruega, Suecia, Suiza, el Reino Unido y los Estados Unidos de América prometieron dar apoyo a los costes operativos del REDD+ (la reducción de las emisiones de la deforestación y la degradación de los bosques), negociado en COP15. Este mecanismo permite que los países desarrollados sigan contaminando al pagar a los países en desarrollo para que capturen carbono en proyectos como las plantaciones monocultivo. Las iniciativas del REDD+, que los movimientos de agricultores rechazan abiertamente, componen la tendencia a la “apropiación de tierras” en el sur del globo, que expulsa a los agricultores de sus tierras por el interés de los agronegocios.

Según Guy Kastler de La Via Campesina «En Nagoya vimos claramente que el consentimiento previo de las comunidades ante los acuerdos de acceso y participación en los beneficios (ABS por sus siglas en inglés) no funcionará porque los tenedores de las patentes rechazan divulgar las fuentes de sus “invenciones”. A las poblaciones locales les resulta imposible reclamar cualesquiera beneficios por las plantas y los conocimientos que han cultivado durante siglos. Está claro que se precisan otros mecanismos».

El objetivo de Aichi, que se propuso en Nagoya como medio para limitar la pérdida de biodiversidad en las áreas protegidas, dista mucho de ser satisfactorio. La creación de las áreas protegidas se ha usado en el pasado para desahuciar a los agricultores y la población indígena de sus tierras cuando son precisamente ellos los que defienden la diversidad en primer lugar.

La delegación de La Via Campesina observó durante la COP10 del CBD que la organización no reconocía claramente el papel de los pequeños agricultores y la población indígena como principales defensores de la biodiversidad. Los intereses de las empresas transnacionales, que pudieron financiar un elevado número de grupos de presión, se han acomodado mucho más que los derechos de estos defensores inherentes de la biodiversidad global. Mientras que varios gobiernos occidentales enviaron a grupos de presión de las empresas transnacionales para negociar en su nombre, no enviaron ni tan siquiera a una persona indígena o un agricultor. El gobierno francés, por ejemplo, incluyó en su delegación oficial a representantes de la industria de las semillas mientras que la delegación brasileña incluyó a grupos de presión de la industria petrolífera.

Coleen Ross, del Sindicato Nacional de Agricultores de Canadá, afirmó lo siguiente: «La biodiversidad es vida. Allá donde se destruya la biodiversidad, la vida humana estará en peligro. Las soluciones a largo plazo ante la dramática pérdida de biodiversidad estarán, en última instancia, en las manos de los pequeños agricultores y la población indígena y no en la comercialización de la biodiversidad que es la que la destruyó en primer lugar». Por tanto, es crucial que se rechacen todas las soluciones de mercado y se reconozca y apoye a la agricultura sostenible de las explotaciones agrícolas familiares y a la población indígena para mantener la biodiversidad global.

—–
International Operational Secretariat
La Via Campesina
Jl. Mampang Prapatan XIV/5, Jakarta Selatan 12790, Indonesia
Tel: +62-21-7991890
Fax:+62-21-7993426
Web: www.viacampesina.org

 


@twewwter

March 2017
S M T W T F S
« Sep    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Join 726 other followers

Archivo